Los mejores electrodomésticos

¿Recomendarías una lavadora de carga superior?

Lavadoras de carga superior

Siempre que hablamos de lavadoras, la primera imagen que se nos viene a la mente es una lavadora de carga frontal. Después podremos imaginarla de diferente color o diseño, o de una marca u otra, pero pocas personas, pensarán en una lavadora de carga superior.

Sin embargo, hay otros países en los que es muchísimo más habitual encontrar este tipo de lavadoras en las viviendas. Quizá te preguntes que cuál es el motivo … Pues así de repente, no sabría darte una respuesta. Supongo que las diferencias en los hábitos entre un país y otro podría ser una de las causas.

Lavadora de carga superior cerradaDe hecho, en la mayoría de los hogares españoles tenemos tan asociado que las lavadoras son de carga frontal, que mucha gente las llama “lavadoras normales”, como si las lavadoras de carga superior fuesen algo raro o excepcional.

Es cierto, que no es lo más habitual encontrar estas lavadoras en los hogares, pero sin embargo debéis saber que, a pesar de ser bastante desconocidas, cuentan con muchas ventajas.

Por qué se compran

Dado que, como decimos, no es lo más frecuente comprar lavadoras de carga superior, la primera pregunta o reflexión que podemos hacernos, es “por qué se compran”, porque seguro que quien lo hace, tiene un motivo específico para ello.

Pues bien, probablemente lo tenga, y casi con toda certeza sea el espacio. Estas lavadoras son ideales para los pisos más pequeños que disponen de menos sitio para instalar los electrodomésticos.
Al tener la apertura para la carga en la parte superior, son mucho más estrechas que las lavadoras de carga frontal, lo que te permite aprovechar al máximo el espacio, cuando éste se convierte en un hándicap en nuestra cocina.

Aunque también es importante tener claro, que el hecho de que sea una lavadora con medidas más reducidas no afecta a su capacidad, ya que estas lavadoras pueden lavar hasta 7 kg de colada. Algo que es más que suficiente para una familia de tamaño medio.

Pero además de esto, ¿sabías que la principal ventaja también reside en su comodidad? Pues así es. Quizá no lo habías pensado, pero la tarea de meter la ropa al tambor de la lavadora requiere el esfuerzo de agacharse, si se trata de una lavadora de carga frontal. Este gesto que tantas veces repetimos, dado que solemos poner varias lavadoras a la semana, no tendremos que hacerlo con una lavadora de carga superior, por lo que son perfectas para aquellas personas con problemas de espalda, y también muy aconsejable para las personas mayores, ya que no tendrían que forzar una postura incómoda, pudiendo introducir la ropa al tambor por la parte de arriba del electrodoméstico.

Quizá si ahora mismo estás en el momento de comprar una lavadora nueva, y te estás planteado elegir una de carga superior, no sepas a dónde acudir o qué marcas de electrodomésticos disponen de este tipo de lavadoras.

En ese caso yo te recomendaría que acudas a Bosch o a Balay. Ambas marcas venden lavadoras de carga superior, y concretamente el modelo 3TL865 de Balay tiene una muy buena relación calidad precio.
Este modelo cuenta con la función pausa+carga que es de mucha utilidad para despistados como yo, que siempre olvidan alguna prenda de última hora. También disponen de programación diferida lo cual es perfecto para hacer que tu lavadora termine su ciclo de lavado justo cuando vas a llegar a casa, o al levantarte por la mañana.

¿Por qué hay tan pocos modelos?

A pesar de que este tipo de lavadoras pueden ser la solución perfecta para muchos casos ganando espacio y comodidad, pero sin perder prestaciones, es cierto, que si vamos a una tienda a comprar una lavadora nueva, vamos a encontrar muy pocos modelos de carga superior, incluso muchas tiendas no disponen de ninguno en su exposición.

¿Y por qué hay tan pocos modelos entonces?  Realmente esta es una pregunta difícil de responder y si os sirve de algo, mi punto de vista respecto a esto es el siguiente: Yo creo que en primer lugar encontramos tan pocos modelos en el mercado, porque la gente todavía es muy reticente a comprar este tipo de lavadoras. La lógica del mercado es que, si se venden poco, también fabrican pocos modelos.

Quizá una de las razones por las que la mayoría de los hogares no eligen este tipo de lavadoras es principalmente porque las cocinas hoy en día vienen preparadas con el hueco para lavadoras de carga frontal, y en el caso de que diseñes tu cocina desde cero y esto te permita elegir cualquier tipo o medida de electrodoméstico, muchas personas piensan que por su reducido tamaño no van a ser suficientes para su día a día. Aunque esto no es exactamente así. Conozco muchas personas que piensan esto, y sin embargo su lavadora tiene una capacidad de 6 kg de carga, mientras que existen lavadoras de carga superior con una capacidad de 7 kg como os decía antes.

También hay quien piensa que no cuentan con los mismos programas que el resto de las lavadoras, o que no van a obtener los mismos resultados de lavado. Si echáis un vistazo por ejemplo al modelo de Balay que os mencionado más arriba, veréis que no cierto, puesto que cuentan también con programas específicos para cada necesidad.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*