Horno

Trucos para una cocina económica: controla el consumo del horno

Desde hace unos años las continuas subidas en la factura de la luz hace mella a los bolsillos de los hogares, provocando un enfado generalizado por parte de los consumidores. Y no es para menos, la realidad es que durante la crisis el precio de la luz registró un aumento más que significativo, provocando que las cocinas baratas se enfrentaran a un gasto mayor. ¿La repercusión? Miedo generalizado a utilizar electrodomésticos baratos de mayor consumo.

Los profesionales manejan datos sobre los electrodomésticos que equipan las cocinas económicas  y entre ellos se refleja el consumo del horno. Existen cálculos resultantes del consumo energético del horno. A pesar de lo que piensan la mayoría de personas, estos cálculos reflejan que utilizar el horno en el hogar es mucho más barato que comprar alimentos cocinados en cualquier establecimiento.

Puede parecer que utilizar durante varias horas el horno en la cocina barata de tu hogar va a suponer un gasto excesivo de energía y por tanto una factura de la luz demasiada elevada. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Usar el horno de tu cocina económica es bastante asequible, es más, si lo comparas con el precio de los alimentos horneados que compras en las diferentes tiendas de comida, puedes salir ganando.

En la actualidad, la mayoría de los hogares modernos equipan sus cocinas baratas con hornos eléctricos. Son muchos de estos electrodomésticos baratos los que están regidos por la etiqueta de clase de eficiencia energética, siendo los de clase A los que menos gastan y los de clase D los que más. Elige un horno eléctrico para tu hogar con la mejor eficiencia y benefíciate de mejores prestaciones.

Si eres de los que te preocupa el consumo energético del hogar y quieres ahorrar al máximo, debes de tener en cuenta una serie de factores a la hora de utilizar el horno eléctrico de tu cocina económica:

– Usa la potencia del horno de con sentido común. El horno no se va a calentar más rápido si lo haces a la máxima potencia. Elige una potencia adecuada para ello.

– No abras la puerta del horno durante su uso, a no ser que sea indispensable. Cada vez que abres la puerta, éste pierde hasta 25ºC y como es normal, necesitará más energía para recuperarlos.

– Aprovecha mejor el espacio interior. Si dispones de un horno con bastante capacidad en tu cocina económica, puedes aprovechar y cocinar dos recetas al mismo tiempo.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*