Sabías que…

Trucos para congelar los alimentos

Alimentos congelar

Cocinar para toda la semana

Hola a todos. El ritmo de vida actual hace que no podamos comer todos los días comida cocinada ese mismo días. Tampoco nos podemos permitir el lujo de comprar alimentos frescos todos los días. El trabajo ha modificado nuestros hábitos de vida y debemos congelar la comida. Este post versará sobre las mejores comidas para congelar y cómo debemos hacerlos así como de aquellos alimentos que no debemos congelar bajo ningún concepto.

El sábado y sobre todo el domingo son los días que más tiempo libre tienen las personas. No es raro que las personas utilicen las horas para cocinar y luego congelar para tener comida el resto de la semana. Vamos a ver los alimentos que mejor se mantienen en el congelador:

Congelar alimentos

  • Frutas: Debemos limpiarlas bien antes de congelarlas. No todas las frutas aguantan bien la congelación. Las que mejor aguantan dentro del congelador son las fresas, los plátanos, las sandías, los melones, las frambuesas y las cerezas. La apariencia después de congelarlas será poco atractiva por lo que lo mejor es que se utilicen para zumos, batidos o helados.
  • Verduras: Casi todas se pueden congelar. No es muy recomendable las que se vayan a comer en crudo como pueden ser el tomate, el pepino, las lechugas o los pimientos. Para cocinarlas, no se tendrán que descongelar. Solo se tendrán que poner en agua hirviendo para cocerlas.
  • Carne: En el caso de meterlas en el congelador en crudo, no se tendrá que lavar para que no pierdan calidad. Para congelar carnes de vacuno, cerdo, cordero y aves, se tendrán que quitar nervios, tendones y grasa. La carne de vacuno y la de ave aguanta en el congelador entre 10 meses y un año mientras que la carne de cerdo y cordero se conservará entre 6 y 8 meses.
  • Pescado: Lo más recomendable es congelar solo pescados que estén muy frescos para evitar infecciones. Los mariscos se tendrán que cocinar previamente.
  • Pan: El paso previo será cortarlo en rebanadas. Las bolsas de congelación serán un gran aliado para meter los trozos en el congelador. Para descongelarlo, se puede tostar directamente o dejar que se descongele a temperatura ambiente.

Los envases mejor con tapa y etiquetados

Preparar un día comida para toda la semana es una labor que se puede volver de alto riesgo si no se es muy metódico. El primero de los consejos es no meter en el congelador una receta que se acaba de terminar. El cambio brusco de temperatura puede dañar los alimentos por lo que se debe dejar enfriar y solo entonces meter al congelador.

Cuando alguien concina el sábado es lo más normal del mundo que no se acuerde de lo que tiene en el congelador el jueves siguiente. Es por esto que se recomienda tener una organización casi militar del congelador. Lo mejor es poner en cada cajón del congelador un tipo de alimento para poder seleccionarlo lo más rápido posible.

Dentro de los tipos de alimentos también se pueden tener problemas. No es lo mismo comer pollo que conejo ni mejillones que merluza. Esto hace que una recomendación esencial sea etiquetar los alimentos que se han cocinado. Para ello, lo primero será meter en recipientes totalmente herméticos los platos. Lo mejor es que sean de plástico que es el material que mejor reacciona a los cambios de temperatura. La recomendación de todos los expertos en congelación es que no se llene el recipiente por completo. Esta medida se toma porque el alimento al congelarse ocupará más espacio y puede romper el plástico y derramarse por el congelador aunque sea congelado.

Se deben tener muy presentes también los alimentos que nunca se deben meter en el congelador. En el puesto número uno se encuentran las tartas y los pasteles. Es muy común que se haga tras haber sobrado de una celebración, pero se pueden agrietar durante el proceso de descongelado y perderán consistencia. Lo mismo pasará con los guisos. En el top tres de alimentos no congelables se encuentra también la mayonesa. Al descongelarla se quedará una masa sólida que no será nada comestible ya que habrá perdido la mayoría de su gusto y textura.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*