Valoraciones

Secadoras para épocas de invierno

Hoy en día tenemos mucho de casi todo, y nuestro armario es el fiel reflejo de esto. Antiguamente tenían tan solo una vestimenta para entre semana y un traje que reservaban para los domingos. Sin embargo, actualmente, utilizamos ropa diferente cada día y eso hace que tengamos que poner más lavadoras.
Muchas veces, solo por este motivo necesitamos comprar una secadora que nos facilite la tarea del secado, pero en ocasiones, el espacio donde instalarla se convierte en un problema. En estos casos, quizá te sea de ayuda comprar secadoras de carga superior, que al igual que ocurre con las lavadoras de carga superior, son de tamaños más reducidos, sobre todo en cuanto anchura se refiere, y por tanto, es más fácil encontrar un hueco donde instalarlas.

Es cierto que no son las más habituales. Al igual que ocurre también con las lavadoras, estamos mucho más acostumbrados a ver secadoras con un tipo de carga frontal, pero que no hayamos oído hablar de ellas o no tanto como las otras, no significa que no existan.

De hecho, después de leer este post, quizá te convenzas de que una secadora de carga superior es exactamente lo que necesitas para tu casa.

 

¿Carga superior o frontal?

Sin menospreciar en absoluto a las secadoras de carga frontal que evidentemente hacen un papel muy importante en muchos hogares, os diré que las secadoras de carga superior pueden ser la solución perfecta para aquellas casas en las que la falta de espacio se convierte en un inconveniente. Y es que tan solo 20 centímetros pueden marcar una gran diferencia. La diferencia entre poder tener una secadora o no tenerla.

Hay que reconocer que la mayoría de las cocinas en nuestro país, distan mucho de ser tan espaciosas como las que estamos acostumbrados a encontrarnos en los catálogos o revistas, y que en muchas ocasiones hay que hacer auténticas maravillas para encontrar un hueco donde instalar algunos electrodomésticos.

Seguro que a más de uno os ha pasado que os habéis planteado comprar una secadora, y tras medir y calcular el hueco que disponemos para ello, hemos acabado abandonando la idea porque ese hueco era insuficiente.

La gran ventaja de las secadoras de carga frontal es que oscilan entre los 40 y 45 cm de ancho y por tanto, quizá no dispongas del espacio suficiente para instalar una secadora de las que llamamos comúnmente “normales”, o de carga frontal, pero sí tengas suficiente espacio para esos 40 cm que ocupa una secadora de carga superior.

Otra ventaja importante es el tipo de carga. Al introducir la ropa por la parte superior resultan mucho más cómodas que las otras, que tienes que cargarlas agachado y mediante posturas más incómodas. Son perfectas pues también para aquellos que sufren de dolores de espalda o para personas más mayores que tienes ciertas limitaciones en su movilidad.

 

¿Evacuación o condensación?

Pues bien, ahora que ya sabes todas las ventajas de tener una secadora de carga superior, debes decidir si elegir una de evacuación o de condensación.

Si no tienes claros estos conceptos y no diferencias bien unas de otras, te diré que las secadoras de evacuación son las primeras que salieron al mercado y su funcionamiento consiste en tomar el aire del ambiente, calentarlo mediante resistencias eléctricas y posteriormente pasarlo por el bombo donde se encuentra la ropa húmeda, de esta forma la humedad de la ropa se transfiere al aire y, finalmente, expulsan ese aire húmedo al exterior a través de un tubo.
Estas secadoras requieren de una salida de aire al exterior del hogar. Esto se logra a través de una ventana o un orificio destinado para ello.

Por el contrario, las secadoras de condensación toman el aire del exterior por su parte trasera y lo calientan mediante una resistencia eléctrica. Ese aire pasa al tambor donde evapora la humedad del agua y seca la ropa. Al mismo tiempo la secadora toma aire frío del exterior por su parte delantera y cuando el aire caliente y húmedo se cruza con el aire frío, se enfría. De esta manera la humedad se condensa y se convierte en agua.
Esa agua pasa a un depósito que incorpora la secadora, y que hay que vaciar tras cada proceso de secado.

En el mercado vas a encontrar diferentes modelos de secadoras de carga superior, y también diferentes tamaños y medidas, por lo que solo tienes que mirar, comparar y elegir aquella que mejor se adapte a lo que necesitas.

Si quieres saber un poco más acerca de las secadoras de carga superior, sus ventajas y por qué elegirlas, puedes encontrar más información aquí.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*