Marcas

Secadoras de bomba de calor

Secadora con bomba de calor instalada en cocina

Comprar una secadora es una decisión en la que el tipo de clima donde vives o la cantidad de lavadoras que pongas al día, influyen considerablemente.
Una vez tienes claro que necesitas una, debes saber que las secadoras más comunes son las secadoras con bomba de calor y las secadoras de condensación. En este post voy a hablarte de la diferencia que existe entre ambas para que sepas cuál es la mejor opción para ti.

Las secadoras con bomba de calor son las últimas que salieron al mercado, por lo que podríamos decir que son las más “modernas o avanzadas”, y se llaman así porque utilizan para funcionar una bomba de calor en lugar de una resistencia.
Este tipo de secadoras reutilizan el calor durante todo el ciclo y, por lo tanto, gastan mucha menos energía. Además, la gran diferencia de las secadoras con bomba de calor es que secan la ropa a temperaturas inferiores a las de condensación, por lo que cuidan todavía más tus prendas.
Dos grandes ventajas por las que quizá te interese más elegir una secadora con bomba de calor.

Interior secadora

Por otro lado, las secadoras de condensación utilizan para calentar el aire unas resistencias. Este aire llega al tambor y provoca la salida de la humedad y el agua que aún queda en la ropa.
Ese aire, en lugar de salir al exterior vuelve a ser usado y se envía de nuevo al tambor tras aumentar su temperatura. Al reutilizar este aire se ahorra energía ya que no es un aire tan frío como si lo cogiese del exterior, en cuyo caso necesitaría mucha más electricidad para calentarlo.
El agua que se genera durante el ciclo del secado va a parar a un depósito que hay que vaciar una vez terminado el secado.
Esta ventaja es quizá la que más atrae a compradores que quieren instalar su secadora en cualquier lugar de la cocina, o incluso en el baño o la terraza.

Marcas recomendadas

Ahora que conoces la principal diferencia que existe entre las secadoras con bomba de calor y las secadoras de condensación, es hora de elegir un modelo. Al igual que ocurre con las lavadoras, encontrarás una gran variedad de modelos y marcas en el mercado, pero ¿qué marcas son las más recomendadas?

Pues yo voy a citarte algunas, aunque decidirte por una de ellas dependerá entre otras cosas del presupuesto que quieras gastarte.

Esta secadora es realmente espectacular. En primer lugar, tengo que destacar su atractivo diseño que reconozco que fue lo primero que a mí me llamó la atención. En la puerta tiene un aro en color azul que se ilumina cuando está en funcionamiento, dependiendo del estado del programa. Os aseguro que es hipnotizador.
Pero es que además tiene un sensor de humedad que evita que las prendas encojan y cuenta con un sistema inteligente gracias al cual, solo necesitas limpiar las pelusas del filtro cada 20 secados.
Su eficiencia energética es A+++ y por si fuera poco, tiene Home Connect, es decir, puedes usarla desde cualquier lugar donde te encuentres y controlarla a través de tu móvil.

Esta secadora también es muy recomendable, y bastante más económica que el modelo anterior. También cuenta con un sensor de humedad que evita que las prendas se enconjan. Puedes secar hasta 9 kg y tiene un programa express a través del cual puedes secar tu ropa en 40 minutos.

De esta secadora destacaría su nivel de ruido, seguramente el más bajo que puedas encontrar. Además cuenta con un sistema de protección de arrugas y un condensador autolimpiante. Su eficiencia energética es A+++

Tecnología de calidad

Lo que debes tener claro, es que elijas una secadora con bomba de calor o una secadora de condensación, tu colada estará siempre en buenas manos.
Tender la ropaHay quien todavía piensa que las secadoras estropean la ropa, y nada más lejos de la realidad. Lo que realmente estropea la ropa, son los rayos del sol, que destruyen los colores y acaban amarilleando también las prendas blancas.
Actualmente las secadoras utilizan las últimas tecnologías, y al igual que las lavadoras, cuentan con programas específicos para cada tipo de tejido y disponen de sensores de humedad que evita que algunas prendas puedan encojer, otro de los aspectos que preocupa a muchas personas.

Las secadoras son perfectas sin duda, para zonas donde el clima es muy húmedo o llueve mucho, y tender fuera se convierte en una ardua tarea que no da los resultados esperados. También son perfectas para los hogares donde se lava mucha ropa. Al lavar tantas cantidades los tendederos se acaban quedando pequeños.

Y son ideales si lo que necesitas es ahorrar tiempo. Tener tu colada limpia y seca cuando tú quieres es una gran ventaja que las secadoras ponen al alcance de nuestra mano.

Si todavía tienes alguna duda sobre qué tipo de secadora comprar, en este enlace encontrarás una pequeña guía que te orientará en tu decisión.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*