Los mejores electrodomésticos

Secadora de condensación o evacuación

la mejor secadora

Estás cansado o cansada de tener que tender cada vez que acaba la colada, harto de que la ropa salga mojada y tarde días en secarse porque donde vives hay mucha humedad. Te colapsa el ver día sí y día también un tendedero en tu hogar, que al final es uno más en la familia…

Si es tu caso, el diagnóstico está claro: necesitas una secadora en tu vida.

Ahora es cuando a la hora de elegir un modelo y marca para comprar la secadora, te asaltan las dudas: ¿Es mejor comprar una de condensación o una secadora de evacuación? Pues ni lo uno ni lo otro, lo mejor es hacerse con una secadora con bomba de calor.

secadora bomba calor

Ventajas e inconvenientes de una secadora de evacuación

Su principal característica es a su vez su gran desventaja. Si quieres tener una secadora de evacuación, necesitarás una salida al exterior donde colocar el molesto tubo. Si por ejemplo la vas a ubicar en un garaje o en una “despensa” no preparada…olvídate…porque necesitas colocar el tubo de evacuación hacia el exterior.

Necesitan el tubo porque calientan el aire del exterior a través de una resistencia eléctrica. El aire pasa al bombo, seca la ropa y la humedad resultante se expulsa fuera (por el dichoso tubo).

Este tipo de secadoras son más baratas pero al final, a veces, lo barato ya sabes…sale…algo más caro.

Su funcionamiento es bastante simple, para bien y para mal. No te aporta el resto de funcionalidades que te puede dar otra secadora pero por otro lado, el riesgo de averías es infinitamente menor.

Por contra, el gasto energético y consumo de una secadora de evacuación es mucho más alto si lo comparamos con otros tipos de secadoras. Lo que te ahorras en el precio, lo pierdes secando día a día…

Ventajas e inconvenientes de una secadora de condensación

Al igual que las de evacuación, las secadoras de condensación calientan el aire a través de resistencias eléctricas y el aire seca la ropa en el bombo eliminando la humedad. Pero, en este caso, la humedad se condensa y se genera agua que acaba en un depósito, Por lo que no necesitas una salida al exterior ni ningún tubo.

Esto permite que la ubiques donde quieras, una gran ventaja respecto a las de evacuación.

Su propio funcionamiento deriva en otra ventaja y es que son más eficientes que las de evacuación ya que reutilizan el aire y no consumen tanto en volver a calentar el aire una y otra vez.

¿Todo son ventajas? Hay quién NO las escoge porque le resulta cansino y tedioso tener que esta retirando siempre el agua de la cubeta correspondiente.

¿Es más valorable positivamente el poder ubicarla donde quieras antes que quejarte por retirar una cubeta cuando se llena? Para nosotros SI.

Ventajas e inconvenientes de una secadora con bomba de calor

Las secadoras con bomba de calor no son más que una secadora de condensación pero con bomba de calor para calentar el aire en lugar de una resistencia eléctrica.

Antes de decirte las ventajas, la principal desventaja es que son más caras (en algunos casos, las gamas de bomba de calor doblan el precio que las de evacuación por ejemplo), pero aún así, vale la pena apostar por este tipo de secadoras.

Su eficiencia energética les hace ser las reinas de las secadoras. Calentando el aire con una bomba de calor, el consumo eléctrico es 3 o 4 menor.

Además, según los fabricantes, son menos ruidosas, suelen tener más programas y funciones y tratan mejor la ropa (¡importante!).

Eso si, los ciclos de estas secadoras son más largos. Ya sabes, mejores resultados, mejor consumo, pero más tiempo de espera.

¿Vale la pena? ¡Si!

Imagen: https://www.pccomponentes.com/

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*