Comprar pequeños electrodomésticos

Secador para viajes

secador-de-viaje

Un secador de pelo de viaje es el instrumento que nunca puedes olvidarte. Su tamaño especialmente destinado a tener cabida en cualquier neceser te da la seguridad de poder peinarte a tu gusto allá donde vayas.

Dar volumen al cabello

“No sin mi secador”. Esa es la exigencia que me planteó Sara cuando salimos por primera vez de viaje hace ya años. Comprendí enseguida que, a fe de los resultados que conseguía, tras unos minutos en el baño al llegar a destino, su obligatoria carga quedaba justificada.

Tanto me sorprendió que al final tuve que preguntarle cómo conseguía tan destacables resultados con ese pequeño secador de viaje que aparecía plegadito en el fondo de su neceser.

Sara se sorprendió por mi interés y, aclarándome que en primer lugar lo llevaba sí o sí por salud, para no resfriarse saliendo a la calle con su larga melena húmeda, encantada entró en detalles acerca del proceso de secado-peinado.

Ahora, con mi afición a los pequeños electrodomésticos, ya conozco completamente el proceso. En esta entrada ya te hablé de secadores de viaje. Sara fue la pica de mi curiosidad con todo lo que me contó:

En primer lugar, tras lavar el pelo lo peina desde el interior  y hacia afuera, dejándolo caer finalmente tras cada cepillado. Me aseguró que no usaba productos para dar volumen artifcial y asentí (desconocía que existían).

Con su pequeño secador de viaje, y sin las prisas rutinarias del día a día, tras secar un poco su melena se ponía manos a la obra para conseguir ese volumen que rompía con su habitual caída sólo ligeramente ondulada. La magia comenzaba al aplicar el secador a las raices como todo comienzo. Para ello se reclinaba lanzando su melena hacia adelante y aplicando el aire caliente desde la parte más interna del cabello hacia capas má externas por mechones.

Puesta de nuevo en posición vertical, iba secando por partes, siempre terminando en las puntas. Sus ondas parecieron adquirir un nuevo vigor, como pobladas por más cabello. Me resultó fascinante, sin duda.

 Accesorio difusor

Si ya de normal sueles darle poca vidilla al difusor de tu secador, puede hasta que te plantees no incluir en el neceser de viaje ese accesorio peculiar con forma de alcachofa grande de ducha.

Craso error. No encontrarás un aparato que mejor consiga sacar de tu melena esos rizos bien definidos, ni más tiempo que estando de vacaciones para probarlo. El difusor es un buen invento que puede darte resultados de peluquería. Si tu melena es lisa, después de lavarla y secarla ligeramente, bastará con una crema tonificadora sobre el cabello para ayudar al difuminador.

Previamente a aplicar el difusor, con esa misma crema vas ahuecando por mechones, apretándo y soltando progresivamente las distintas zonas. A la hora de comenzar el trabajo con el difusor, de la misma forma que si solo buscaras un poco de volumen, descuelgas tu melena, reclinando la cabeza hacia abajo. En esa posición hay que ir aplicando el aire del difusor, en este caso desde las puntas hacia el interior, tratando de arrastras ligeramente las puntas con el movimiento para marcar la ondulación desde bien abajo.

Finalmente un fijador o laca se ocupará de mantener ese rizo durante más tiempo. Seguro que sorprenderás con tu nuevo look viajero, y de paso coges destreza a la hora de plantearte alternativas a tu peinado habitual.

Secador de viaje. No solo por estética

Me gusta incidir en el apartado del secador como herramienta de salud precisamente porque esa función originaria, de la que ya te hablé aquí, no es la que ha llegado hasta nuestros días como principal función.

Allá donde vayamos, podemos encontrar condiciones climáticas muy diferentes a las de nuestro entorno habitual. Y nuestro cuerpo, acostumbrado a las condiciones de temperatura y humedad de nuestro punto de residencia, también puede llevar mal un cambio importante en estos parámetros.

El secador después de la ducha o baño te dispondrá en las mejores condiciones para que no sucumbas a resfriados inoportunos que fastidien tu viaje (no hay nada más incómodo que ir moqueando y tomando medicamentos mientras visitas ese monumento o lugar que tanto esperabas conocer).

Así que, además de hacer tus pruebas con nuevos peinados, o tan solo para mantener el de siempre en su mejor versión, ten muy en cuenta la necesidad de salir de casa con la cabecita bien seca para afrontar esas diferencias climáticas sin que un punto tan sensible como el cuero cabelludo se disponga en las condiciones idóneas para atraer nuevos virus desconocidos que .

Los resfriados se cogen mayoritariamente por dos condiciones: frío y humedad. Con esta combinación los vasos sanguíneos se estrechan, y el paso de nuestras defensas se dificulta. Así que aprende a mirar al secador de otro modo, no solo para dejarte guap@ sino como un buen compañero de viaje.

También puede interesarte

1 Comentario

  • Reply
    Plancha de pelo cuando vas a viajar
    14/11/2016 at 6:36 pm

    […] durante los viajes nos gusta llevar a ese pequeño estilista en que se ha convertido ya la plancha de pelo. Ya sea por […]

  • Deja un comentario

    *