Marcas

Qué fue de Miró

Que fue de Miro.es

Si haces memoria seguro que lo recuerdas. Es más, muy probablemente en algún momento de tu vida has estado mirando un electrodoméstico en alguna de sus tiendas. Ahora, si no vives en Cataluña o Baleares no podrás hacerlo.

Fue todo un símbolo de la venta de electrodomésticos. Sus folletos seguro que habrán llegado a tu casa alguna vez pero, de un tiempo a esta parte, la cadena de tiendas de venta de electrodomésticos Miró ha vivido unos años convulsos. No, no ha sido liquidada, a pesar de que su situación en muchos momentos hacía presagiar este terrible punto y final.

La empresa sigue vendiendo electrodomésticos, aunque ahora mismo centra su actividad en la venta online y en las tiendas que tiene fuera de los centros comerciales en Cataluña y Baleares.

La llegada de miro.es

Fue en 1971 cuando empezaron sus andanzas en una “pequeña tienda de Martorell” en Barcelona, tal y como revela su propia historia. En la década de los 90 vivieron su particual momento de esplendor, con tiendas que superaban en muchos casos los 2.000 metros cuadrados.  “También en esta época Miró se convierte en pionero del sector al abrir la primera tienda en un centro comercial dedicada a este tipo de venta”, aseguran. Es muy probable, que si en algún momento buscaste un nuevo electrodoméstico para tu casa, y lo hicieras en un centro comercial, entraras en una tienda Miró.

Como era de esperar, cuando en España afrontamos el reto de cambiar de milenio, en estas tiendas entró de lleno la tecnología.

“La historia más reciente habla de la irrupción en 2012 en el mundo de la venta online con nuestra tienda e-commerce, un gran éxito con más de 200.000 usuarios únicos en su mes de lanzamiento”, cuentan ellos mismos.
Ciertamente, fueron un referente en Cataluña, donde ahora tienen radicadas prácticamente todas sus tiendas abiertas, y en España. Son muchos los que recuerdan sus folletos amarillos poblando los buzones de casa, y su característico logotigo.

Gloria y caída

Pero llegaron años turbios para la cadena de tiendas de electrodomésticos. Se compraba bien, el servicio era fantástico, pero algo falló. Cuestiones de dinero, como todo en esta vida.  En el año 2014, Miró pasó a las manos de Springwater para intentar salvar el barco, pero ya en 2017 no esconden que se quiere librar de las tiendas.

Miró lo ha pasado realmente en los ultimos años: “Electrodomésticos Miró despide a toda su plantilla y queda al borde de la desaparición”, titulaba el diario El Confidencial en agosto de 2016.  Pero, realmente, en aquel mes no se firmó la defunción, como podrás ver unos párrafos más adelante.

El concurso de acreedores era un fantasma constante para Miró y todos sus trabajadores. Lo era y lo sería. A pesar de la sangrante situación que aparentaba vivir la empresa, sus responsables aseguraron, allá por julio de 2015, que “comenzaban una nueva etapa”. Esperaban ganar, antes de impuestos, unos 500.000 euros de beneficio. Y ya se empezaban a poner las bases de lo que iba a ser el futuro más próximo: se iba a reforzar la presencia en Cataluña y las zonas limítrofes.

Esa era la intención, pero pasó el tiempo y llegó la desolación con el titular de El Confidencial que podías leer dos párrafos más arriba. Los ERE ya hacían mella en la plantilla: más de un centenar estaban involucrados en uno, y ya en 2016 la cosa se tornó en la totalidad de ellos.

Crece a pesar de todo

Pero los acontecimientos se fueron desarrollando de tal manera que Miró ha conseguido ser una de las pocas empresas del mundo moderno que ha conseguido expandirse por un territorio a pesar de los problemas económicos y la vigilancia concursal.

A pesar de todo lo acontecido, que no es fácil de resumir en solo post, en el 2017 se ha producido algo difícil de creer: Miró ha abierto más tiendas. Y lo ha hecho con la plena autorización del administrador concursal que vigila su devenir.  Eso sí, no han salido de su zona de confort: Barcelona, Santa Coloma de Gramenet y Sabadell fueron las ciudades elegidas para albergar el re-crecimiento de estas tiendas de electrodomésticos.

“La administración concursal ha acordado la medida para evitar el despido de nuevos trabajadores en una compañía que ha afrontado un ERE que fulminó a más de la mitad de la plantilla”, aseguran desde Economía Digital.  La estrategia al final no les ha salido mal de todo: centrar su actividad en Cataluña, reducir los costes y recuperar la confianza de los proveedores para terminar teniendo rentables, dentro de la gravedad. Eso sí, tiendas situadas lejos de los bullicios comercial para evitar la competencia más fuerte.

*Fotografía: blog de Miró.

También puede interesarte

1 Comentario

  • Reply
    Cristina
    18/06/2019 at 5:17 pm

    Mi experiencia con electrodomésticos Miró no ha sido buena, hice un pedido online, no te pone fecha de envío, llamas, te dicen que te enviarán un correo con localizador de paquete, sin noticias, vuelves a llamar, nunca contestan atención al cliente, te mantienen a espera y nada, vuelvo a enviarles un email, nada, sin respuesta, el pedido 8 días después sigue sin aparecer y sin saber nada, ya pagado por adelantado, por fin con un chat online una chica muy amable, consigue averiguar qué pasa con mi pedido y me promete que al día siguiente lo tendré en mi casa, yo les digo que si no es así, quiero la devolución de la compra. Pues bien, por fin llegó mi paquete después de reclamarlo 5 veces. Eso sí, me dijeron que me reembolsarían los gastos de envío y de momento no lo han hecho. Habrá que volver a reclamar.

  • Deja un comentario

    *