Sabías que…

¿Qué congelador comprar?

Congelador vertical vs congelador horizontal

Horizontal vs vertical

Hola chicos. Conservar la comida el máximo tiempo posible es un lujo con el que podemos contar las personas que tenemos un congelador. Este electrodoméstico es muy útil para las familias que son varios miembros en casa o para aquellas personas que no podemos estar todos los días comprando en el mercado. La decisión entre congelador vertical u horizontal ya es totalmente nuestra y dependerá de muchos factores.

Comprar un congelador vertical o uno horizontal es una decisión importante. Tenemos que tener en cuenta una serie de criterios de comparación antes de acudir a la tienda a comprar el que creamos mejor para nosotros:

  • Precio: Es, probablemente, el criterio más importante para las familias en este momento. La crisis económica ha hecho que las personas tengan menos dinero en el banco y, por lo tanto, tengan menos para gastar en un congelador vertical.
  • Espacio en la cocina: El congelador se suele instalar en la cocina o, como mucho, en la despensa. Esto hará que tengamos que medir muy bien el hueco que tenemos en la habitación en la que va estar. Un congelador horizontal será el ideal si tenemos mucho espacio en la cocina. Por el contrario, el congelador vertical nos servirá para optimizar el espacio, aprovechando la altura de nuestra cocina.
  • Eficiencia energética: El consumo de un congelador vertical puede variar en función de su eficiencia energética. Si no queremos que nuestra factura de luz se dispare, tenemos que tenerlo en cuenta.
  • Organización: En un congelador vertical, las estanterías y los cajones tienen mucho que decir. Podremos organizar los alimentos según el número de bandejas y cajones y por el tipo de alimento. Un congelador horizontal será la solución perfecta para los restaurantes ya que les permitirá tener una gran cantidad de alimentos todos iguales.
  • Diseño: El diseño en los restaurantes no es tan importante por lo que los congeladores horizontales suelen ser blancos o con los colores de alguna empresa que lo haya patrocinado. Por el contrario, en los congeladores verticales, el diseño sí que es importante. Los colores suelen abundar. Además podremos poner vinilos para neveras que nos transportarán a diversos paisajes cuando abramos nuestro congelador vertical.

Congelador horizontal o vertical

Hazle hueco en tu cocina

Una vez que tenemos claros los criterios para comprar un congelador vertical, tenemos que hacerle hueco en nuestra cocina. Puede ir acoplado a nuestra nevera o separado.

La decisión de comprar un congelador vertical tiene que ser compartida por toda la familia. Todos deben de estar de acuerdo con un electrodoméstico que van a usar. El momento inicial es el más importante.

Internet puede facilitar el proceso de elección de nuestro congelador vertical. Seguro que alguno de vuestros hijos controla los ordenadores y os puede ayudar a buscar las páginas webs de los fabricantes para comparar los distintos modelos de congeladores verticales que existan y se puedan adecuar a tus criterios de compra.

La limpieza del congelador vertical ya corresponderá a los adultos de la unidad familiar. Varios son los puntos que tenemos que tener en cuenta a la hora de limpiar nuestro congelador vertical:

  • Momento de la limpieza: Lo mejor es que realicemos la limpieza de nuestro congelador vertical en el momento en el que tengamos menos alimentos dentro. Para realizar la limpieza de nuestra nevera, escogeremos el momento previo a la compra semanal, pero con el congelador vertical, tenemos que estar atentos a cuando tengamos menos alimentos.
  • Trucos de limpieza: La limpieza de un congelador vertical puede ser un momento complicado en casa. Algunos congeladores no llegan a vaciarse nunca del todo y hay que quitar el hielo. Sacar los alimentos no es una buena opción ya que se descongelarán y se pueden estropear. Lo que tenemos que hacer es limpiar el congelador vertical sin descongelarlo. Para hacerlo, podemos utilizar varios trucos. El primero de ellos es utilizar un secador de pelo. Debemos tener cuidado de que no se moje el cable para no electrocutarnos. Por otro lado, podemos usar un ventilador, pero solo si la temperatura exterior es más elevada que la de nuestro congelador. Una espátula también nos servirá para eliminar los trozos de hielo, aunque solo para pequeñas zonas si no queremos morir en el intento. Por último, podemos meter una olla con agua hirviendo en cada uno de los cajones de nuestro congelador vertical. Gracias al vapor de agua, el hielo se irá deshaciendo y solo tendremos que retirar el agua sobrante pasados unos minutos.

Como hemos podido comprobar, comprar un congelador vertical y mantenerlo en perfecto estado es más fácil de lo que parece. Solo tenemos que tener claros los criterios a la hora de comprar el congelador vertical y conocer los trucos de limpieza para dejarlo totalmente limpio y disfrutar de las ventajas de poder conservar nuestros alimentos en perfecto estado.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*