Los mejores electrodomésticos

Placas vitrocerámicas portátiles

Placa vitrocerámica portátil

Comprar una vitrocerámica de inducción o eléctrica es una decisión importante, y la que elijamos puede condicionar nuestra forma de cocinar. Por este motivo si quieres seguir cocinando como en casa, estando en cualquier otro lugar, la mejor opción es comprar una placa vitrocerámica portátil.

Estoy seguro de que a todos nos ha pasado alguna vez tener que alojarnos en una casa que no es la nuestra, por ejemplo, durante nuestras vacaciones, cuando alquilamos algún apartamento donde pasar unos días.
En estas ocasiones es frecuente encontrarnos con cocinas que se diferencian bastante de las nuestras, y nos resulta complicado acostumbrarnos a una forma diferente de cocinar, bien porque el fuego se calienta mucho más despacio o no alcanza la superficie completa de la cazuela, por ejemplo.

Placa vitrocerámica portátil JataIncluso son perfectas también cuando nos vamos a pasar unos días a un camping. Hace unos años todo el mundo utilizaba en estos casos las cocinas de camping gas, pero como en todo, esto ha evolucionado hacia una forma de cocinar más cómoda y práctica, y ya puedes llevarte tu placa vitrocerámica portátil, para no tener que renunciar a todas las ventajas de cocinar en una placa vitrocerámica.

Contigo de viaje

Existen muchas situaciones en las que utilizar y sacar partido a estos electrodomésticos, aunque podríamos resumirlo en que son perfectas para llevarlas contigo a cualquier viaje, por ejemplo, para hacer una escapada en un barquito o velero, cuando hacemos alguna excursión al campo y no queremos llevar la comida de casa, sino que preferimos disfrutar de algún plato recién cocinado, pero no sólo eso, también son perfecta para cuando hacemos una obra en nuestra cocina y no podemos usar la placa de siempre, o cuando necesitamos preparar una comida para muchas personas, como por ejemplo en fechas tan señaladas como Navidad, en la que en cualquier casa se junta toda la familia, y nuestra placa vitrocerámica se queda pequeña. En esos casos, las placas vitrocerámicas portátiles son de gran utilidad.
En el mercado podéis encontrar placas vitrocerámicas portátiles de diferentes características y precios, dependiendo del uso que queramos darle.
Por ejemplo, una buena opción de este tipo de electrodoméstico es la Placa de inducción portátil Jata VIN145 Esta placa vitrocerámica funciona a través de inducción de 2.100 W y cuenta con 8 funciones programadas. Su superficie está fabricada en cristal de 4 mm y dispone de una protección contra el sobrecalentamiento.

Otra marca que también dispone de este tipo de vitrocerámicas portátiles es Severin, y yo mencionaría en concreto el Hornillo de Inducción DK 1031 que consta de dos superficies de cocinado de 21 cm cada una, display luminoso y corte térmico de seguridad.

Aunque también podéis encontrar modelos de la marca Caso, como la Placa de inducción Comfort C2000 que también funciona a través de inducción de 2000W, tiene 10 niveles de potencia y control parental. Algo muy importante cuando utilizamos nuestra placa portátil en excursiones o lugares en los que la placa está al alcance de los más pequeños.

Calidad cocinando allá donde vayas

Sea cual sea el modelo que elijas, podrás cocinar a tu gusto y como en casa, allá donde estés, y podrás llevarla contigo siempre que quieras.
Las vitrocerámicas portátiles funcionan exactamente igual que las vitrocerámicas convencionales y son sin duda una de las mejores opciones para cocinar. Transmiten el calor de abajo a arriba y están preparadas para resistir pesos y diferencias de temperaturas.

Antes de elegir un modelo u otro debes tener claro que algunas de ellas son de un solo fuego, mientras que también las hay de dos o incluso tres fuegos independientes. La clave para escoger una u otra está en el uso que vayas a darle y en las necesidades que se te planteen.
Una de las ventajas de este tipo de placas es que no son demasiado caras, aunque como en todo, encontrarás diferentes precios en el mercado.

Cuando vayas a comprar tu placa vitrocerámica portátil vas a encontrarte con el mismo dilema que si vas a comprar una placa para instalar en tu cocina, y es que puedes elegir entre vitrocerámica o inducción, así que para que tu decisión sea más sencilla, voy a nombrarte algunas diferencias que existen entre ambas:

  • El precio: En cualquier comparativa te darás cuenta de que una placa de inducción es aproximadamente el doble de cara que una vitrocerámica convencional.
  • Tiempo de cocción: Las placas de inducción son mucho más rápidas que las vitrocerámicas y pueden preparar cualquier receta en la mitad de tiempo.
  • Consumo energético: Una placa de inducción consume entre un 30 y un 40% menos que una vitrocerámica portátil, ya que, al calentar directamente el recipiente, no hay fugas de calor.

Y ahora que ya conoces estás diferencias te hablaré de las ventajas de comprar una vitrocerámica portátil.

  • Son electrodomésticos muy eficientes energéticamente ya que ahorran un 35% más que otros electrodomésticos similares, con un rendimiento calorífico y potencia mucho mayor.
  • Están dotadas de elementos de seguridad para evitar cualquier peligro en su manipulación.
  • Son electrodomésticos facilísimos de limpiar, una vez se han enfriado.
  • No utilizan gas.

Como ves, tener una placa vitrocerámica portátil puede serte de mucha ayuda en muchas circunstancias, sobre todo para aquellos que no quieren renunciar a la buena cocina y a la comodidad en cualquier situación.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*