Tipos de frigoríficos

Neveras estándar

Nevera para cocinas de tamaño normal

Medidas y capacidad de los frigoríficos

Hola a todos. Todas las cocinas tienen que tener una nevera. Nos servirá para poder mantener nuestros alimentos en perfecto estado. Comprar la nevera es una de las decisiones más complicadas en la vida de cualquier familia.

Las necesidades de cualquier familia tienen que estar cubiertas con su nevera. Debemos conocer los criterios básicos a la hora de comprar un frigorífico:

  • Precio: Todas las familias no tienen todo el dinero que querrían para comprarse una nevera. Deben adecuar los modelos de frigoríficos a su presupuesto. Tendrán que comparar en distintos establecimientos de electrodomésticos para comprobar el que más se adapte a su posibilidad de gasto.
  • Medidas: Las cocinas tienen un espacio limitado. Además, tenemos que meter un montón de electrodomésticos. Por eso, tenemos que medir muy bien el hueco que tenemos para colocar nuestra nevera. Con las medidas apuntadas en una libreta o en nuestro móvil, tenemos que acudir a la tienda de electrodomésticos para que comprobemos los modelos que nos van a caber.
  • Capacidad: Es un criterio que va muy unido al de las medidas. Cuanto más grande sea un frigorífico, más capacidad tendrá para almacenar alimentos. La capacidad necesaria en un frigorífico dependerá del número de personas que compongan la unidad familiar. El número de bandejas y cajones también tiene mucho que decir en la organización de la nevera.
  • Congelador: El tamaño del congelador puede influir en el modo de vida de una familia. Habrá personas que necesiten tener muchos alimentos congelados para poder hacer la compra una vez al mes y no preocuparse de más durante el resto. Por el contrario, habrá otras que solo utilizarán el congelador en verano para meter helados y que, por lo tanto, lo necesitarán de unas dimensiones mucho más reducidas.
  • Eficiencia energética: El consumo de los frigoríficos influirá mucho en la factura de luz de nuestra casa. Los que menos consumirán serán los que tengan una mejor eficiencia energética. Paralelamente, serán los que tengan un precio más elevado. Debemos decidir si queremos pagar un poco más al inicio de la compra o pagarlo en la factura de luz.
  • Funcionalidades: Muchas personas escogen las neveras en función de las funcionalidades que tienen. Las neveras americanas, por ejemplo, tienen un depósito que permite tener agua fresca, cubitos de hielo o hielo picado. Así mismo, gracias a la domótica, los frigoríficos pueden informarnos de la fecha de caducidad de nuestros alimentos, hacer la compra por nosotros o darnos sugerencias de recetas con los alimentos que tenemos en la nevera.

Neveras estandar

Cocinas pequeñas, electrodomésticos pequeños

Los pisos están cada día más caros. El precio del metro cuadrado ha aumentado. Por ello, hay que economizar espacio y se suele ganar en las cocinas. Por ello, necesitaremos tener neveras de pequeño tamaño ya que nuestras cocinas también lo serán.

Una nevera pequeña suele tener un precio reducido. Es verdad que no en todas las marcas pasa eso. Debemos comprar aquel modelo que se adecue a nuestro presupuesto. Además, debemos de hacer un esfuerzo por tener claras las medidas del hueco para nuestro frigorífico pequeño.

A pesar de necesitar un frigorífico de pequeño tamaño para nuestra cocina, no debemos de renunciar al diseño. Las neveras pequeñas suelen ser de color blanco, pero también podemos tenerlas en otros colores. El negro, el azul o el rojo darán a nuestra cocina una imagen totalmente novedosa que sorprenderá a nuestros amigos en su pequeño tamaño.

Los colores neutros puede que a algunas personas les resulten muy aburridos. Será el momento de que se planteen poner en la puerta de sus frigoríficos de pequeño tamaño un vinilo para neveras. El mismo les trasladará a una playa paradisiaca o les transmitirá la sensación de estar bebiendo una cerveza bien fría. Instalarlos es bien sencillo y solo se necesitará tener paciencia para que no nos quede ningún grumo y que el dibujo se vea bien. El proceso de limpieza tampoco es muy complicado. Bastará con que le pasemos un paño para quitar las posibles manchas. Cuando lo pongamos, podemos poner una capa de látex vinílico para hacer que la suciedad no se adhiera tanto y que nuestro vinilo para neveras tenga una apariencia reluciente durante más tiempo.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*