Marcas y diseño

Los mejores postres para tu familia

batidora-de-reposteria

Con una batidora para repostería siempre conseguirás los resultados más precisos, las texturas más esponjosas y una exquisita proporcionalidad hacia ese fin del postre que culmine un buen menú o para ese elaborado de repostería con el que acompañar los desayunos, el café de media tarde o hasta tu propia tarta de cumpleaños.

Cómo usar la batidora para tus postres

La gran ventaja de una batidora específica para repostería es su conjunción entre: el mejor diseño adaptado para el trabajo meticuloso y detallista y su variedad de accesorios para un tipo de acción u otra sobre los ingredientes. Así, podrás recurrir a la función amasadora, batidora o mezcladora sabiendo que vas a dar el mejor mimo a la masa con la que trabajes.

De cualquier forma, yo siempre aconsejo en estos casos una batidora de mano. Por varios motivos:

  • Mayor sensibilidad: Con una batidora de repostería de mano podrás crear la masa de la manera más precisa para tu intención última. Solo tu mano sobre la batidora es capaz de alcanzar el nivel de batido, amasado o mezclado perfecto. La repostería es una parte de la cocina que necesita de ese mimo, de ese seguimiento de todo el proceso y de una intervención constante para conseguir el resultado perfecto. Esa sensibilidad en la conjunción de ingredientes que solo la batidora de mano te ofrece, se acabará notando.
  • Sin esfuerzo: El trabajo sobre los ingredientes típicos de repostería no supone esfuerzo alguno para batir a mano y se gana mucho en esa consecución de la mezcla perfecta.
  • Máximo aprovechamiento: Con la batidora de mano se alcanzan todos los recovecos del vaso para la mezcla, ganando en homogeneidad final para que todas las zonas del postre compartan esponjosidad y sabor.
  • Mejores preparados: Con la mayor precisión y máximo aprovechamiento de la mezcla, batido o amasado, siempre se obtienen un preparado con el que afrontar las últimas tareas de horneado con mayores garantías de éxito.

Sin duda la repostería está hecha para todos aquellos que nos adentramos en la cocina y acabamos disfrutando de su mundo. El buen repostero es un cocinero que se atreve con la mágica alquimia que supone la creación de un postre sabroso y espectacular. Disponer de la mejor batidora, herramienta fundamental para tal fin, te ayudará a conseguir cualquier receta que te propongas.

El proceso en la repostería lo es casi todo. Ten en cuenta que la presencia final del postre garantiza ese apetito. Y además, seguramente, un postre bien presentado es porque ha logrado la virtud de su mezcla, también hacia el sabor…

Con una buena batidora de mano solo te quedará respetar al máximo las pautas de las recetas reposteras. Cantidades de ingredientes, tiempos de batido o amasado, búsqueda de un nivel de esponjosidad. Cíñete al proceso marcado y no improvises hasta que no domines.

Batidoras para repostería

No todas las marcas de pequeños electrodomésticos ofrecen este tipo de batidoras para repostería. Y las que lo hacen, en ocasiones no nos ofrecen las varillas fundamentales para sacar adelante cualquier postre.

Una varilla mezcladora no es fundamental. Nosotros mismos podemos realizar la mezcla con una paleta o cualquier otro utensilio de cocina que realice esa primera función de empuje para ir mezclando ingredientes. Pero las varillas batidoras y montadoras son imprescindibles.

Algunos modelos de batidora incluso ofrecen doble juego de varillas batidoras y de garfios amasadores para conseguir una intervención al estilo de una fuerza de convección. Me explico:

Las dos varillas de este tipo de batidoras se ajustan a la vez la batidora. O sea, que el doble juego asegura que su actuación se extienda a toda la masa de manera cíclica y absolultamente uniforme. ¿Te has fijado alguna vez en como suben y bajan los fideos puestos al fuego en una sopa? Eso es una fuerza de convección y provoca el mejor efecto de cocinado uniforme posible en ese ciclo de ida y vuelta. La doble varilla imita con su empuje de ida y vuelta esta fuerza.

Si a la sensibilidad propia de la batidora de mano le sumamos esta ventaja del doble trabajo de las varillas, encontramos en estas batidoras de doble varilla la herramienta perfecta para preparar tus postres ideales o esa tarta de cumple con la que dejar boquiabiertos a todos.

Claro está que hay alternativas a la batidora de mano. Si quieres tener un todo en uno y no depender de un pequeño electrodoméstico para cada momento, puedes pensar en un robot de cocina completito como el MaxxiMUM de Bosch, capaz de ofrecerte programas de batidor para repostería con movimientos en tres dimensiones para conseguir una buena mezcla imitando la versatilidad de la mano humana. Y claro, un robot de cocina siempre te servirá para más cosas.

En tu mano está la decisión. El arte de la repostería lo tienes a tu alcance.

También puede interesarte

1 Comentario

  • Reply
    batidora para reposteria y recetas
    04/04/2018 at 10:10 am

    […] en las tareas más habituales de reposteria la convierten en herramienta fundamental hacia nuestras incursiones en el mundo […]

  • Deja un comentario

    *