Electrodomésticos

Las lavadoras más eficientes

Opiniones sobre lavadoras Siemens

Los datos de los que se dispone, aunque seguro que alguna cifra baila, meten a la lavadora dentro del grupo de electrodomésticos que más consumen en casa. Aunque a cierta distancia de los auténticos reyes en este aspecto: el frigorífico y el congelador. No es de extrañar, por lo tanto, que los españoles gastemos una media de 990 euros en pagar la energía que consumen los electrodomésticos. No es de extrañar, de nuevo, que a los consumidores les interese tanto encontrar lavadoras que consumen poco.

No obstante, ya te lo adelanto, la clave no está en conseguir la lavadora que menos consume del mercado. Lo primordial es tener un modelo que se adapten verdaderamente a lo que necesitas, y luego en utilizarla con criterios eficientes en cada colada.

Ahorro en tu factura

Si de verdad te estás preguntando cuáles son las lavadoras que consumen poco, te doy la pista definitiva: hazte con una lavadora A+++ para sustituir tu viejo modelo (si es que lo tienes viejo, claro). La inversión en el momento de la compra es algo más elevada que en otros casos, pero -en función de la antigüedad de la vieja- puedes generar un ahorro de entre 23,87€ y 40,55€, según datos de Anfel.

Desde la entrada en vigor de la etiqueta energética de los electrodomésticos (hace ya bastante tiempo) no es complicado encontrar de un solo vistazo una lavadora A+++. De hecho, modelos como estos de Balay cuentan con tecnología puntera que les hace consumir hasta un 30% que las calificadas con la mejor categoría. Lo consigue gracias a su motor eficiente o al denominado AquaControl, que ajusta la entrada de agua en el tambor en función de la carga. Y es que cuando nos referimos a un mínimo consumo, entran en juego las variables del agua y la energía.

Cuidado de tu ropa

Las marcas saben que deben apostar por lavadoras que consumen poco. Es un reclamo para el consumidor, que cada vez se siente más identificado y responsable con el cuidado de su bolsillo y del medio ambiente. A nadie se le escapa de que, si es posible, los compradores se terminan inclinando por marcas que apuestan claramente por el ahorro energético y la sostenibilidad. Prueba de ello es que pocos fabricantes se resisten a presentarlas bajo estas premisas. Y para ejemplo práctico esta información sobre las lavadoras LG.

Hay muchas formas de conseguir que una lavadora sea mucho más responsable. Además, tal y como he dejado caer, el término “consumir poco” puede hacer referencia a muchas cosas. Más ejemplos de lavadoras con buena calificación energética, y razones para considerarlas eficientes, pueden ser estos modelos de NEFF, que cuentan con la tecnología de dosificación automática del detergente y el suavizante. Lo que consigue es ahorrar dinero en estos dos productos, pero indirectamente también consigue reducir el consumo de agua y enegía. Y es que dosificando bien el detergente se evitan los aclarados extra para limpiar los restos de la sobredosificación que, normalmente, se produce cuando lo hacemos manualmente.

Además de evitar utilizar más detergente del necesiario, estos son otros consejos rápidos para ahorrar con la colada y no poner en juego la calidad de tu ropa:

  • Usa siempre los programas más adecuados a cada carga. El programa normal es válido para la ropa del día a día, pero en tu lavadora hay programas específicos para camisas, cortinas, o incluso lencería. Cada uno utiliza unas revoluciones y una cantidad de agua adaptadas a estas variedades de prendas.
  • No sobrepases la carga máxima de la lavadora. Tampoco hace falta que fuerces al límite de sus posibilidades.
  • El mejor consejo es utilizar siemre la plena carga. Un lavado a plena carga consume menos que dos a media carga. No obstante, los programa de 1/2 carga han mejorado mucho y afinan mucho el consumo tanto de agua como de energía.

Y tú, si tienes que elegir una de las lavadoras que consumen tan poco de las que te he presentado, ¿con cuál te quedarías?

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*