Quejas

Mi lavadora no lava bien y gasta mucho

Averias lavadoras Balay

Si tu lavadora no lava bien, lo primero es preguntarse y ver cuál es exactamente el problema. Hay varias razones por las cuales una lavadora puede no ejecutar correctamente una colada. En el caso del gasto energético, si tu lavadora lleva muchos años contigo, es posible que quieras cambiarla. Ahora mismo las lavadoras más eficientes del mercado tienen unos niveles de consumo energético envidiables. ¿No es el momento de lanzarte a por una?

Pero vamos a los temas técnico: ¿tu lavadora no lava bien? Pero, ¿que entendemos por lavar mal? Los problemas pueden ir desde que la ropa salga sucia, hasta que el tambor no gire o los programas no se pongan en funcionamiento. Por eso, antes de dar por hecho que estás ante una avería de la lavadora, conviene estar seguros de qué le puede estar pasando.

¿Tu ropa sale con restos? Aquí la respuesta puede ser tan sencilla como que estás utilizando demasiado detergente. Si excedes la cantidad óptima, dentro de la lavadora se genera más espuma de la que el ciclo de lavado puede gestionar, de forma que muchas veces quedan restos en la ropa. Para evitarlo, en la actualidad hay modelos que tienen sistemas para dosificar automáticamente la cantidad de detergente necesaria para acometer cada colada.

Más razones por las cuales no puede “lavar bien”: es posible que no estés eligiendo el programa más adecuado para cada tipo de prenda. Muchas veces, por ahorrar esfuerzos, o no hacerlos directamente, lavamos en frío o a temperaturas poco adecuadas. Las toallas son un claro ejemplo: para que de verdad salgan bien lavadas, no es suficiente hacerlo con un programa a 30 grados. Hay que utilizar uno más específico.

Los malos olores también puede ser un problema asociado a la expresión “no lava bien”. Cuando acabas una colada es recomendable dejar abierta la puerta para que se seque el tambor y asegurarnos de que no quedan restos en la cubeta del detergente. Son puntos que solemos pasar por alto y que generan más problemas de los que parecen. Igualmente, no pierdas de vista la dureza del agua de tu zona, puesto que es muy posible que la cal esté siendo problema para ti y no lo sepas. En caso de que el agua sea muy dura tendrías que recurrir más veces de las que piensas a los descalcificadores.

El peligro de comprar barato

Hay cosas dentro del hogar en las que no se puede, o no se debería reparar en gastos. Igual que invertimos el dinero suficiente en dormir adecuadamente en un colchón de calidad, con los electrodomésticos debería pasar lo mismo. Ir al céntimo puede ser un problema: las lavadoras más eficientes son más caras, sí, pero a la larga te acaban beneficiando. La inversión inicial se amortiza en pocos años y desde la instalación pueden comenzar a notar los ahorros en la factura de la luz. Y siempre cuentas con un servicio técnico de garantías que respalda tu compra.

Además, recurriendo a marcas fiables puedes evitar problemas, por ejemplo, con el tambor. ¿Tu lavadora no centrifuga bien? Pues antes de llamar corriendo al servicio técnico asegúrate de que no has puesto más carga de la necesaria.

El filtro de la lavadora puede ser otro foco de problemas. No ponemos la atención necesaria y puede desembocar en llamadas innecesarias a la marca en cuestión. Es recomendable limpiar el filtro una vez al mes, y asegurarnos de que no hay pelusas, papeles o restos de esos que te puedes dejar en los bolsillos de la ropa. Por ejemplo, un filtro obstruido puede ser la causa de que una lavadora esté llena de agua y no desague. Si esto ocurre, tienes que poner un recipiente debajo del filtro, desenroscar poco a poco sin sacarlo e ir vaciando el agua. Probablemente tendrás que llenar llenar y vaciar varias veces el recipiente. ¡Atención! Si un día necesitas ejecutar esta operación asegúrate de que has dejado enfríar el agua.

¿Quieres ser un poco más eficiente, respetuoso con el medio ambiente y, además, ahorrar unos euros en la factura de la luz? Pues toma nota de todos estos consejos, que los puedes aplicar aunque tengas en casa una lavadora ya de por si eficiente:

  • Recurre a programar de lavado a baja temperatura si el grado de suciedad de la ropa te lo permite. Si está muy sucia, es posible que no lo puedas evitar.
  • Usa siempre la cantidad de detergente recomendad. Y si te compras una lavadora con dosificación automática del detergente, mejor.
  • El prelavado está reservado a la ropa muy sucia. No te emocines con esta prestación.
  • Espera a tener una cantidad de ropa razonable. Es verdad que existen los programas ECO, pero siempre es mejor una colada llena que dos coladas a media carga.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*