Comprar pequeños electrodomésticos Marcas

Las mejores marcas de batidoras

Marcas batidoras

Entras en una tienda de electrodomésticos (o dónde quiera que la vayas a comprar) y te das cuentas de que las marcas de batidoras disponibles se han multiplicado desde la última vez que necesitaste uno de estos pequeños electrodomésticos. Ahora resulta que incluso pueden tener una amasado planetario 3D (ojo, esta prestación existe de verdad) y que hay algunas que son mejores para preparar batidos y otras para picar la carne. Lo más importante: no te preocupes porque aunque haya mil especies diferencias, al final te acabarás entendiendo con alguna de todas las marcas de batidoras presentes en el líneal.

Tipos de batidoras

La primera diferenciación fundamental es el tipo de batidora que necesitas. Ojo, no el que más te gusta: el que necesitas. Porque las batidoras de varillas pueden ser muy bonitas pero a lo mejor son demasiado bacalao para alguien que solo quiere picar algo de carne.

  • Batidoras de mano: son las más habituales, la que has conocido toda tu vida como “minipimer” y que agarras con la mano para triturar comida. Si necesitas que hagan algo diferente, entonces tendrás que recurrir a los accesorios.
  • Batioras de vaso: sí, las que has visto mil veces en las películas o las que usan en los sitios de batidos para elaborarlos. Motor, vaso y cuchillas; con ese trío ya se bastan para triturar elementos algo más duros como el hielo o mezclar alimentos correctamente.
  • Batidoras de “repostería”: es posible que cada marca le termine llamando como mejor le parezca. ¿Su función principal? Podríamos decir que crear masas.

Para decantarse por una de todas las marcas de batidoras, un buen consejo es este que proporciona la OCU: “si es el único aparato del que dispones (es decir, no tienes un robot de cocina) te conviene contar con un modelo con todos los accesorios”

No pierdas de vista los pequeños detalles que también importan: asegúrate, por ejemplo, de que la batidora que estás a punto de comprar tiene el cable lo suficientemente largo para trabajar en la cocina. Es posible que no quieras ese modelo que tanto pesa, y fíjate muy bien en las cuchillas, que sean capaces de hacer lo mínimo que se pide a cualquier batidora (pures, masas o batidos sirven como ejemplo).

Ideales para tus postres

Bosch, Bomann, Kenwood o KitchenAid son solo algunas de las marcas de batidoras con las que puedes encontrarte en la tienda. Tienen muchos modelos que ofrecer, pero compiten especificamente en el terreno de las batidoras de repostería, que para los más cocinitas son un accesorio fundamental. Si eres de los que aman hacer sus propios postres y un día de lluvia lo ves como una excusa perfecta para encender el horno, entonces estás ante tu batidora ideal.

Fíjate muy bien en la potencia, que también es importante. Y si vas a optar por un batidora de repostería o de vaso, no te quedes corto con la capacidad de su recipiente principal. Las mejores marcas, que son algunas de las ya mencionadas, tienen capacidad de entre 3,9 y 5 litros, para que puedas hacer una cantidad de masa signficativa del tirón (si quieres también hay de 6 litros). A la hora de tener en cuenta la potencia, fíjate bien que tiene las posiciones que piensas que vas a necesitar. Modelos con cinco posiciones, por ejemplo, son una garantía perfecta de que vas a tener la necesaria siempre sin problemas.

Dos tips con respecto a la potencia:

  1. ¿Vas a hacer uso doméstico? Hazte con una batidora de, al menos, 300 vatios.
  2. Si lo que quieres es hacer un uso más intensivo, rozando lo profesional, entonces los expertos recomiendan acudir a modelos de 500 o 600 vatios para obtener los resultados que quieres.

Un último consejo

Si de verdad quieres que la batidora que vas a comprar pase muchos años contigo, lo mejor es que hagas caso a tu instinto y huyas directamente de aquellos modelos excesivamente baratos o cuyos materiales se ve a lo lejos que son una basura. No te quedes tampoco con la batidora que más pese, dando por hecho que esa tiene que ser la mejor al 100%. Busca una batidora robusta, de buenos materiales y, en el caso de quieras una del tipo de respotería, que tengas la seguridad de que no se moverá mientras la estás utilizando.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*