Sabías que…

La mejor posición para el congelador

El frigorífico se colocará en la esquina

¿Cerca o lejos de la ventana?

Hola a todos. Colocar nuestro congelador en la posición correcta es muy importante para que los alimentos tengan las mejores condiciones posibles. El espacio que tengamos en nuestra cocina es muy importante. Los frigoríficos estrechos pueden ser la mejor solución si no tenemos mucho hueco en nuestra nevera.

Lo que mejor tenemos que tener distribuido en nuestra casa es la cocina. Es la estancia en la que vamos a pasar más tiempo durante todo el día. Entre que cocinamos y comemos, serán muchas horas. Por ello, tenemos que tener muy bien organizada la cocina y la posición de los frigoríficos estrechos es fundamental tenerla clara:

La nevera tiene su sitio

  • Tenemos que tener claro que los frigoríficos estrechos forman parte junto con los congeladores de los electrodomésticos encargados de enfriar. Esto hace que sea recomendable que los coloquemos junto a la zona de aguas. Esto quiere decir lo más cerca posible de la fregadera.
  • Podemos colocarlos también junto a la despensa. La razón es aglutinar en poco espacio todos los sitios en los que guardamos alimentos para poder tenerlos localizados en el menor tiempo posible.
  • No tenemos que colocar los frigoríficos estrechos junto al horno o el microondas. La razón es muy sencilla. Nuestra nevera pequeña se puede sobrecalentar por el calor que provenga de estos electrodomésticos. Esto puede hacer que comiencen a funcionar mal tanto la nevera como el horno y el microondas.
  • Tenemos que colocar nuestro frigorífico estrecho justo al final de los muebles. La posición adecuada será lejos de la ventana ya que si lo colocamos cerca, no nos entrará luz natural por sus grandes dimensiones.
  • El suelo sobre el que colocamos los frigoríficos estrechos también lo tenemos que tener en cuenta. La superficie tiene que ser firme, dura y plana. Además tenemos que dejar un espacio de un centímetro y medio entre nuestra nevera estrecha y los muebles para evitar posibles dilataciones.

Dimensiones de la nevera según espacio

Los frigoríficos estrechos son la mejor solución para las cocinas pequeñas, pero tenemos que tener muy claro que tenemos que comparar entre varios para escoger la mejor opción posible. Varios son los criterios que tenemos que tener en cuenta:

  • Tamaño: No es lo mismo un frigorífico estrecho que otro. Unos pocos centímetros pueden propiciar que nos quepan alimentos en la nevera o no nos quepan. Para neveras con falta de espacio, está claro que solo nos servirán los frigoríficos estrechos de una puerta. Los frigoríficos de dos puertas ocuparán demasiado espacio.
  • Precio: Tenemos que comprar el frigorífico estrecho que más se adapte a nuestro presupuesto. Comparar será nuestra mejor solución. Tenemos que pasarnos por la mayor cantidad de comercios posibles para comparar los precios de distintos modelos de neveras estrechas. Internet también nos ayudará a encontrar aquella que nos cueste menos.
  • Capacidad: La capacidad de un frigorífico estrecho siempre será limitada. En función de los litros que nos quepan, podremos meter una cantidad de alimentos u otras. Las neveras de reducidas dimensiones suelen estar indicadas para solteros o, como mucho, para parejas sin hijos.
  • Eficiencia energética: La eficiencia energética de los frigoríficos estrechos será limitada. Tendrán un consumo energético más elevado en función del mismo. Tendremos que mirar la etiqueta de eficiencia energética cuando lo compremos.
  • Distribución: No vale con tener espacio en nuestro frigorífico estrecho para los alimentos. Tiene que estar organizado para poder optimizar el espacio. A ello nos ayudarán tanto las estanterías como los cajones con los que contemos. Los cajones suelen tener una temperatura determinada que es diferente al resto de la nevera y que determinará los alimentos que vamos a meter en ella como las frutas, las verduras o el embutido.

Cada día son más personas las que viven en pisos pequeños. En consonancia, las cocinas serán de reducidas dimensiones. Por ello, los frigoríficos estrechos serán la mejor solución. Solo tenemos que medir el hueco que tenemos para él e ir a la tienda. Además, el proceso de limpieza de un frigorífico estrecho será mucho más sencillo. Tendremos menos alimentos que sacar cuando queramos limpiarlo. Lo mejor sigue siendo que lo hagamos justo antes de hacer la compra mensual. Será el momento en el que tengamos menos alimentos en el frigorífico. El problema del congelador también lo tendremos a menor escala. Podremos limpiarlo sin descongelar para evitar que tengamos que tirar algunos alimentos. Para limpiar el congelador de nuestra nevera estrecha podemos usar varios trucos. El primero será utilizar un secador de pelo. Solo tenemos que evitar electrocutarnos. Lo mismo pasará si utilizamos un ventilador. Procedimientos más seguros serán utilizar una espátula o meter una olla con agua hirviendo en los cajones del congelador para que el hielo se deshaga. En todos los casos, tendremos que retirar con una bayeta el agua sobrante.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*