Marcas y diseño

La licuadora ideal

Fresh fruits and glass with juice near withe juicer on white background. Healthy fruits eating and drinking.

Fresh fruits and glass with juice near withe juicer on white background. Healthy fruits eating and drinking.

La mejor licuadora del mercado es aquella que consigue licuar los alimentos de la manera más eficiente. La eficiencia de una licuadora viene marcada por su optimización de los nutrientes hacia la mejor presentación del licuado final. El prensado en frío es la alternativa más demandada actualmente para evitar oxidaciones durante el proceso.

Recetas sanas y saludables

Para sacar lo mejor de frutas, verduras o cualesquiera otros ingredientes sobre los que pretendamos conseguir esa suerte de alquimia que es el licuado, lo mejor es pensar en el prensado en frío. Algunas marcas han ido ya más allá y dentro del prensado en frío ofrecen extractores lentos de jugos con los que el mimo y la precisión sobre cada pieza de fruta alcanza el nivel de la excelencia. No se trata de que la espera para disfrutar de un jugo aumente, es más bien de precisión en el mecanismo de extracción, una especie de sensibilidad mecánica que consigue ir extrayendo el jugo de manera progresiva hasta el último átomo de la fruta.

En otras ocasiones hablé de la mágica combinación de frutas de temporada y la trascendencia de su color en cuanto a los nutrientes que nos pueden aportar. Lo de que la naturaleza sea sabia tiene un indudable nivel práctico… ¿Cómo es que los cítricos se gestan en invierno, con su gran potencial vitamínico para evitar resfriados?

Ajustar el recetario a las frutas de temporada nos ayudará a aprovechar las virtudes de cada fruta de temporada. También es cierto que hoy podemos consumir cualquier fruta en todo momento (más aún considerando la imprescindible presencia de los cítricos y la vitamina C durante todo el año), pero si nos ajustamos a los sabios patrones de la naturaleza saborearemos más y conseguiremos efectos más naturales de la naturaleza.

  • Primavera: Los frutos rojos de primavera como fresas y fresones al comienzo de esta y las cerezas conforme se acerca el verano nos aportan esa vitalidad propia de esta estación, compensando ese nuevo ciclo exigente para nuestro organismo después del letargo invernal.
  • Verano: Con el estallido de la luz durante más horas del día, la llegada del calor y la deshidratación, recurrir a licuados de sandía y melón conseguirá mantenernos activos, cargados de energía y sin grasas que aplaquen junto al calor.
  • Otoño: La luz va menguando y el ánimo decae. Las cosechas de uva empiezan a llenar las bodegas…, pero además del vino, la uva en su versión verde o negra contiene multitud de antioxidantes para que esa transición hacia el frío repleta de contrastes y añoranzas sea más amable con nuestro organismo.
  • Invierno: Los cítricos aparecen con sus mejores cualidades. Naranjas recien cogidas de los naranjos valencianos plenas de vitamina C para pasar el invierno con el menor número de catarros posibles. Sus altos niveles de antioxidantes nos mantienen tonificados por dentro. Una gran virtud de las naranjas es su capacidad de protección de la vista por medio de sus antioxidantes específicos de gran eficiente frente a la degeneración celular… menos luz, más energía para nuestros ojos. La naturaleza lo tiene todo pensado.

Dile hola a la fruta

Y ya no vuelvas a despedirte de ella.

La fruta aporta mucho y bueno a nuestro organismo. Una dieta carente de fruta adolecerá de todos los mágicos complementos vitamínicos, antioxidantes y minerales que las frutas contienen a raudales para mantener nuestro cuerpo en perfecto estado para toda actividad física o mental.

Un deportista profesional deberá tomar varias dosis de fruta para rendir mejor y evitar lesiones. Cualquiera de nosotros debemos tomar fruta para evitar resfriados y descansar mejor cada noche (por ejemplo). Dos reflejos dispares que dan buena cuenta del irrenunciable potencial de la fruta.

Y para optimizar el poder de una naranja, de unas fresas, del melón o la sandía, para disfrutar de jugos revitalizantes, para conseguir mezclas y testuras fascinantes no hay mejor gama de licuadoras que los Slowjuicer de Bosch…

Los Slowjuicer de Bosch tienen dos versiones VitaExtract con una potencia de 150 W y un precio de 240 a 265 €.

La versión superior incluye la opción MixControl para conseguir nuevas testuras. La verdad es que por poco más resulta muy interesante disponer de esta opción con la que disfrutar de un poco de pulpa al gusto del consumidor. En cualquier caso ambos extractors disponen de juegos de filtros para conseguir un jugo puro, una mezcla con apariencia de batido sin someter la fruta a las revoluciones destructoras de estos.

Por lo demás, se trata de extractores lentos de jugo sin apenas ruido, con bocas de entrada de un tamaño ideal para introducir las piezas de fruta en secciones cómodas.

¡Ah! y la limpieza es supercómoda, introduciendo agua por la misma boca, a temperatura media, un simple barrido lo arrastra todo.

 

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*