Electrodomésticos

¿Qué es la bandeja para cubiertos?

Lavavajillas Siemens con puerta abierta

Los platos, los cubiertos y los vasos, en definitiva nuestra vajilla, se deteriora con el uso, y no sólo con el uso también con el lavado. El modelo de lavavajillas es clave para mantenerla en buen estado. No lava igual un lavavajillas que otro más antiguo o con otras características. Seguro que lo has comprobado en alguna ocasión. A veces la vajilla sale dañada o con marcas del detergente de la máquina.

Sin embargo, los nuevos modelos incorporan una tecnología que protege nuestra vajilla, aunque la lavemos a diario. También la disposición de los artículos dentro del lavavajillas influye en el resultado del lavado. Y en esto también han avanzado los fabricantes para aprovechar al máximo el interior.

Los lavavajillas de Siemens, por ejemplo, incluyen materiales más robustos y terminaciones esféricas en sus varillas que reducen el contacto con la vajilla, y permiten un mejor secado y lavado.

Vienen equipados con soportes móviles para tazas, apoyo para copas y, por supuesto, las cestas. Estas cestas son ahora mucho más versátiles y permiten distintas posiciones con varillas abatibles para poder lavar inclusos los platos con diseño más profundo.

Pero si hay un complemento que destaca por su mayor flexibilidad de carga es la bandeja de cubiertos. La ventaja es que puede adaptarse en cada momento en función de las necesidades de cada lavado, obteniendo más espacio arriba a o abajo según se requiera.

Además, algunas de estas bandejas tienen partes laterales, cuya altura podemos regular. Es decir podemos subirla o bajarla tan sólo presionando un botón.

Un complemento ideal: no podrás vivir sin él

La posición más cerrada se utiliza para colocar la cubertería diaria, mientras que la abierta es más adecuada para lavar tazas de café o té. En el centro se sitúan las piezas abatibles que permiten dispone de forma ordenada de todo tipo de utensilios, incluso más anchos de lo habitual. Esto permite que la limpieza sea más efectiva y profunda. Como veis hay pequeñas diferencias entre un modelo y otro que mejoran la limpieza.

Esta bandeja extraíble en la parte superior nos permite colocar los cubiertos de forma cómoda, segura y ergonómica, y nos permite sacar más partido a la cesta inferior al prescindir del tradicional cestillo para cubiertos.

Estas bandejas más o menos admiten 14 servicios.

Los lavavajillas integrables, es decir los que se camuflan tras los muebles de nuestra cocina o los más pequeños, con menos capacidad en su interior, también incluyen esta bandeja interior.

Como decíamos la colocación de los cubiertos dentro del lavavajillas es un paso previo importante para lograr un mejor resultado de lavado. ¿Cómo debemos ponerlos? Vamos con ello.

El cestillo portacubiertos

Si tu lavavajillas tiene cestillo portacubiertos, coloca los cubiertos con la punta hacia abajo para evitar lesiones cuando los retires.  Otra opción es dejar este cestillo para cucharlas o tenedores, y colocar los cuchillos o los utensilios más punzantes en la bandeja.

En cualquier caso,  siempre hay que extremar la precaución cuando utilizamos utensilios punzantes, ya que la cocina es el lugar de la casa donde más accidentes domésticos se producen.

La bandeja para cubiertos: ¿Cómo colocar los utensilios?

  • Intenta no apilar los cubiertos, es decir colocarlos con cierta separación para que el aclarado pueda limpiar bien todas las partes. Cuanto más ordenados estén en la bandeja más limpios estarán. Por tanto, dedica un poco de tiempo a colocarlos de la mejor manera posible, luego lo agradecerás.
  • Coloca los cuchillos o los utensilios más puntiagudos hacia abajo para evitar lesiones a la hora de retirarlos. A veces lo hacemos de manera mecánica y despistada, y si están mal colocados, es probable que nos llevemos algún susto.
  • Coloca las tazas de café o los cuencos hacia abajo para que no se acumula agua en su interior, y se limpien correctamente.
  • Si necesitas más espacio, hay modelos que permiten bajar los laterales para colocar los cubiertos más grandes, aquellos con los que cocinamos.

Si sigues estos consejos, tu vajilla se lavará correctamente, es más, quedará reluciente. Sólo te quedará vaciarlo y colocar todo en los armarios. Y aquí también es mejor seguir un orden. Te lo contamos aquí.

¿Cómo vaciar el lavavajillas con bandeja para cubiertos?

Si has lavado la vajilla a alta temperatura y hay piezas más sensibles, te aconsejamos que tardes unos 15 minutos en sacar la vajilla para que esta se enfríe y no se rompa con el contacto. Como sabes, los platos calientes son más sensibles a romperse.

Pero eso sí es recomendable abrir la puerta del lavavajillas cuando termine el ciclo y quince minutos después extraer toda la vajilla.

Cuando haya pasado ese tiempo, empieza siempre con las bandejas y cestas inferiores, es decir desde abajo hacia arriba. Si lo hacemos al revés, corremos el riesgo de que las gotas de agua caigan sobre la vajilla colocada más abajo y acaben marcándola de nuevo.

¿Te han servido estos consejos? Esperemos que te hayan orientado si estás pensando en comprar o renovar tu lavavajillas. Sigue estos consejos para tener un lavado más eficiente. Son fáciles de aplicar y te darán un resultado asegurado. Si tienes dudas, déjanos un comentario y trataremos de ayudarte.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*