Valoraciones

Hornos de sobremesa para la cocina

Hornos de sobremesa baratos

Elige el modelo correcto para tus intenciones. Si lo que quieres es un horno, no tendrá mucho sentido elegir uno que no sea capaz ni de asar una pieza de carne.

No es lo habitual, pero tampoco es imposible que suceda. Es posible que en tu casa no haya horno. En tu casa, en una que has visto para comprar, o en la próxima que ya tienes decidido alquilar. Los hornos suelen venir incorporados por defecto en la construcción de una vivienda, pero si -por la razón que sea- no tienes uno, la industria se ha ocupado de que esto no sea un problema. Los hornos de sobremesa baratos son una excelente opción para incorporarlos a la cocina. Y decimos baratos porque, echando un ojo a un catálogo, cualquiera puede comprobar que la cuantía económica tampoco es excesiva.

Sin duda, y nadie te lo podrá rebatir, nunca será lo mismo que tener un horno convencional. Es imposible meter todas las funciones de un buen horno en uno de sobremesa. Pero nunca olvides que están para cubrir una necesidad de la mejor manera posible. Nunca podrán ser un sustituto natural para uno de verdad.

No obstante, tienen una serie de ventajas merecedoras de ser destacadas:

  1. Lo primero es el precio. Estamos hablando de un pequeño electrodoméstico que puedes tener en la cocina por apenas 50€. Evidentemente, cuantas más prestaciones y avances técnicos, costará más dinero.
  2. Instalación: tener un horno de sobremesa es tan fácil como acudir a la tienda, comprarlo y enchufarlo. No requiere ningún tipo de instalación.
  3. Espacio: solo con ver una foto parece evidente que otra ventaja es el espacio que ocupan. Sus reducidas dimensiones le hacen apto para cocinas pequeñas, pero también para usos secundarios, como una vivienda vacacional.

En el mercado dispones de hornos de sobremesa baratos, que puedes encontrar sin problemas en tiendas especializadas de electrodomésticos. Eso si, el concepto barato es muy personal. Aquí lo definimos así porque entendemos que unos 50-150€ (la horquilla de precios es amplia) no es caro si lo comparamos con lo que costaría tener un horno tradicional en una casa que no lo equipa. Para empezar lo más probable es que necesites obras en la cocina (necesitarás un hueco) y luego adquirir uno de los grandes.

Funciones principales

¿Tienes pensado comprar un horno de sobremesa? Pues fíjate, en primer lugar, en su potencia. Es mejor invertir Pollo asado en el horno en un modelo de alta potencia porque de nada sirve tener un horno si no tiene la fuerza suficiente para asar un pollo, por ejemplo. Suena estupido decirlo, pero quieres un horno para hornear, no solamente para calentar. Para eso puedes utilizar el microondas, que es más sencillo de elegir (por el hecho de ser más conocido, obviamente). Otra buena idea es localizar un modelo con doble cristal en la puerta, por aquello de que teniéndolo en la encimera de la cocina es más factible que puedas quemarte si la tocas por accidente.

Hay algunas funciones y caracterísiticas a las que no renunciaríamos, aunque este aspecto ya es más personal:

  • Grill: perfecto para dar un toque de ‘gracia’ a los asados. Úsalo bien, porque cuando se te va la mano con el grill puedes acabar teniendo un plato dorado por fuera pero poco hecho por dentro. Ojalá dentro de poco un horno de sobremesa con termosonda.
  • Función descongelar: no nos parece imprescindible, pero hay que valorar los gustos de todos. No nos lo parece porque descogelar a temperatura ambiente o en el frigorífico (sacando los alimentos con tiempo) es la forma más eficiente de hacerlo. En terminos de eficiencia energética, la función descongelar es un gasto innecesario, aunque en determinados momentos viene muy bien, eso es cierto.
  • Clase A: muy relacionado con el anterior, si ahora mismo tuvieramos que comprar un horno de sobremesa lo compraríamos de entre aquellos modelos cuya alta eficiencia esté probada. La reducción del consumo de energia es un imperativo en la sociedad actual.

Algunos ejemplos de hornos de sobremesa baratos

No hace falta recurrir a un especialista en hornos para encontrar buenos modelos en el mercado. Este modelo de Jata tiene termostato ajustable y, ojo, está hecho de acero inoxidable, que no lo hemos mencionado en el apartado de características pero no está nada mal tenerlo en cuenta, ya que la durabilidad de este material te garantiza horno durante más tiempo. Con 1.600 watios de potencia y 28 litros de capacidad, tiene las caracteristicas suficientes como para cubrir las necesidades de una persona sola, o una familia de pocos miembros.

Ya te avisamos que si quieres un horno de sobremesa tienes que olvidarte de las grandes marcas que dan relumbron a una cocina. Ni Bosch, ni Siemens, ni Balay, ni Neff, ni LG, ni (inserta la marca que quieras)… asume que estos fabricantes no serán los encargados de poner este electrodoméstico en tu cocina. Por eso tienes que recurrir a marcas como Princess que te ofrece este modelo de 35 litros, más perfecto que el anterior para hacerte un poco asado familiar.

No hace falta que los compres en la tienda que figura en los enlaces, ni tampoco debes tomarte estos dos modelos como los de referencia en el campo de los hornos de sobremesa baratos. Son solo dos opciones de las decenas que se presentan en los lineales de las tiendas de electrodomésticos. Busca, compara y elige el modelo que de verdad se ajuste a tus necesidades y disfruta de las prestaciones que solo un horno te puede ofrecer. Aunque sea de sobremesa.

 

 

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*