Electrodomésticos Sin categoría

Un horno tostador para tu cocina

Hay electrodomésticos imprescindibles en el hogar. ¿Quién puede vivir hoy sin un frigorífico o una lavadora? Nadie. De hecho, una vivienda nueva no está completa si antes no tienes tus queridos electrodomésticos funcionando.

Fíjate en las mudanzas. Seguro que te has enfrentado a más de una a lo largo de tu vida. Has colocado los muebles y has desempaquetado las cajas, incluso has colocado todas tus pertenencias en su sitio, pero, aunque tengas todo eso adelantado, no podrás mudarte hasta que no lleguen los electrodomésticos. Se han hecho tan imprescindibles que no podemos vivir sin ellos, y eso que no llevan tanto tiempo con nosotros. Sólo hay que echar la vista atrás para recordar las casas de nuestros abuelos y abuelas. No había lavadora. Todo lo lavaban a mano.

Pero además de estos electrodomésticos imprescindibles, hay otros más desconocidos, pero que también nos facilitan la vida. Hoy hablamos del horno tostador eléctrico. Sí, el horno tostador. No te preocupes, si antes no has oído hablar de él. Aquí te contamos todas sus características y lo que es mejor todo lo que puedes hacer con él.

¿Qué es?

Tiene la apariencia de microondas, por eso, es probable que lo hayas visto en más de una ocasión, pero que no lo hayas identificado como un horno tostador. Aunque tiene el mismo tamaño, la diferencia está en que calienta de la misma forma que un horno convencional.  

La ventaja que tiene es que es un aparato pequeño y versátil, es decir ocupa poco espacio en nuestra cocina, y eso siempre se agradece en apartamentos o pisos pequeños. Podemos colocarlo sobre un módulo de sujeción anclado a la pared o sobre la encimera. Es fácil encontrarle un hueco dado su tamaño.

Además,  este pequeño electrodoméstico tiene muchas funcionalidades, es decir podemos utilizarlo para hacer una gran cantidad de recetas. No sólo eso: el horno tostador nos permite preparar platos y cocinar más rápido que si lo hiciéramos con el horno convencional.

El horno convencional tiene sus ventajas, podemos hacer platos más elaborados, pero son recetas que requieren más tiempo. No obstante, los hornos convencionales están añadiendo cada vez más funcionalidades para acortar el tiempo de cocción.

Pero, después de este pequeño apunte, volvamos a los hornos tostadores.

Con todos ellos podemos hornear pizzas, tostar bocadillos o incluso asar piezas de carne. Pero además es muy práctico también para recalentar platos precocinados o sobras, consiguiendo un resultado óptimo, como si estuvieran recién cocinados. Todos sabemos que un plato recién hecho sabe mucho mejor que uno recalentado.

Con más o menos frecuencia, lo hemos comprobado, (mejor, degustado) en más de una ocasión. El ritmo frenético en el que estamos sumidos en la sociedad actual nos resta tiempo para cocinar, y muchas veces tenemos que tirar de comidas ya precocinadas o de las sobras del día anterior. El horno tostador permite recuperar la textura de la comida como si estuviera recién hecha. Y eso es todo un acierto.

¿Cómo funciona?

Las ventajas enumeradas en el anterior párrafo conforman el denominador común de todos los hornos tostadores, pero dentro de este tipo de electrodoméstico hay también muchos modelos, cada uno con sus cualidades.

Prácticamente todos los modelos tienen funcionalidades ya preestablecidas, lo que ayuda mucho a aquellos que no son tan expertos entre los fogones. Hay funciones para hornear pizza, pan, galletas, sándwiches, incluso algunas establecidas para recalentar comida, como indicábamos anteriormente.

Otra de las opciones que suelen incluir los hornos tostadores es la de descongelar, lo cual es bastante práctico precisamente por lo comentado anteriormente. Aunque nos gustaría tener más tiempo para dedicarnos a lo que nos gusta, lo cierto es que entre semana, de lunes a viernes, es complicado.  Con el horno tostador podemos descongelar bolsas de congelados compradas en el supermercado o comida precocinada.

Si alguna de estas funciones no convencen, siempre se puede ajustar la configuración a medida para adecuarlo a nuestras necesidades.

Habitualmente, además, incluyen una bandeja para hornear y una rejilla para asar.

¿Qué podemos hacer con un horno tostador?

Esta es la mejor parte del artículo, así que sigue leyendo. No se conoce realmente un electrodoméstico si no sabemos todo lo que podemos hacer con él. Y ya se sabe, una buena compra es aquella a la que realmente le sacas partido. Aquí te vamos a enseñar cómo aprovechar al máximo tu horno tostador. Con él puedes hacer:

  • Pizzas caseras o minipizzas
  • Empanadas
  • Galletas y dulces caseros
  • Paninis
  • Croissants crujientes para desayunar.
  • Asar carnes y pescado

¿Con cuál te quedas? No elijas, con tu horno tostador podrás hacer cada día una receta diferente.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*