Los mejores electrodomésticos

El gasto energético de la cocina

Electrodomésticos en la cocina

Se puede cocinar, lavar la ropa y conservar tus alimentos sin necesidad de gastar tanta electricidad como se ha hecho hasta el momento. La mentalidad eficiente tiene premio: ahorras en tus facturas de la luz y contribuyes al mantemiento de nuestro planeta, que cada vez nos necesita más. Si quieres saber cómo conseguirlo, sigue leyendo.

¿Te has planteado alguna vez ser más eficiente en tu casa? No es complicado, no altera en exceso las rutinas a las que estás acostumbrado y además solo sales ganando, porque consigues ahorrar dinero en tus facturas. Para lograrlo es muy importante tener en cuenta el consumo de energia en los electrodomesticos, que son los responsables de más de un 50% de la luz que se consume en tu casa. ¿Sabes cómo funciona cada uno y cómo lograr ese ansiado ahorro? Lo vemos en los siguientes párrafos.

El más señalado es el frigorífico. Con el frigorífico tenemos dos problemas: es el aparato que más consume en tu casa, pero nada puede sustituirlo. Según los datos disponibles, consume el 30% del global de todos los electrodomésticos. Conscientes de esta situación, las marcas no son tontas y ponen en liza en el mercado modelos de alta eficiencia para colmar los deseos del consumidor. Las más eficientes son las A+++, pero además cada vez se aprecian más mejoras que parecen simples pero aportan mucho valor. Por ejemplo, las puertas con ‘ventanas’ para saber lo que hay dentro en cada momento, los compartimentos para los caprichos, que evitan abrir continuamente las puertas, o las cámaras en el interior, que igual que esas ‘ventanas’ permiten saber que hay dentro y tomar decisiones sin necesidad de abrir la puerta.

Los que más y los que menos consumen

Igual que sucede con el frigorífico, cuando se habla del consumo de energia de los electrodomesticos no se puede pasar por alto a la lavadora, que consume -más o menos- un 11,8% del total de los aparatos. Como tampoco nos imaginamos lavando a mano la ropa como hacían nuestros abuelos, no queda más remedio que ser eficientes. Lo bueno de la lavadora es que es realmente fácil conseguirlo: basta con respetar la carga máxima de cada modelo y usar la plena carga. Utiliza capsulas dosificadoras del detergente para no tener problemas en este sentido y elige siempre los programas adecuados. Ojo, los adecuados. Y es que existe en España una especie de leyenda urbana de que los programas cortos son los que menos consumen, cuando es precisamente al contrario.

“Para ahorrar energía con la lavadora usar programas de bajas temperaturas”

Por el contrario, podríamos decir que el horno, la secadora o el lavavajillas son, en comparación a los que ya hemos mencionado, los que menos consumen dentro de casa. El horno se apunta un 8,3% del total de la energía, que puede no parecer mucho pero es algo engañoso. ¿Por qué? Porque el horno usa calor para funcionar, y todos los electrodomésticos que lo usan pueden acabar dando un disgusto en forma de consumo excesivo. No precalientes el horno si la receta va a durar menos de una hora de duración y apágalo cinco minutos antes de terminar. El calor que queda dentro será suficiente para finalizar la receta. Incluso lo podrás aprovechar para calentar algo o mantener caliente un plato.

Mejor control, más ahorro

Con el lavavajillas y la secadora, los consejos son particularmente parecidos a los de una lavadora. Lo bueno es esperar a tener una carga completa para ahorrar recursos. Fíjate en el elenco de programas que tienen, porque a los más tradicionales siempre se une el programa ECO, que consumen menos agua y/o electricidad. Si los compras A+++, estarás tomando una decisión magnífica, pero si además compras los electrodomésticos inteligentes podrás controlar los procesos de forma remota o programarlos para que se pongan en funcionamiento en las horas más baratas del día.

Y así, poco a poco, y con gestos que tampoco cambian nuestra vida, sí que puedes cambiar el mundo en el que vivimos.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*