Electrodomésticos Sin categoría

¿Todos los frigoríficos americanos son de lujo?

Cuánto valen los frigoríficos americanos de lujo

¿Qué entendemos por frigoríficos americanos de lujo? ¿Cómo se mide exactamente eso del ‘lujo’? Entendemos, en principio, que un termómetro fiable sobre este asunto siempre será el precio de la nevera americana en cuestión. Este tipo de frigoríficos son un gran aliado en la cocina por muchas razones, siendo su alta capacidad de almacenamiento la principal y más llamativa de todas. Eso sí, sus dimensiones exigen de cocinas grandes y su precio es, sea considerado de lujo o no, elevado.

Siempre desde la suposición, aunque también desde cierto convencimiento, los frigoríficos americanos de lujo serán a buen seguro los que superan de largo los 3.000€, aunque es evidente que los de un precio inferior también son una inversión potente. Puedes gastar lo que quieras: elige una cantidad entre los más de 6.300€ que cuesta algunos de los modelos de la gama Signature de LG (que puede ser un abuso para más de un bolsillo) y los poco más de 600€ que te costaría equipar la cocina con frigoríficos de la marca Savoid. Evidentemente, siempre hay opciones a medio camino, como los frigoríficos de Balay, que se convierten en un lujo para la cocina mucho más asequible para aquellos que se lo quieran/puedan permitir.

¿De qué presumen los llamados “frigoríficos americanos de lujo”?

Las cosas como son: un frigorífico americano de LG son palabras mayores. No existen muchos frigoríficos que permitan al usuario ver lo que hay dentro sin tener que abrir la puerta. Y es que tiene en el frontal una suerte de ventana transparente para echar un ojo a la comida que tienes disponible sin tener que estar permanentemente abriendo las puertas. Por supuesto, tiene su correspondiente dispensador de agua en la puerta (que suele ser el elemento distintivo de una nevera americana) y compartimentos programados para trabajar a diferentes temperaturas, adaptadas a cada tipo de alimento. Y es así como se consigue que los alimentos, sobre todo los frescos, duren mucho más tiempo.

Pero no es necesario gastar más de 6.000€ para tener un buen frigorífico américano. El mercado de los electrodomésticos tiene muchas cosas buenas, y una de ellas es que tienes modelos para elegir siempre lo que de verdad quieres tener. El modelo de Balay que hemos mencionado requiere una inversión infinitamente inferior y, aunque no tenga ventana transparente, cuenta con otras caractertícas que le hacen ser una gran alternativa. Para empezar es A+, lo que se traduce en importantes reducciones del gasto en energía y tiene controles electrónicos para saber en todo momento la temperatura del frigorífico y del congelador, de forma que te aseguras que no estás derrochando.

¿Y si además de lujo fuera inteligente?

Presumir de frigo americano tampoco debería ser tan complicado. Este modelo de Haier te permite olvidarte de quitar la escarcha porque es No Frost. Con sus 515 litros totales de capacidad no tendrás problemas para almacenar lo que quieras, aunque las diferencias de precio con otros modelos analizados te hacen sospechar que algún ‘misterio’ tiene que haber.  Y lo hay: por ejemplo, en el equipamiento para almacenar diferentes clases de comida, o en la opción de que sea inteligente.

Sí, has leido bien, los frigoríficos americanos de lujo puede que lo sean porque son inteligentes. Los de Siemens o Bosch (en cristal negro, ojo, y no todos los modelos del catálogo) funciona con Home Connect, que es una aplicación para el móvil con la que puedes manejar a tu antojo el frigo desde el lugar en el que estés. Puede que no veas la comida que tienes a través de una ventana transparente, pero sí que puedes echar un ojo a través de la pantalla de tu móvil, siempre preparado para recibir las imagenes de las cámaras que hay en el interior de estos electrodomésticos.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*