Problemas técnicos

Fallos técnicos más comunes en las lavadoras Balay

Averias lavadoras Balay

Ser una de las marcas más prestigiosas en el campo de los electrodomésticos no impide que, de vez en cuando, se produzca alguna avería. Balay es una de las marcas más activas en el campo de las redes sociales, y soluciona bastantes problemas de forma online, y de forma exitosa, por cierto. Pero si los consejos virtuales no son suficientes, no olvides que siempre puedes echar mano del servicio técnico oficial.

Las lavadoras son electrodomésticos sometidos a muchas horas de funcionamiento. Trabajan con bastantes partes móviles y además necesitan para trabajar las entradas de agua, que también dependen a su vez de muchos factores. Por lo tanto, no es raro que una lavadora tenga alguna avería en algún momento de su vida útil.

Valga como ejemplo uno que puede surgir nada más poner en marcha tu lavadora Balay: vibra y hace mucho ruido. Es un problema muy habitual, pero la buena noticia es que, generalmente, no es una avería como tal. Suele ocurrir que al recibir nuestra lavadora en casa no le quitamos los anclajes del transporte, lo que provoca unos centrifugados monstruosos. Quítalos y todo estará resuelto. Aunque desde Balay te aconsejan que verifiques que la lavadora no está “en contacto con muebles o alguna pared y que las patas estén perfectamente reguladas”.

Es importante diferenciar entre lo que tú crees que es una avería y lo que realmente lo es. Por ejemplo, muchos usuarios preguntan a Balay por la escasez de agua dentro del tambor de su lavadora. En principio no debería ser un problema de la entrada de agua, sino que has optado por una lavadora ecológica, que no necesita tanta agua para funcionar como las de antaño. De hecho, algunas lavadoras ni tan siquiera se llenan de agua hasta el borde inferior de la puerta. No obstante, no es lo mismo poca agua que nada de agua. Si en tu lavadora Balay no entra nada de agua, es posible que tengas que revisar el grifo, que el tubo de entrada no se ha doblado o que tienes presión suficiente.

Algunos problemas que sí te pueden generar algún dolor de cabeza:

  • La lavadora se para durante el ciclo de lavado: debes comprobar que tienes luz en casa y que en la entrada de agua no ocurre nada raro.
  • Tú lavadora directamente no se conecta: busca el enchufe y comprueba que está bien enchufada; igual que en el caso anterior comprueba que no se ha ido la luz. A continuación comprueba que has cerrado bien la puerta (sin la puerta bloqueada la lavadora no se pone en marcha) y que le has dado a la tecla ON.
  • ¿No centrifuga?: en este caso pueden ocurrir varias cosas, como haber metido más ropa de carga de la indicada. También puede estar pulsada la opción ‘flot’, tal y como nos comentan desde la marca.

Lavadoras y ruidos

Los ruidos nos generan también bastante preocupación por lo general. Aunque no todos son motivo para llamar al técnico. Por ejemplo, las lavadoras Balay pueden hacer ciertos ruidos en las  bombas del desagüe. “Son ruidos característicos”, aseguran para tranquilidad del respetable. No obstante, si el ruido no te parece de los más habituales, el problema puede estar en el filtro y algún objeto que se ha colado. Revísalo y límpialo si es necesario.

Otro ruido que nos puede ocurrir: un silbido del motor durante el centrifugado. ¿Es una avería? Pues parece que no, que “escuchar un sonido similar a un silbido es normal” en esta fase del lavado. Si nos molesta mucho, siempre podemos recurrir a las lavadoras con la prestación ExtraSilencio, que reduce la cantidad de sonidos de forma importante.

Y si mi problema no es de ruidos y es de pérdidas de agua, ¿qué puedo hacer? Fácil, al menos eso parece: revisar la manguera de entrada y la de desegüe. Si están bien ajustadas, todo va bien.

El servicio técnico oficial: tu gran amigo

Desde Balay ofrecen a sus usuarios posibles soluciones rápidas en base a los problemas que ya les han surgido con anterioridad. De hecho, es una marca bastante activa en sus redes sociales y en su blog, que se ha convertido en una especie de centro de atención al cliente virtual. Para cualquiera de los problemas expuestos, la marca te plantea posibles opciones que puedes ejecutar tú mismo en casa, siempre con un objetivo: evitar visitas del servicio técnico innecesarias para el cliente.

No obstante, si eres seguidor de sus redes podrás comprobar con tus propios ojos que siempre rematan sus respuestas animando al usuario a contactar con el servicio técnico oficial si el problema persiste. Un servicio técnico que se puede obtener directamente desde su sección de la web Balay Contigo, una especie de zona privada donde los dueños de electrodomésticos de la marca los pueden registrar para obtener consejos de uso, descargar el manual de instrucciones siempre que lo necesiten o contactar por la vía rápida con un técnico.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*