Electrodomésticos

¿Por qué elegir una placa vitrocerámica de inducción y no una placa vitrocerámica?

A la hora de elegir el tipo de placa con la que equipar la cocina barata de tu hogar, primero debes de tener muy presente todos los factores y elementos que hacen mejor una placa de otra. Aunque por norma general se piense que tomar una decisión definitiva a la hora de comprar electrodomésticos no es tarea sencilla, la verdad es que en el campo de las placas de cocción esta decisión se simplifica mucho. Son tantas las ventajas que te ofrece la adquisición de una placa de inducción frente a una convencional, que no tendrás mucho que pensar.

Elegir una marca o un modelo específico según tus necesidades de una placa de inducción es la tarea más difícil a la que te enfrentarás cuando vayas a tomar la decisión de comprar el electrodoméstico para tu cocina barata.  Estas son algunas de las razones elementales por las que deberías decantarte claramente por la adquisición una de inducción frente a una placa vitrocerámica:

– Por seguridad. Las placas de inducción son mucho más seguras, se desconectan de forma automática en un tiempo prudencial si mantienes una zona sin usar o si te olvidas de colocar encima un recipiente. En esta materia, las placas de inducción sobrepasan con creces las prestaciones que te ofrecen las demás convencionales, ya que no calientan la superficie, aun estando encendida si no colocas sobre ellas los recipientes específicos.

– Por su facilidad de mantenimiento. Al trabajar con campos electromagnéticos, estos electrodomésticos con tecnología de inducción son más fáciles de limpiar, ya que el cristal alcanza una temperatura mucho menor frente al cristal con el que viene equipada una placa vitrocerámica convencional.

– Porque son más rápidas. La rapidez en que se cocinan los alimentos en la actualidad se hace esencial a la hora de decidirte por una placa de inducción. Además al cocinar en menor cantidad de tiempo se ahorra en el consumo energético.

– Porque son más resistentes y duraderas. Además ofrecen una gran estabilidad para los recipientes que utilices para cocinar tus recetas preferidas.

Estas son algunas de las razones principales por las que decantarte por un modelo de placa de inducción se hace obvio. Asimismo existe otra muy importante, la mejor relación calidad-precio. Es cierto que son algo más caras que las placas vitrocerámicas, pero a la larga, tu bolsillo te lo agradecerá.

 

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*