Alimentos

Diferencias entre cafetera italiana y de cápsulas

Optimización del café

¿Por qué existen diferentes cafeteras? El café es la única bebida que tiene un sinfín de formas de prepararlo. Cada persona tiene un gusto distinto y le gusta beber el café de forma diferente, y por ello existen distintas cafeteras. Cada una de ellas con unas características especiales que hacen que el café sepa distinto perteneciendo al mismo tipo de café.

Aunque hay distintos tipos de cafetera hoy nos vamos a centrar en dos tipos:

  • La cafetera italiana
  • La cafetera expreso.

Cafetera italiana.

Este tipo de cafetera es la más tradicional en las cocinas de nuestro país. Está compuesta por tres partes. La primera, es la parte de abajo, es donde se deposita el agua y se colocará encima de un foco de calor. La segunda, es la zona del cacillo, donde se dosifica el café molido (una cucharadita por persona). Y la tercera zona, es la jarra donde llega ya el agua que ha subido por la fuerza del calor, se ha infusionado con el café y se condensa preparado y listo para servir.

Con esta cafetera podemos preparar un café que se caracteriza por su rápida preparación y por un sabor y textura concentrada ya el agua de su interior puede alcanzar los 1.5 bares de presión. No es precisamente la textura del café del bar pero es muy bueno y agradable de sabor.

Recordar que el café de cafeteras profesionales y manejados por baristas, consiste en la extracción de 30 mililitros de café a partir de aproximadamente 7,5 gramos de café molido, a 9 bares de presión en un tiempo entre 20 y 30 segundos.

Las grandes ventajas de este tipo de cafeteras:

  • Su mecanismo de funcionamiento es sencillo.
  • Son muy económicas.
  • De fácil mantenimiento y limpieza.
  • Es imperecedera.
  • Puedes preparar varias tazas de café en un mismo tiempo, dependiendo de la capacidad de la cafetera. Lo normal es que sea para 4 servicios.

El inconveniente, es complicado dosificar la cantidad exacta de café y agua. Y aplicarle un adecuado prensado.

Cafetera expreso.

Este tipo de cafeteras se ha puesto muy de moda en los últimos años en nuestra cocina. Las cafeteras expreso domesticas han copiado el diseño de las cafeteras profesionales, las que se utilizan en restauración. Por eso está teniendo mucho éxito ya que consiguen un café muy semejante a los de las cafeterías.

Son cafeteras que tienen que tienen que ejercer una presión sobre el agua entre 12 y 15 bares y hacerla pasar por el cacillo-filtro donde está el café. El café de este tipo de cafeteras es mucho más intenso, cremoso, tiene más cuerpo y pueden preparar una o dos tazas a la vez.

La cafetera de capsulas.

Dentro del tipo de cafeteras expreso encontramos la cafetera un tipo de cafeteras que usa monodosis de café ya encapsulado para no tener que medir ni compactar los granos de café.

Las ventajas de usar las capsulas:

  • La preparación del café es sencilla, meter la capsula en el apartado para ella y apretar un botón.
  • Más limpio, no hay posibilidad de que se pueda caer ningún grano de café molido.
  • Las cafeteras que utilizan las cápsulas son más compactas y menos voluminosas que las cafeteras expreso de grano molido.

La gran desventaja es que el precio de las capsulas es elevado y se crean más residuos sólidos y no biodegradables.

En el mercado tenemos varias cafeteras monodosis:

  • Las Nespresso. Hay toda una variedad de cafeteras y monodosis de esta marca. Tienen fama por ser los primeros en sacar este tipo de cafeteras domésticas y por su gran variedad de cafés.
  • Dolce Gusto: es la cafetera de la marca Nestlé.
  • Tassimo: cuyo fabricante es Bosch.
  • Senseo: En este caso el fabricante es Philips.

Las diferencias entre unas marcas y otras viene determinada por el precio de la máquina, sus diseños, por la variedad de capsulas con distintos cafés y su coste.

Limpieza y mantenimiento

La limpieza de la cafetera es fundamental, al igual que el resto de pequeños electrodomésticos y mantenimiento adecuado les alarga la vida. Pero las cafeteras requieren una limpieza extra, ya que la utilizamos para preparar una bebida que vamos a ingerir.

La limpieza de la cafetera italiana es sencilla: desmonta las tres piezas y lávalas con agua jabonosa, enjuaga con agua clara y deja secar sin montar. Si el material lo permite, puedes introducirlas en el lavaplatos.

El Mantenimiento y limpieza de las cafeteras expreso:

  • Todos los días antes de preparar el primer café, dejar correr un poco de agua.
  • Vacía el compartimento de las capsulas vacías, todos los días.
  • Pasar una bayeta humedecida por toda la máquina.
  • Una o dos veces al año, dependiendo de la calidad del agua, realizar una descalcificación.

Ahora que conoces las características de las dos cafeteras puedes optar por la que mejor te convenga. También puedes hacer lo que yo, tengo los dos modelos. La cafetera italiana la utilizo en las reuniones con amigos y familia, para poder preparar el café para todos a la vez. La cafetera monodosis la utilizo para cuando quiero saborear de mi tiempo de relax, sola, con un café exquisito.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*