Uso, trucos y consejos

Un delicioso té nunca viene mal

hervidor-de-agua

El consumo de té se incrementa progresivamente en casi todos los países del mundo. Sus virtudes alimenticias, más el sugerente ritual que envuelve su preparación y consumo lo han convertido en una interesante bebida estimulante de componente social. Demostradas virtudes antioxidantes para mantenerte joven y vital se convierten en el argumento final para convertirte en un teinómano.

Preparando el té con un hervidor de agua

No me cansaré de decirlo, un hervidor de agua es esencial para preparar un delicioso té. El porqué de mi empeño no es un asunto caprichoso. Lo cierto es que el grado de perfeccionamiento de los diferentes tipos de té, aparejado con su disfrute en las mejores cualidades depende de su preparación y presentación adecuada a temperatura.

Toda infusión, en general, gana si se prepara con uno de estos pequeños electrodomésticos que han llegado para ofrecernos agua de una calidad más precisa en funciones diversas de nuestra vida diaria. Otro día hablaremos de más virtudes concernientes al hervidor de agua (para consumo de bebés, para su reblandecimiento…), pero centrándonos en el té hay que considerar algunos aspectos de gran relevancia:

  1. La temperatura ideal: Cada té requiere de una temperatura idónea en la que desarrollar todo su potencial de sabor y cualidades. Es muy fácil echar a perder el mejor té del mundo si se prepara en un agua hervida sin más medida. Los hervidores eléctricos, en su mejores versiones, suelen venir acompañados de selectores o programas de diferentes temperaturas. Con la información adecuada sobre los requerimientos de cada tipo de té, te aseguras de una maravillosa degustación con la que disfrutar y sorprender a posibles invitados.
  2. La calidad del agua: El hervidor de agua, per se, lleva a cabo una función básica de descalcificación y reblandecimiento del agua. El resultado final será esa agua pura en la que la disolución del té se llevará a cabo de manera ideal, sin mezclas improvisadas que puedan menguar el sabor o las cualidades del tipo de té.
  3. La precisión: Los hervidores de agua más modernos disponen de sistemas de mantenimiento de la temperatura. Si te surge cualquier imprevisto y tienes que dejar el agua hervida sin servir todavía, uno de estos modernos hervidores de agua se ocupará de mantener esa temperatura perfecta.
  4. El servicio: Esa misma conservación de la temperatura favorece un servido perfecto del té. La conversación en torno a la mesa puede ir yendo acompañada de sucesivas tomas, siempre con el agua bien dispuesta a su temperatura adecuada. El hervidor de agua, amigo, un auténtico virtuoso al servicio de uno de los pequeños placeres más en auge.

infusión-de-teCon esta suma de virtudes, solo tendrás que prestar atención al aspecto más sibarita de esta tendencia: la información de referencia vinculada a cada tipo de té. Ya no se trata sólo de preparar una de estas mágicas infusiones de la mejor manera. Para tomar té hay que entender su mundo y sumergirse en él. Conocer los procesos de fermentación y/o degradación,  su mayor o menor nivel de exposición a la luz, así como sus cualidades antioxidantes, estimulantes y demás y, sobre todo, la temperatura requerida para cada clase. Con tu hervidor de agua sacarás y ofrecerás lo mejor.

Eso sí, para poder disponer de tu hervidor en perfectas condiciones, una limpieza del espacio de su caldera te asegura una retirada completa de la cal y de otros residuos moleculares del agua. Con un poco de vinagre blanco (ya sabes, en electrodomésticos para alimentación, mejor remedios naturales efectivos), mezclado con agua y dejando actuar en la tetera durante una buena sesión, te asegurarás de que el hervidor de agua permanezca en perfecto estado de uso. Si eres consumidor habitual de té y tu zona es de agua dura, no estará de más que procedas a su limpieza antical una vez al mes.

Comodidad y calidad ¿quién da más?

Así es, no lo dudes. Un hervidor de agua te ofrece comodidad para preparar tus mejores tés y calidad para que éstos se transformen en lo que realmente deban ser. Aquí te dí unas referencias de las temperaturas por cada tipo de té. Porque entenderás que no es lo mismo tomar te negro que verde, rojo o azul…

hervidor-de-agua-trabajandoLa tranquilidad de contar con uno de estos pequeños electrodomésticos es algo impagable. En las míticas reuniones de té del siglo XIX en Londres hubieran matado por tener un hervidor eléctrico de los actuales. Ya me imagina a Agatha Christie, reunida con los habitantes de una casa y dilucidando que el asesino había procedido sólo por la codicia de robar el hervidor eléctrico 😉

Y sin embargo, a día de hoy, ya ves. No hace falta pertenecer a una trasnochada aristocracia, tan sólo es necesaria información con la que fundamentar tus conocimientos y un buen electrodoméstico que te conduzca al mejor fin para encontrar esos aportes de gratificante sabor y con su componente de salud.

También puede interesarte

2 Comentarios

  • Reply
    hervidores de agua electricos pequeños para tés
    18/10/2017 at 2:39 pm

    […] apagado automático y una visión perfecta del nivel del agua, mejor para conseguir ese té perfecto, o lo que se […]

  • Reply
    Lety
    22/08/2019 at 7:01 pm

    oye y al final como se prepara el té con el hervidor? dijiste todos los beneficios, lo bueno, lo maravillosos que son pero en ningun lado explicas el procedimiento….

  • Deja un comentario

    *