Cocina Comprar pequeños electrodomésticos

¿Comprarías un horno eléctrico? ¿Pequeño?

Hornos Eléctricos Pequeños

Los amantes de la cocina siempre tienen un horno cerca, pero lo habitual es encontrar en todas las casas un horno de 60 cm de ancho (que es la medida más extendida), o más recientemente sus medidas en formato compacto, que suelen ser de 45 cm de alto. Esta segunda opción está destinada o bien para los que tienen poco espacio en la cocina, o para los que buscan múltiples opciones de cocción (vease el vapor, por ejemplo). No obstante, para los que se encuentran en la primera situación, los hornos eléctricos pequeños también se erigen en una alternativa asequible para no renunciar a las prestaciones que solamente un horno puede ofrecer para determinadas recetas.

Tamaño reducido

Los hornos eléctricos pequeños no engañan a su nicho de mercado: ocupan muy poco espacio en la cocina, se instalan directamente sobre la encimera pero, a diferencia de lo que muchos podrían pensar, su tamaño sí que te permite hacer una variedad interesante de platos. Eso sí, lo primero que tienes que determinar es la capacidad que necesitas, porque en el mercado puedes encontrar desde hornos de 9 litros hasta algunos que triplican esta capacidad (si quieres, los hay de más de 45 litros).

No te dejes engañar por las grandes cifras, algunos de los hornos eléctricos más vendidos en la actualidad cumplen a la perfección con las necesidades básicas de una casa solo con 23 litros de capacidad. De hecho, que sean tan manejables también es una característica bastante apreciada para este tipo de formato de hornos.

Funciones destacadas

Evidentemente, aunque sea un horno eléctrico y pequeño, le vas a pedir casi todo lo que le pedirías a un horno grande. Realmente, esta elección es un recurso únicamente para quien no tiene el espacio suficiente, o se quiere llevar su horno a cuestas en un determinado momento. Aunque el precio no sea siempre un espejo real del tipo de producto que te estás llevando, en el terreno de estos aparatos sí que te dará una pista importate.

Los que superan los 100€ suelen tener una variedad de opiones y funcionalidades un poco más variadas. Hay que buscar modelos con más de una función de horneado, para que se adapte a la receta que estás cocinando en cada momento. Además de un variado elenco de modos de cocción, la potencia y el termostato también son puntos relevantes. Si quieres optar a elaborar un asado con un toque verdaderamente tradicional de horno, elige una opción que te permita irte a uno 220-250ºC, que suele ser el máximo de este tipo de hornos. En cuanto a la potencia, existen auténticas bestias del horneado (poniendo en contexto de lo que estamos hablando) con 2000W y un grill de 1000W. Y es que si los microondas ya llevan grill, ¿por qué no iba a equiparlo los hornos eléctricos pequeños?

Otras funciones que seguro te serán de mucha ayuda si eliges uno de estos pequeños electrodomésticos:

  • Temporizador: un asado serio requerirá, como mínimo, 60 minutos. No olvides este detalle cuando estés haciendo tu elección.
  • Plato giratorio o función giratoria para hacer como Dios manda uno de los platos estrellas de nuestro país: el pollo asado.
  • Fíjate que entre sus funciones tenga la opción de emitir calor arriba, abajo o los a la vez.
  • Los accesorios, igual que sucede con un horno grande, también tienen su importancia. Por ejemplo, estoy seguro de que una rejilla regulable en varias alturas la agradecerás en muchos momentos.
  • ¡Ojo! También agradecerás bastante una luz en el interior, fundamental para ver el punto de cocción de los platos que tienes en el interior.

¿Eres de los que elegirían uno de estos pequeños hornos eléctricos para tu cocina?

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*