Los mejores electrodomésticos

Lavavajillas ¿para cocinar?

Cómo cocinar en el lavavajillas

Si has leído el título de este post y piensas que se me ha ido la cabeza estás completamente equivocado. Sí, hay gente que lo hace, por extraño que parezca, y te diré más, existe incluso algún libro que explica cómo cocinar en el lavavajillas.

La “culpable”, por decirlo de alguna manera, de que esta técnica se hiciese popular y de que haya muchas personas que ya lo hayan probado, y que incluso se hayan vuelto adeptos a cocinar de esta forma tan peculiar, es la bloguera Lisa Casali, autora del libro que te mencionaba, en el que además incluye varias recetas para poder preparar con tu lavavajillas, y que puedes encontrar sin problema en las librerías.

cocinar legumbre en el lavavajillas
Lo que no os puedo contar, es qué pasó por la cabeza de esta señora para que de repente un día se le ocurriese esta idea, que a priori a todos nos ha sonado descabellada la primera vez que lo hemos oído. Hay gente que tiene una capacidad innata para innovar cosas o también puede ser que tuviese mucho tiempo libre, y ya sabemos que las cabezas cuando no están ocupadas en otros menesteres, tienen ideas locas o por qué no, geniales.

Y os diré más, la sugerencia que Lisa nos da es que utilicemos nuestro lavavajillas para cocinar a la vez que lavamos los platos, para aprovechar así la energía y como dice el refrán “matar dos pájaros de un tiro”, si además tenemos en cuenta la eficiencia energética de los electrodomésticos, sumamos de nuevo.
Esto sin duda aún puede generar más controversia puesto que ¿hasta qué punto puede ser higiénico cocinar a la vez que lavas tus platos o tus ollas sucias? ¿Se llenará mi comida de agua jabonosa? ¿Se pueden mezclar los alimentos con el jabón para lavar los platos?

Una técnica diferente de cocinado

Sin embargo, a pesar de todas las dudas o incertidumbres que esta técnica de cocina nos pueda generar, parece ser que muchas personas la han probado y por lo que he podido leer por ahí, la mayoría está contenta con los resultados. Eso, o quizá que las personas que no han quedado satisfechas con esta forma de cocinar, han contado menos sus experiencias.

Si eres de aquellos a quienes les gusta probarlo todo, te diré que para preparar cualquier receta en tu lavavajillas necesitas sobre todo (además de tener un lavavajillas, cosa obvia), contar con recipientes o botes herméticos, y a poder ser que sean de cristal. Aunque también se pueden utilizar bolsas de envasado al vacío. Esto es quizá lo más importante puesto que evitará que el jabón del lavavajillas pueda entrar en contacto con los alimentos. De hecho, si al abrir el electrodoméstico compruebas que el bote no era tan hermético como parecía en un principio y ha entrado algo de agua, tira inmediatamente esa comida que estabas preparando.

Los botes debes colocarse siempre en la parte superior de tu lavavajillas y es importante también el ciclo de lavado que elijas, ya que los lavavajillas suelen contar con varios programas que lavan a temperaturas diferentes.

Si llegados a este punto te estás preguntando qué tipo de alimentos puedes cocinar en tu lavavajillas te diré que la lista es bastante extensa: pastas, carnes, pescados, verduras, legumbres, incluso encontrarás seguro hasta recetas de repostería. En este post encontrarás sugerencias para preparar algunos platos con los que inciarte en esta técnica.

Ventajas e inconvenientes

Y como en todo, esta técnica diferente de cocinado cuenta con defensores y detractores, y ambos cuentan también con sus argumentos.

Desde mi modesto punto de vista os puedo contar de forma genérica las ventajas e inconvenientes que tiene cocinar de esta manera y tú decides si quieres probarlo, si vas a seguir haciéndolo en el caso de que ya lo hayas probado alguna vez, o quizá decidas no probarlo nunca.

Quienes defienden esta técnica aseguran que la principal ventaja es el ahorro energético, pero a su vez afirman que el calor que se genera en el lavado proporciona a los alimentos una textura especial y además se evitan los desagradables olores que se producen a veces cocinando ciertos alimentos de forma tradicional. También afirman que es una forma de cocinar higiénica, a pesar de hacerse al mismo tiempo que tus platos sucios se lavan, puesto que, al utilizar recipientes herméticos, los alimentos están totalmente aislados del agua sucia y de los restos de jabón.
También defienden la idea de que comer alimentos cocinados con esta técnica es mucho más saludable puesto que no contiene grasas ni aditivos.

Sin embargo, en el lado opuesto, los inconvenientes de cocinar en el lavavajillas también son importantes como para no tenerlos en cuenta. El principal inconveniente es que no todos los lavavajillas cuentan con programas específicos de temperaturas diferentes.
Un riesgo bastante grande de hecho, es que, al cocinar los alimentos a bajas temperaturas, como 50º, existen multitud de bacterias que sobreviven. De hecho, expertos en seguridad alimentaria se han llevado las manos a la cabeza al conocer esta curiosa técnica de cocinar, y nos aseguran que las temperaturas que se utilizan para cocinar con el lavavajillas no son suficientes para eliminar la salmonela o las toxinas que causan el botulismo.
Si aun así decides probarlo, te aconsejo que mantengas tu lavavajillas limpio y en buen estado para evitar problemas. Si quieres saber cómo puedes limpiar tu lavavajillas correctamente encontrarás más información aquí.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*