Sabías que…

Cocinas funcionales

Frigoríficos para tener tu cocina organizada

La elegancia del acero inoxidable

Hola a todos. Comprar frigoríficos es, tal vez, una de las decisiones más complicadas en la vida de cualquier persona. Es muy importante que todas las personas que vivan en casa estén de acuerdo con la decisión de compra.

La compra de los frigoríficos tiene que estar muy clara. Varios son los criterios que cualquiera de nosotros tiene que tener en cuenta a la hora de comprar neveras:

Cocinas funcionales

  • Tamaño: Los huecos en nuestras cocinas para instalar las neveras suelen ser limitados. Debemos de medir el espacio que tenemos para acudir a la tienda con las medidas que tiene que tener nuestra nevera totalmente claras.
  • Eficiencia energética: Los frigoríficos son unos electrodomésticos que suelen consumir bastante. Debemos mirar la etiqueta de eficiencia energética para controlar el consumo que tendrá la nevera y no llevarnos sorpresas cuando nos llegue a casa la factura de la luz.
  • Tecnología: Los frigoríficos son electrodomésticos susceptibles de tener mucha tecnología. La más común es la tecnología no frost que evita que se forme hielo. Con la aparición de la domótica, las neveras se han desarrollado. En la actualidad, es posible conocer los alimentos que tenemos dentro de la nevera sin necesidad de abrirla. Así mismo, nuestros frigoríficos nos harán la compra si comprueban que nos faltan algunos alimentos o nos avisarán de la fecha de caducidad de los mismos.
  • Diseño: El gris del acero inoxidable es el color estrella de los frigoríficos. Da un aspecto totalmente señorial a nuestras neveras para que podamos ser la envidia de nuestros amigos. También podemos poner colores a nuestras neveras si les queremos dar un toque diferente. Si lo que queremos es ver algún paisaje cuando vamos a abrir nuestros frigoríficos, tendremos que poner un vinilo para neveras en la puerta.

Revestimientos antihuellas

Las neveras son el electrodoméstico que más tocamos a lo largo del día. Cada vez que queremos algo de comida o de bebida, que suele ser varias veces al día, plantamos nuestros dedos en ella. Rara es la persona que toca solo la manecilla de la puerta. Las huellas se irán acumulando a lo largo de la puerta de nuestras neveras. Los revestimientos antihuellas son la mejor solución para tener relucientes nuestras neveras sin que les afecten ni las huellas dactilares ni los productos de limpieza que utilicemos para quitar la grasa.

Una vez que tenemos claros los criterios para comprar neveras, debemos de saber cómo poder comparar entre los distintos modelos que hay en el mercado. Porque lo que tengo claro es que tenemos que comparar antes de comprar.

Podemos bajar a la tienda de electrodomésticos de nuestro barrio. Ahí, es posible que el dependiente nos llame por nuestro nombre de pila y nos dé un trato totalmente personalizado en base a nuestras preferencias personales. El problema reside en que no pueden hacer competencia a las grandes superficies en lo que a precio se refiere. El punto negativo de las grandes superficies es la falta de un trato personalizado ya que tienen un gran volumen de clientes.

Internet será la otra opción para comparar los distintos modelos de frigoríficos. Podemos meternos en las páginas web de los distintos fabricantes de neveras. Ellos nos ofrecerán todos sus modelos puede ser que a un precio mejor que el que vayamos a encontrar en una tienda. Sobre lo que tenemos que informarnos es sobre si el precio del electrodoméstico incluye el traslado y el montaje del mismo en nuestra cocina o tenemos que hacer frente a un gasto adicional.

Podemos optar por revestimientos antihuellas, pero aun así tenemos que conocer los trucos para limpiar la puerta de nuestras neveras de acero inoxidable:

  • El primero de los trucos de limpieza de nuestras neveras de acero inoxidable es mojar una bayeta con agua jabonosa. Tendremos que frotar en la dirección de las vetas de acero. Con esta sencilla maniobra, evitaremos que se ralle la puerta de nuestras neveras.
  • La grasa la eliminaremos gracias a un trapo impregnado de agua con unas gotas de vinagre o amoniaco.
  • El brillo del acero de nuestras neveras también es importante. Para recuperarlo, lo que tenemos que hacer es utilizar aceite de oliva para que las rayas más sutiles no se noten.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*