Categoría

Los mejores electrodomésticos

Los mejores electrodomésticos

3 aspiradores sin cable para este 2018

Limpieza con aspiradora vertical

¿Ya te han contado todo lo bueno de no tener que depender de los cables para tener que pasar la aspiradora por tu casa?

Renunciar a los cables solo tiene ventajas. En el campo de la domótica, los sistemas sin cableado son, dependiendo del gusto, los mejores para el momento actual. Igualmente, aquellos que prueban la combinación iPhone X + AirPods + Apple Watch llegan a la conclusión de que no quieren depender de los cables nunca más. Pues algó parecido tenía que suceder con los electrodomésticos. Las aspiradoras sin cables son una bendición. Y no, en este caso no nos estamos refiriendo a los robots de limpieza. Hablamos de los aspiradores de toda la vida, pero sin los molestos cables eléctricos que limitan tanto los movimientos.

¿Te has planteado alguna vez hacerte con uno? Las ventajas son multiples:

  • La primera y la más importante ya la hemos dicho: la ausencia de cables te permite moverte por casa con total libertad.
  • No depende de los enchufes. Lo puedes llevar allí donde lo necesites, literalmente. A tu casa del pueblo o a la de tu vecino.
  • Estas aspiradoras son increiblemente ligeras.

Y si nos tenemos que quedar con 3 modelos para que en 2018 no tengas que pelearte con un cable para limpiar cualquier superficie, aquí vamos con tres modelos perfectos para ello:

Bosch BCH7ATH32K

Ventajas de usar una aspiradora verticalUn auténtico monstruo de la aspiración sin cables. Sin duda, el mejor que tiene la marca en su segmento de aspiradoras y con pocos rivales dentro del mercado. Lo primero por delante: este aspirador sin cables puede limpiar tu casa sin pestañear durante 75 minutos, y encima tiene sistema de carga rápida. Desde Bosch aseguran que le han mejorado el motor y por eso es capaz de limpiar toda una superficie de una sola pasada.

Con este modelo tampoco se deja de lado un aspecto importante: los filtros. Para muchas personas, que una aspiradora tenga filtros de calidad es importante, porque es la única garantía de que evitarán alergías y molestas reacciones. Así que Bosch vende este equipo para todos ellos, ya que tiene membrana PureAir y filtro higiénico “para que el aire salga complemante limpio”, tal y como corroboran desde la marca.

Detrás de su precio se esconden muchas cosas buenas, la verdad. Además de la autonomía o la flexibilidad, el modelo BCH7ATH32K presume de un silencio casi extremo gracias al “sistema de supervisión del rendimiento controlado por sensor”, que según los dueños de la criatura certifican unos resultados sobresalientes.

Dyson V6

Es inevitable hablar de esta marca cuando se hace alguna recomendación sobre aspiradores de escoba. Solo pesa 2 kilos y está preparado para limpiar prácticamente cualquier superficie gracias a prestaciones tan exclusivas como el sistema ciclónico. Pero no es oro todo lo que reluce. Si hay que quedarse con algún punto flaco de este modelo es con la autonomía de su batería. En general, las basterías de este tipo de aspiradores no son para tirar cohetes, y tampoco te permite presumir de horas de uso. Pero el V6 de Dyson se quedan en una autonomía de 20 minutos a potencia normal. En función de las dimensiones de la casa a limpiar, es posible que a más de un usuario se le quede corto el asunto.

Lo que realmente nos deja descolocados es que, efectivamente, el rendimiento de este equipo es superior al de otros modelos. Lo que no vamos a hacer es cerrar esta pequeña review en negativo y diremos que el depósito del polvo es otro de sus puntos fuertes. Se puede vaciar sin tener que estar haciendo encaje de bolillos para sacarlo del propio aspirador, así que un punto positivo para Dyson.

 

Aspirador escoba ciclónico 2 en 1

Este modelo de Cecotec se merece estar en la tercera posición de este ranking por algunos logros que, como he hecho con los anteriores, merece la pena destacar. Lo primero que llama la atención es que no es una de las marcas más conocidas, pero los árboles no tienen que impedir ver el bosque.

Con sus 2200W de potencia tienes de sobra para llevarte por delante toda la suciedad acumulada por el suelo. Y gracias a la tecnología ciclónica, no necesita de bolsas para recoger lo que limpia, aunque se daba por hecho desde el momento en el que comenzamos a hablar de aspiradores escoba. Por cierto, la eficiencia energética es de clase A, sinónimo de que, en teoría, maximiza la succión pero usando la energía necesaria.

Si ya has visto una fotografía de este modelo, te habrás fijado probablemente en que es una aspiradora sin cable 2 en 1. Lleva incorporado un pequeño aspirador de mano al cuerpo principal para poder limpiar en los rincones en los que se resiste el acceso de la versión grande. Ambos dos disponen de “un doble sistema de filtración, formado por un filtro protector y un filtro de aire de alta eficiencia HEPA, capaz de retener todo tipo de bacterias y alérgenos presentes en la suciedad aspirada en cerca de un 99,9%”, tal y como aseguran desde el fabricante.

Los mejores electrodomésticos

Necesitas una lavadora Siemenes, y lo sabes…

Opiniones sobre las lavadoras Siemens

Si las opiniones que hay acerca de lo que puede hacer una lavadora Siemens son siempre tan buenas, excepciones a parte, será por algo. Intentamos darle respuesta al asunto.

Un electrodoméstico tiene que hacer muchas cosas. Una de ellas, cumplir con la misión para la que ha sido fabricado. La otra es hacer la vida del propietario un poco más fácil. Por eso los electrodomésticos inteligentes, los que cada vez están más conectados con las casas inteligentes, están de moda. Y pasarán de ser una moda a ser algo habitual.

Si hablamos de electrodomésticos inteligentes, en España se pueden comprar varias marcas de reconocido prestigio. Una de ellas es Siemens, que en su catálogo tiene muchas cosas, pero en este post solo interesa detenerse en las lavadoras. Lavadoras y Siemens son una magnífica combinación. Y así lo demuestran las opiniones que hay sobre ellos.

Si nos tenemos que decantar por una lavadora Siemens lo haríamos, sin ninguna duda, y en primer lugar, por Home Connect. Es una aplicación que puedes llevar en el móvil o en la tablet y te pone las cosas muy fáciles a la hora de la colada. Sirve, en esencia, para controlar la lavadora desde allí donde estés. Hasta este momento, lo más parecido a una lavadora inteligente eran las que tenía inicio diferido, que por supuesto siguen existiendo. Pero con Home Connect se da un paso de gigante.

¿Qué se puede hacer con las lavadoras Siemens que tienen Home Connect?

  • Programar todo lo relacionado con la colada en función a un horario concreto. Por ejemplo, tener la colada lista para tender cuando llegas del trabajo. Solo tienes que hacer la programación adecuada, y cuando ha terminado su tarea te enviará una notificación.
  • La aplicación dispone de un asistente de inicio fácil con el que es imposible perderse. Incluso las personas que no han puesto una colada en la vida podrían hacerlo sin despeinarse con esta aplicación. Te dicen el programa que necesitas basándose en detalles relevantes como el color, las prendas que has metido o el grado de suciedad.
  • Gracias a Home Connect puedes ahorrar dinero de forma indirecta, porque te brinda la oportunidad de ver consejos e información relevante para el tipo de colada que quieres hacer.

Razones para hacerte con una

Pero no solo hay que volverse loco con las prestaciones inteligentes de las lavadoras Siemens. Hay otras funciones que empujan a quedarse con ellas. El sistema de dosificación automática del detergente y del suavizante es, sencillamente, perfecto. Tienen dos depósitos para cada producto, solo tienes que rellenarlos y no te preocupas de esta acción durante unos 20 lavados. La propia lavadora analiza la ropa que hay, los tejidos y el grado de suciedad, y sabe cuánta cantidad de detergente tiene que usar en cada momento. ¿Qué te aporta? Pues un ahorro considerable: se ahorran miles de litros cada año, gracias al hecho de que siempre se usa el detergente que la lavadora puede asumir, y así la ropa no sale con manchas. Y, además, no derrochas ninguno de los dos productos.

waterPerfect es el nombre de otra prestación interesante. Si tienes que lanzar una opinión sobre una lavadora Siemens, sería interesante que pudieras probar todas estas prestaciones. En este caso se trata de un “sistema inteligente de gestión de agua reconoce el tipo de tejido y la cantidad de carga introducida, y gracias a unos sensores, determina la cantidad de agua necesaria”, así pues te aseguras por adelantado de que nunca se gasta una gota de más. Tú lo notas en la factura del agua y el medio ambiente lo nota en la reducción del abuso de un bien que cada vez es más escaso, aunque no queramos verlo.

Los programas, claves en una lavadora

Las lavadoras, en general, han evolucionado mucho hacía ese concepto de comodidad con el que se abría el post.
Ahora no solo ahorran agua y energía. Además vienen equipadas con programas perfectos para el dinamismo del día a día.

Algunos ejemplos de programas concretos que vienen en las lavadoras Siemens:

  • Función menos plancha: los que tienen una secadora saben que la plancha es casi algo olvidado para ellos. Pues con una de estas lavadoras, si bien necesitarás seguir utilizando este pequeño electrodoméstico, no estarás tanto rato colgado de su vapor. “Añade un ahuecado final al ciclo de secado, que evita la formación de arrugas en las prendas y facilita su posterior planchado”, explican desde Siemens.
  • varioPerfect: es otra manera de ahorrar. Con speedPerfect se reduce más de la mitad el tiempo que dura una colada y con ecoPerfect se reduce el consumo de energía.
  • El programa antimanchas está preparado para combatir específicamente 16 tipos de manchas, especialmente en tejidos resistentes. “La lavadora adapta automáticamente la mecánica y temperatura del programa para eliminar las manchas”, confirman.
Los mejores electrodomésticos

Las mejores lavadoras de Samsung

Eligiendo la mejor lavadora

¿Cuáles crees que son los puntos a favor de las lavadoras Samsung? ¿Has tenido una de esta marca alguna vez?

Las opiniones que desde este blog tenemos sobre las lavadoras Samsung son muy a su favor. Creemos que las lavadoras (y los electrodomésticos en su conjunto) deben tener la misión irrenunciable de hacer más fácil la vida de las personas en casa. Y los modelos que se pueden ver a continuación cumplen con la misión. Elementos tan -aparentemente- sencillos como AddWash ponen las cosas muy fáciles. La pequeña puerta que hay en el frontal de la lavadora llama mucho la atención, y no es más que una simple manera de incorporar prendas que se te han olvidado por el camino cuando la lavadora ya ha comenzado a funcionar.

Además, con Smart Control puedes vigilar y hacer funcionar tu lavadora desde el teléfono móvil, otra prestación que en este momento de nuestras vidas nos parece irrenunciable. “Inicia tu colada, páusala, comprueba el ciclo que has seleccionado o el tiempo que le queda desde cualquier parte con tu smartphone”, dicen en su web oficial.

Los nombres de los modelos son un poco incómodos, pero es lo que hay. Imaginamos que no sería muy fácil (ni operativo) tener que bautizar a cada modelo de electrodoméstico con un nombre en concreto.

Samsung WW70K5410WW

Con sus 7 kilos de capacidad, para que no tengas problema en lavar todo tu armario, este modelo de dimensiones un poco más reducidas que las hermanas que vienen luego, es la medalla de oro de las lavadoras de hasta 7 kg de Euro Top Ten. No es para menos: sus 122 Kwh/año justifican que esté por delante de muchos modelos que aspirarían a consumir cifras similares. Por supuesto, viendo la cifra de consumo, nadie se extrañará de que sea A+++.

Su coste aproximado es de 438€, muy parecido a lo que termina consumiendo después de 15 años de actividad: 430€. Imagina lo que podrías ahorrar si cambias tu vieja lavadora por un modelo de estas características eficientes.

Con 1400 rpm para el centrifugado no tendrás problema para que la ropa salga de la lavadora realmente ‘seca’. Nunca sale totalmente seca de una lavadora pero sí que se lo pondrás mucho más fácil al tendedero o la secadora, si es que la tienes en tu equipo. Los 60 cm de alto que mide no deberían ser un gran impedimento para colocarla donde tengas a bien hacerlo, ya que como imaginas es un modelo de libre instalación.

Samsung WW80K5410WW

Es una de las mejores lavadoras de la marca Samsung por varios motivos. Impacta ya de primeras por su presencia física y por la ventana que tiene en la puerta para introducir prendas que se han olvidado. Que las lavadoras Samsung son preciosas por fuera no es una opinión que se escape a nadie que las ha tenido delante. Pero como de belleza no se limpia la ropa, lo conveniente es ver por qué nos parece una de las mejores. En primer lugar porque también se encuentra en el EuroTopTen de WWF y, creednos, no es fácil aparecer en este ranking.

Su consumo anual roza -con permiso- lo irrisorio: 116 kwh/año con una certificación de consumo de energía A+++.

Ojo, en solo 15 años consume 431€ (aproxidamente) de agua y electricidad. Para que luego digan que la calificación A+++ no representa realmente a los electrodomésticos que menos consumen. Se trata, además, de un modelo perfecto para familias numerosas o usuarios con necesidades intensivas, ya que tiene una capacidad de hasta 8 kilos de ropa. Recuerda que una colada solo será eficiente si no te pasas de esta cifra, pero tampoco te quedas excesivamente corto.

Muchas de estas prestaciones nos evocan a las lavadoras Siemens. ¿Crees que las Samsung pueden competir contra ellas?

Modelos muy interesantes

Samsung WW90K6414QW

También con su ventanita incorporada en la puerta del tambor, esta lavadora tiene unas prestaciones muy similares a la anterior. Según su DNI estas son las cifras responsables de que el modelo en cuestión pueda estar dentro de la clasificación de las mejores lavadoras de Samsung:

  • 130 Kwh/año con un certificado A+++ en consumo de energía.
  • Su precio aproximado es de 589€, una cifra sensiblemente superior a su hermana anterior.
  • Igualmente, en 15 años de vida consume algo más de dinero: 490€ entre luz y agua para funcionar.

Consume unos 9.400 litros de agua al año y su diferencia en las cifras más sensibles se debe, por ejemplo, a que tiene 9 kilos de capacidad. Es decir, está preparada para verdaderos usos intensivos. No la recomendaríamos, por ejemplo, para personas solas o familias pequeñas (teniendo en cuenta circunstancias habituales, claro). Si estás interesado en esta lavadora pero eres de los que te gusta comparar, el WW90K5410WW también tiene características muy similares que podrían convencerte.

Una vez que ya conoces lo que, en teoría, son los mejores modelos de Samsung, te animamos a pasar por su página web y nos cuentes con cuál de todos ellos te quedarías para tu hogar.

Los mejores electrodomésticos

¿Vale la pena comprar una secadora?

Las ventajas de tener una secadora en casa

Si te has interesado por este electrodoméstico,  habrás escuchado auténticas barbaridades. Sobre todo que huele mal la ropa y que gastan mucho dinero. Decir se pueden decir muchas, pero que sean verdad es un asunto bien diferente. Descubre todas las ventajas que tieneq equipar una casa con uno de estos aparatos.

De las secadoras te pueden decir muchas cosas: que estropean la ropa, que hacen que huela mal o que consumen mucha luz. Tengo una buena noticia para ti: error. Nada de eso es correcto. Puedes elegir tener o no una secadora, pero deberías basar la decisión en tus necesidades personales o tus gustos, nunca en los míticos rumores de patio de escalera. Las secadoras han mejorado mucho en eficiencia energética y cuentan con programas preparados para dejar tu ropa como nueva. Es más: son perfectas para ahorrar tiempo y dinero planchando.

¿Te hace falta una secadora en casa? Pues puede que sí, o que puede que seguir viviendo sin ella sea posible. La secadora es perfecta para gente o casos como los siguientes:

  • Zonas en las que el sol brilla por su ausencia. Geográficamente, en España hay zonas más húmedas que hacen de esta tarea un tedio.
  • La secadora es perfecta para aquellos que no tienen tendedor. O que se quieren deshacer de él porque lo odian con toda su alma. Ambos casos son posibles. Y razonables.
  • Si eres una persona con unas necesidades de vestuario concretas, la secadora te puede venir muy bien. Por ejemplo: si trabajas con uniformes y los necesitas en perfecto estado de revista.
  • Tampoco descartes la secadora para personas que sufran movilidad reducida. Tanto las de carga superior como frontal son perfectas para aquellos que no pueden tender por razones físicas.

Librarse de las cuerdas de tender y de las pinzas está a una secadora de distancia. Caso aparte es el asunto de la eficiencia energética. Es cierto que usar el sol para secar la ropa puede ser lo más ecológico, pero si la eficiencia es lo tuyo, es probable que conozcas los avances que se han vivido con este electrodoméstico.

Conseguir una secadora de clase A+ o superior no es una quimera. Sí que lo era hace unos años, cuando el funcionamiento básico de este electrodoméstico era con resistencias. Imagina calentar siempre esas míticas resistencias. “Las secadoras con bomba de calor son más eficientes que las secadoras de condensación convencional, porque no incorporan una resistencia para calentar el aire”, confirman fuentes de Siemens.

Esta misma marca aseguran que las secadoras “suelen tener una clasificación energética de A++, lo que supone un ahorro de más de un 50 % respecto a una de clase B”. En cifras contantes y sonantes, optar por una secadora de clase A++ supondrá un ahorro de 90€ al año y unos 900€ -grosso modo- por los 10 años de vida útil que se le calculan a este electrodoméstico.

¿Realmente necesitas una secadora de ropa?

Las ventajas de la secadora son muchas, y las debes tener en cuenta antes de rechazar la opción de hacer esta inversión. Tal y como recuerdan desde Balay, con una secadora en casa te da igual el tiempo que haga. Si está lloviendo, que llueva. Tampoco debes estar preocupado por los horarios, ya que con un ciclo de lavado y otro de secado te puedes ir a domir con la ropa preparada para el día siguiente. Y, por supuesto, la ropa nunca olerá a humedad. Que tampoco suele ser un problema de la ropa tendida, pero lo cierto es que si tarda mucho en secarse puedes correr el riesgo.

“Dejar de tender no significa dejar de secar; más bien significa secar aún mejor. Sobre todo si cuentas con una secadora de ropa de última generación”, aseguran desde Balay, que igual que hace Siemens apuestan por las secadoras de bomba de calor si lo que busca es la máxima efiencia energética.

“Si el problema en tu casa es el espacio puedes comprar una lavadora con función secado”

Esta es otra opción para tener una secadora en casa. En el espacio de un solo electrodoméstico dispones de las dos funciones. Aunque la capacidad es menor: mientras en una secadora convencional puedes secar hasta 9 kilos de ropa, con una lavadora-secadora tienes un límite de cuatro kilos. No obstante, tiene más ventajas: “no tienes que estar pendiente de que acabe el ciclo de lavado para pasar la ropa a la secadora”, aseguran las mismas fuentes. Ahorras tiempo y agua, ya que se calcula que este modelo de electrodoméstico es capaz de ahorrar unos 8.000 litros de agua al año.

Y, además, “gracias al condensador autolimpiante y a la comodidad de lavar y secar la ropa en un ciclo ininterrumpido” puedes ahorrar esfuerzo y dedicar más tiempo a otras aficiones que no tengan que ser una colada.

Los mejores electrodomésticos

Frigoríficos Bosch con lo último de lo último

Opiniones frigoríficos Bosch

¿Alguna vez has tenido un frigorífico Bosch en tu cocina? Muchas veces se asocia a las grandes marcas con precios que no te puedes permitir, pero esto no es siempre así. Las prestaciones de los modelos de esta marca a buen seguro te sorprenderán. Pero también es posible que el precio te impacte, porque es probable que no te esperes contar con lo mejor del mercado a un precio a la altura de otras marcas que pensabas eran de gama media.

Elegir un frigorífico que se adapte a tus necesidades es fundamental. Es un electrodoméstico con el que pasas mucho tiempo. Si todo sale bien, claro. Con una elección correcta del modelo se puede ahorar dinero y espacio. Y además obtienes mejores condiciones de conservación de los alimentos. Hay muchos frigoríficos a los que puedes echarles el ojo, pero en esta ocasión le ha tocado la ruleta de las opiniones a los de la marca Bosch.

Bosch está dentro del olimpo de las grandes marcas. Por prestigio y por la calidad de sus electrodomésticos. Ya de entrada, ofrece una gama amplia de frigoríficos, para que el consumidor encuentre el que -por tamaño- se adapta mejor a la cocina en cuestión. Combis, de dos puertas, americanos y, por último, frigoríficos+congelador de una puerta. Hay donde elegir. Más cosas importantes: si eres de los que tiene muy en cuenta la correcta organización de los alimentos (y así debería de ser) tienes que saber que moviendo las bandejas, los cajones y los balcones de un frigorífico Bosch puedes conseguir hasta 336 combinaciones. Imaginamos que no será posible en todos los modelos, o que en alguno el número incluso aumentará (en los americanos, por ejemplo).

Punto fuerte Bosch: la conservación

Las marcas de BSH que fabrican frigoríficos tienen especial debilidad por ofrecer al cliente mejores formas de conservar la compra. No es para menos: según fuentes de Heraldo de Aragón, en los hogares nacionales se desperdician unos 390€ de comida en mal estado. Comida que organizamos mal, que no conservamos siguiendo los consejos correctos o que dejamos pasar mucho tiempo en el interior. Para ponerle solución a este problema, las neveras de Bosch cuentan con cajones bautizados como VitaFresh. Consigue cosas como estas:

  • Conservar hasta 60 días una lechuga.
  • Un kiwi hasta 50 días.
  • Una semana puede durar la carne en estos cajones.
  • El pescado, por su parte, es capaz de sobrevivir hasta 2 días intacto.

En todos los casos, son cifras que doblan o triplican la capacidad de conservación de los frigoríficos que conocías hasta hoy. Dentro de la tecnología VitaFresh ya se pueden encontrar diferentes cajones y prestaciones.

Altas prestaciones a un precio medio

A los cajones VitaFresh hay que unir algunas características que no deben faltar en los frigoríficos de hoy en día. Hablo, por ejemplo, de la electrónica exterior en las puertas. La regulación de la temperatura es muy importante en los frigoríficos. Solo así se consiguen mayores cotas de eficiencia energética. Con la regulación electrónica se ha conseguido solventar uno de los caballos de batalla más míticos de nuestro tiempo. Puedes elegir la temperatura del interior con una precisión milemétrica y sin necesidad de abrir las puertas.

Hay tres funciones que te pueden interesar:

  • Refrigeración Súper: perfecta para cuando haces grandes compras y necesitas un puntito extra de fuerza de frío.
  • Función memoria: que muestra la temperatura máxima alcanzada por el congelador ante un corte eléctrico. Así sabrás si los alimentos se han descongelado.
  • Alarmas de sonido y ópticas: dejarse las puertas del frigorífico abiertas siempre ha sido uno de los traumas de una madre. El asunto queda solucionado con estas alarmas, que te avisan si has cometido este pecado, o incluso de un corte eléctrico.

La eficiencia energética también es un punto fuerte que no debes perder de vista. Los frigoríficos Bosch alcanzan la nota A+++, consiguiendo disminuir el consumo hasta en un 47% en comparación con un modelo A+. Lo consiguen de varias formas, pero destaca el hecho de poder manejarlo con Homme Connect, que pone el interior del frigo en tu movil para ahorrar aperturas de puertas, o poder seleccionar diferentes prestaciones de frío a distancia.

¿Cuál de todas estas prestaciones te gusta más? Cuando buscas un frigorífico, ¿qué es en lo primero que te fijas? ¡Puedes dejar tu comentario para saber que has pasado por el blog!

 

Los mejores electrodomésticos

Qué aparatos consumen más

tabla de consumos de los electrodomésticos que tenemos en casa

Atento a lo más importante que debes saber sobre el consumo de los electrodomésticos para ahorrar, pagar menos en las facturas y cuidar más el medio ambiente.

Puede parecer un dato simple, pero nada más lejos. Conocer qué electrodomésticos son los que más consumen en tu casa, y tenerlo en cuenta a la hora de utilizarlos es fundamental. ¿Por qué? Porque solo así puedes determinar variables cruciales para el ahorro de dinero y de energía como, por ejemplo, la hora de utilizarlos. En España es posible tener una tarifa eléctrica de discriminación horaria, o incluso tener rangos de horas en los que te sale gratis consumir. Estas horas son perfectas para usar electrodomésticos de alto consumo como, por ejemplo, la lavadora o el lavavajillas que, dependiendo de los programas que utilices, pueden ser grandes consumidores. Sobre todo cuando les obligamos a funcionar con agua a muy altas temperaturas. ¿Te han dicho ya cuál es el nombre del que más consume de toda la casa? Si eso no había ocurrido aquí queda despejada la incógnita: el frigorífico.

El frigorífico y el congelador (en muchos casos van unidos, pero no siempre es así) siguen siendo los dos electrodomésticos que, pasen los años que pasen, consumen más (en términos relativos) que el resto de aparatos. En algunas clasificaciones hablan de la lavadora o incluso el horno, pero -en España- el IDAE siempre pone al frigorífico por delante de estos dos. La respuesta es sencilla: se pasa prácticamente todo el año encendido, y solo se apaga (si se apaga) en largos periodos vacaciones o con la casa en cuestión vacía.  De todos los electrodomésticos que tienes en tu casa, es el responsable del 30,6% del consumo de la electricidad que consume este grupo. Ojo, no del 30,6% de toda la casa, solo del conjunto de los electrodomésticos.

Al frigorífico le sigue relativamente de cerca la lavadora, que se lleva el 11,8%. Lo bueno de estos dos electrodomésticos es que es super sencillo ahorrar en las facturas de la luz y, por supuesto, en el consumo de agua y electricidad. Dos metas que, por cierto, son cada vez más importantes en un país que empieza a vivir sequías de épocas prácticamente cada año, y en donde la factura de la luz ha alcanzado (en 2017) cotas desorbitadas de dinero.

Si quieres ahorrar de la mano de estos dos electrodomésticos no tengas dudas en aplicar algunos consejos como los que se reflejan a continuación:

  • El frigorífico, como ya se ha dicho, es mejor apagarlo si no vas a estar en casa durante un largo periodo de tiempo.
  • Con el cambio por un modelo más moderno puedes ahorrar mucho dinero. Posiblemente no en el momento de la compra, pero sí a lo largo del tiempo. Los frigoríficos y las lavadoras A+++ están preparadas para ser más eficientes que las que te vendieron hace 15 años.
  • La organización de los alimentos en el interior de la nevera es clave. No se puede llenar hasta los topes porque las corrientes de refrigeración no hacen su trabajo.
  • Si optas por la compra de un un nuevo frigorífico, compra un modelo No Frost, porque no genera escarcha. La escarcha es enemiga del consumo moderado, porque lo aumenta con solo 3mm de capa.
  • A la hora de poner la lavadora NO te creas el mito de los programas cortos. Un programa por el mero hecho de ser corto NO consume menos.
  • Los programas que más consumen son los que funcionan a altas temperaturas. Por eso, lo recomendable es hacer las coladas habituales a 30-40 grados, que para lo rutinario es suficiente y dejar los programas de 60-90 grados para la ropa que verdaderamente los necesita (sábanas, toallas o para la limpieza profunda de la cuba).
  • Espera a que la lavadora esté llena. Como dicen los expertos, por mucho que exista el programa ECO, una lavadora a plena carga siempre consumira menos que dos a media.
  • Dosifica muy bien el detergente. Y si puedes compra una lavadora con dosificación automática. Nos hemos acostumbrado a dosificar a ojo, y más detergente no es más limpieza. De hecho, puede ser al contrario porque la espuma deja restos en la ropa y hace falta volver a lavarla.

Cómo ahorrar en la factura de la luz

Ciertamente, los electrodomésticos que -suelen- ubicarse en la cocina, entran de lleno en los rankings de los más consumidores. Solo se libra la placa de cocina y las campanas, que no suelen aparecer, aunque también se pueden hacer muchas cosas con ellas. La placa mejor si es de inducción, que ahorra bastante más que una vitrocerámica tradicional. Y la campana, aunque no se use tanto como otros, es importante que tenga los filtros bien limpios para que haga su trabajo correctamente con los humos y los olores y además no corras el riesgo de incendios por el exceso de grasa acumulada. Unos filtros limpios son la mejor garantía de eficiencia con este electrodoméstico. Que por cierto cada vez es más bonito y con más toques decorativos.

Por dentrás de la lavadora se sitúa nuestro amigo el horno (por ciero, el microondas también se libra de ser de los más consumidores), pero todos entendemos que no podemos prescindir de un electrodoméstico así. Si lo que quieres es reducir el consumo, lo tienes muy sencillo. Te puedo resumir los mejores trucos en muy pocas líneas: no lo utilices para precalentar a no ser que lo exija la receta. Normalmente, los platos que necesitan menos de una hora no requieres precalentar. Lo mejor es la planificación. Los hornos actuales están preparados para que puedas hacer más de un plato a la vez sin tener miedo a la transferencia de olores. Y planifica mejor: si sabes que el horno consume mucho para alcanzar las altas temperaturas que requiere, puedes planificar tu menú de forma que en una misma ‘hornada’ te quites de en medio varios platos.

Y recuerda también que lo puedes apagar cinco minutos antes de que se termine el plato. Con el calor que queda dentro puedes rematar la receta en cuestión y hacer muchas más cosas. Y si no te lo crees busca en Google cómo aprovechar el calor residual.

Los consejos para ahorrar con el lavavajillas, que según el IDAE se lleva el 6,1% de la electricidad que consumen el global de los electrodomésticos, son muy parecidos a los de la lavadora:

  • Hay que esperar a que el lavavajillas esté lleno.
  • Si tienes problemas para completar un servicio, valora comprar un lavavajillas compacto o utiliza los programas ECO, que reducen sensiblemente los consumos.
  • Los platos NO los tienes que prelavar. Lo hace el lavavajillas. Solo tienes que retirar los restos de alimento de los platos.
  • Pero lo pueden hacer con un cepillo.
  • Utiliza productos específicos para la limpieza en lavavajillas.
  • Realiza un mantenimiento periódico para evitar averias y fugas de consumo.

¿Que truco vas a poner en marcha para ahorrar con tus electrodomésticos?

Los mejores electrodomésticos

Por qué comprar una secadora

Por qué tener una secadora

Comprar una secadora es hacerte la vida mucho más fácil. Ahorrarás tiempo (en tender y en planchar) y, para evitar que empecemos a sacar mitos que no tienen sentido, te confirmo desde ya que no estropearás tu ropa. Es más, con lo modelos actuales tus prendas están en las mejores manos. ¿Sabes una cosa más? Con una secadora en casa no hace falta que estés pendiente del tiempo que hará. El sol comenzará a preocuparte un poco menos.

¿Es la secadora uno de los electrodomésticos que más falsos mitos arrastra? No podemos afirmarlo con total seguridad pero estamos casi convencidos de que sí. Al menos, muchos hemos crecido con opiniones sobre secadoras un poco desacertadas. Que no cuidan la ropa, que provoca malos olores. Todas ellas acusaciones sin fundamento. ¿Sabías que te ahorran un 75% del tiempo de tu vida con respecto a un secado tradicional? Si no lo sabías, pero quieres saber más cosas, sigue leyendo.

Que la secadora perjudica la vida útil de tu ropa es algo que todos hemos escuchado en algún momento de nuestras vidas, pero nada más lejos. Las modernas secadoras con bomba de calor secan incluso a temperaturas más bajas que las de propio sol. Y hasta puedes meter las prendas consideradas más delicadas. Sí, la lana también la puedes meter, que para eso existen los programas orientados a prendas de este tipo.

Si has escuchado que tu vecina no mete la ropa en la secadora porque se arruga, te ha pasado lo mismo que a miles de personas. A día de hoy, esta es una creencia que roza el ridiculo. Las secadoras cuentan con el programa “menos plancha” (o como cada marca tenga a bien bautizarlo) y, además, el calor hace todo lo contrario a todo lo que se esperan estos poco creyentes: elimina las arrugas. Si te inclinas por una secadora, le estarás dando la bienvenida a una vida con menos horas de plancha en tu agenda.

Si el dinero o el espacio es un problema para ti, ambos tienen una solución efectiva. Lo primero de todo: ¿quieres una secadora pero no tienes hueco? No hay problema, te puedes hacer perfectamente con una lavasecadora, que te hace el trabajo de dos electrodomésticos ocupando el hueco de uno solo. Y si el consumo es algo que te preocupa, que haces bien, solo tienes que optar por una secadora de categoría A o superior, que existen en el mercado y no es complicado encontrarlas al calor de las grandes marcas.

“Gracias a los ciclos automáticos y sensores de humedad, podrás ahorrar energía y dinero. ¿Sabes cuánto consume una secadora? Si tienes una de nuestras secadoras con bomba de calor, sólo 37 € al año”, aseguran -textualmente- desde electrodomésticos Bosch.

Mejor cuidado para tu ropa

Lo mejor es que si quieres este electrodomésticos y te vuelcas en buscar opiniones sobre secadoras en la red, solo confíes en las expertas. Solo así descubrirás que el mantemiento de uno de estos aparatos no exige grandes esfuerzos. Muchos modelos ya pueden conectarse al desagüe de la cocina para no tener que vaciar los depositos del agua, y con la creación de los condensadores autolimpiantes se ha dado paso a una nueva dimensión de tranquilidad. Estos condensadores se limpian varias veces (ellos solos) durante cada ciclo para reutilizar la humedad que absorben de las prendas de ropa.

Con respecto al máximo cuidado de la ropa, hay muchas más cosas de las que piensas que se pueden meter a secar. Pero si, tienes dudas, desde Balay te recomiendan “consultar siempre la etiqueta” para saberlo. Dentro del elenco de cosas que no deberías meter para evitar la pérdida de la prenda, la marca de Zaragoza te aconseja no hacerlo con estas:

  • Ropa manchada con aceite.
  • Prendas sin lavar.
  • Tejidos no transpirables como la ropa de goma.
  • Tejidos delicados, como seda o cortinas sintéticas.

En cambio, y saltando la sopresa, según uno de los post de su blog, sí que puedes dejar atrás muchos más faltos mitos y meter a secar (o lavar y secar si es que tienes una lavasecadora) las prendas de algodón y lino, la lencería (“puntillas, lycra, seda, satén, terciopelo y todo tipo de ropa interior delicada, siempre que se pueda lavar a máquina”, aclaran) o las prendas sintéticas, aunque en este caso recomiendan expresamente secarlas “en exceso” para evitar la sobreformación de arrugas.

Prenda bonus: ¡los peluches también los puedes meter a secar en la secadora! “Estarán secos y suaves, listos para dormir a su lado esa misma noche”, confirman estas mismas fuentes.

Los mejores electrodomésticos

Lavadora-secadora: la mejor solución

Aunque no sea fácil encontrarlas, de hecho es casi obligatorio acudir a las tiendas online para hacerlo, una lavadora secadora es una magnífica opción para aquellos que tienen problemas de espacio en casa. Se ocupan de hacer dos procesos en solo un electrodoméstico, y además no te tendrás que agachar nunca más para meter la carga.

En aquellas casas en las que el espacio puede ser un problema, lo normal es buscar soluciones. Hay algunos elementos que son irrenunciables para entrar a vivir en una vivienda, entre ellos los electrodomésticos. Para este tipo de problemas -los de espacio- las marcas suelen tener varias soluciones: electrodomésticos compactos, o incluso electrodomésticos con dos funciones. Es el caso de las lavadoras-secadoras, que en un solo ‘cuerpo’ cubren dos necesidades. Y aunque en España sea un tanto desconocidas, ver una lavadora secadora carga superior es algo completamente normal en otros países al otro lado del charco.

La necesidad de tener una lavadora en casa es indiscutible. Nadie imagina tener que hacer la colada como la hacían nuestros abuelos. Pero lo que siempre ha sido más discutible es la presencia de una secadora, que nunca se ha erigido como uno de los electrodomésticos más indispensables. Pero sus ventajas también son indiscutibles:

  • Lo primero de todo, es de ley tirar por tierra algunos mitos injustificados. Las secadoras no maltratan la ropa. De hecho, cuentan con programas específicos para cuidar cada tejido como se merece.
  • Lo mejor de tener una secadora en casa es que no te hace falta estar colgado de la aplicación del tiempo de tu móvil. Te da exactamente igual que salga nublado o un sol reluciente. Las cuerdas de tender pasan a la historia.
  • A todo ello hay que sumar otra ventaja del agrado de muchos: con una secadora te ahorras muchas horas de plancha. La ropa sale prácticamente perfecta. Es más, algunas marcas no han dudado en incorporar la función “menos plancha”, para no dejar lugar a las dudas.

“Las lavadoras secadoras de carga superior incorporan algunos avances como los controles electrónicos, que permiten usarlas con mayor precisión”

Ventajas de tener una lavadora – secadora

En España, si miramos los catálogos de las grandes marcas veremos que solo tienen lavadoras con función secado de carga frontal. Son las más tradicionales a este lado del océano. A todas las ventajas anteriores, hay que añadir que con una lavadora-secadora no tienes que cambiando la ropa de electrodoméstico, y que además te ahorras el espacio que ocupa una de ellos.

El espacio que ocupa es precisamente la ventaja principal de una lavadora secadora de carga superior. En EEUU son una auténtica religión, pero aquí cuesta encontrarlas. De hecho, si estás pensando en tener una tendrás que recurrir a la compra por internet (principalmente). Son unos electrodomésticos realmente compactos, que se pueden colocar prácticamente en cualquier rincón de una casa. El hecho de cargar la ropa por arriba beneficia especialmente a las personas que tienen problemas de movilidad o de espalda, puesto que no necesitas estar agachado para poner la colada. Y, por supuesto, tampoco tienes que hacer la operación de pasar la ropa de la lavadora a la secadora.

Respecto al tamaño y la carga, no tendrás que debatir mucho contigo mismo. Este tipo de electrodomésticos se venden con tamaños bastante estandarizados y cargas de ropa bastante parecidas entre los modelos disponibles. Los tamaños suelen pivotar en los 45 centímetros, mientras que la capacidad de lavado suele estar entre los 6-7 kilos de carga. Hay que tener en cuenta que una lavadora secadora de cargar superior no se ha ideado, en principio, para grandes familias, de ahí que la carga posible sea menor con respecto a las tradicionales lavadoras o secadoras de carga frontal.

Los mejores electrodomésticos

Cocina con microondas para principiantes

Cocina con microondas para principiantes

Descubrir el microondas como un electrodoméstico para cocinar nos posiciona a muchos de nosotros como auténticos principiantes.

La consideración del microondas como un simple “calentador de comida” nos limita considerablemente, más aún teniendo en cuenta lo mucho que han evolucionado estos pequeños hornos de ondas, capaces incluso de cocinar al vapor

Todo lo que tu microondas puede hacer por ti

Llegas a casa y sacas ese plato precocinado del armario de comidas socorridas cuando tienes prisa. El microondas se encarga del resto. Pero… ¿sabías que podías comer mucho más sano y natural con el mismo microondas?

El microondas es capaz de cocinar un alimento crudo, dejando de tu lado tan solo el aliño que quieras darle. El tiempo que te lleva preparar unos lomitos de cualquier pescado blanco es el mismo o menos que el debes destinar al calentado de un precocinado lleno de conservantes y otros añadidos que poco aportan a tu dieta sana.

Imagínate un arroz basmati con sus verduritas y atún preparado en 5 minutos, todo natural, sin conservantes.

¿Te imaginas poder disfrutar de unas patatas asadas como puestas bajo el fuego? Tu microondas te puede presentar este mismo manjar sencillo de preparación inmediata. Unas pequeñas patatas abiertas por la mitad y con un punto de grill final parecerán recién sacadas de la hoguera de San Juan.
Son solo dos ejemplos, pero puedes ver recetarios completitos con propuestas interesantes y sanas. Si no tienes tiempo para cocinar replantéate el uso de tu microondas. Te sorprenderá todo lo que puede hacer por ti.

Los microondas ya no son lo que eran…

Los microondas son, cada vez más, pequeñas réplicas de hornos capaces de cocinar a través de las ondas en diferentes estilos de cocinado.
Las versiones más modernas de microondas ofrecen prestaciones inimaginables hace poco tiempo, por ejemplo:

  • Cocina al vapor: Un baño de vapor cocinará cualquier alimento conservando íntegramente sus nutrientes gracias a ese mantenimiento de la parte líquida del alimento.
  • Regulador por peso: Los nuevos microondas son capaces de programar su intervención de tiempo y potencia si les regulas el peso del alimento a introducir, un cocinado al punto…
  • Grill mejorado: Los actuales sistemas grill tuestan la superficie de un alimento, aportando esa textura crujiente y ese sabor a barbacoa.

Los fabricantes saben que el microondas es ya un electrodoméstico insustituible y de gran uso cotidiano, además de eficiente para comer bien y rápido.

Así que las mejoras tecnológicas para hacer de el microondas un auténtico horno de reducidas dimensiones y menor tiempo de trabajo, se suceden constantemente.

Los mejores electrodomésticos

El gasto energético de la cocina

Electrodomésticos en la cocina

Se puede cocinar, lavar la ropa y conservar tus alimentos sin necesidad de gastar tanta electricidad como se ha hecho hasta el momento. La mentalidad eficiente tiene premio: ahorras en tus facturas de la luz y contribuyes al mantemiento de nuestro planeta, que cada vez nos necesita más. Si quieres saber cómo conseguirlo, sigue leyendo.

¿Te has planteado alguna vez ser más eficiente en tu casa? No es complicado, no altera en exceso las rutinas a las que estás acostumbrado y además solo sales ganando, porque consigues ahorrar dinero en tus facturas. Para lograrlo es muy importante tener en cuenta el consumo de energia en los electrodomesticos, que son los responsables de más de un 50% de la luz que se consume en tu casa. ¿Sabes cómo funciona cada uno y cómo lograr ese ansiado ahorro? Lo vemos en los siguientes párrafos.

El más señalado es el frigorífico. Con el frigorífico tenemos dos problemas: es el aparato que más consume en tu casa, pero nada puede sustituirlo. Según los datos disponibles, consume el 30% del global de todos los electrodomésticos. Conscientes de esta situación, las marcas no son tontas y ponen en liza en el mercado modelos de alta eficiencia para colmar los deseos del consumidor. Las más eficientes son las A+++, pero además cada vez se aprecian más mejoras que parecen simples pero aportan mucho valor. Por ejemplo, las puertas con ‘ventanas’ para saber lo que hay dentro en cada momento, los compartimentos para los caprichos, que evitan abrir continuamente las puertas, o las cámaras en el interior, que igual que esas ‘ventanas’ permiten saber que hay dentro y tomar decisiones sin necesidad de abrir la puerta.

Los que más y los que menos consumen

Igual que sucede con el frigorífico, cuando se habla del consumo de energia de los electrodomesticos no se puede pasar por alto a la lavadora, que consume -más o menos- un 11,8% del total de los aparatos. Como tampoco nos imaginamos lavando a mano la ropa como hacían nuestros abuelos, no queda más remedio que ser eficientes. Lo bueno de la lavadora es que es realmente fácil conseguirlo: basta con respetar la carga máxima de cada modelo y usar la plena carga. Utiliza capsulas dosificadoras del detergente para no tener problemas en este sentido y elige siempre los programas adecuados. Ojo, los adecuados. Y es que existe en España una especie de leyenda urbana de que los programas cortos son los que menos consumen, cuando es precisamente al contrario.

“Para ahorrar energía con la lavadora usar programas de bajas temperaturas”

Por el contrario, podríamos decir que el horno, la secadora o el lavavajillas son, en comparación a los que ya hemos mencionado, los que menos consumen dentro de casa. El horno se apunta un 8,3% del total de la energía, que puede no parecer mucho pero es algo engañoso. ¿Por qué? Porque el horno usa calor para funcionar, y todos los electrodomésticos que lo usan pueden acabar dando un disgusto en forma de consumo excesivo. No precalientes el horno si la receta va a durar menos de una hora de duración y apágalo cinco minutos antes de terminar. El calor que queda dentro será suficiente para finalizar la receta. Incluso lo podrás aprovechar para calentar algo o mantener caliente un plato.

Mejor control, más ahorro

Con el lavavajillas y la secadora, los consejos son particularmente parecidos a los de una lavadora. Lo bueno es esperar a tener una carga completa para ahorrar recursos. Fíjate en el elenco de programas que tienen, porque a los más tradicionales siempre se une el programa ECO, que consumen menos agua y/o electricidad. Si los compras A+++, estarás tomando una decisión magnífica, pero si además compras los electrodomésticos inteligentes podrás controlar los procesos de forma remota o programarlos para que se pongan en funcionamiento en las horas más baratas del día.

Y así, poco a poco, y con gestos que tampoco cambian nuestra vida, sí que puedes cambiar el mundo en el que vivimos.