Categoría

Funciones y marcas

Funciones y marcas

¿Qué alimentos no se pueden congelar?

Platos descongelados

Hola chicos. Ya os comenté en el primer post de este blog que me encantaba cocinar. Es por esto que el congelador y yo somos grandes amigos. Me sirve como almacén de mis recetas de cocina. Son muchas horas cocinando. Por ello, tengo muy claros los alimentos que no puedo congelar nunca:

      • Lechuga: Ni se te ocurra meterla al congelador porque cuando la saques no te sabrá a nada. Además, sus hojas se marchitarán y se pondrán blandas. El resultado será que tu ensalada saldrá hecha un asco. El truco para conservarla es lavarla, secarla y meterla en la nevera envuelta en una servilleta de papel o en una bolsa de plástico.
      • Leche: Si te gustan los grumos en la leche, congélala. Es lo único que lograrás y que a mí personalmente no me gusta, aunque reconozco que para cocinar puede valer. Lo que sí que tienes que tener claro es que para descongelarla tienes que hacerlo en la nevera. Nada de dejarla a temperatura ambiente.

La leche no se puede congelar

      • Alimentos fritos: El crujiente se quedará blando y húmedo. Debes hacer la cantidad exacta que te vayas a comer, aunque si los metes al horno pueden mejorar un poco.
      • Huevos con cáscara: Hemos pensado lo mismo. Exacto. Explotarán. El interior de cualquier huevo es líquido y al congelarse, romperá la cáscara. El zancocho está servido en tu congelador.
      • Frutas y verduras crudas: El apio es un buen ejemplo. Al tener un gran contenido de agua, se formará hielo si lo metes al congelador y se volverá blando al descongelarlo.
      • Yogurt: Congelarlo puede afectar de forma negativa a tu salud. Se corta y cambiará su textura.
      • Patatas: Pasará lo mismo que con los alimentos fritos. Tienen mucha agua y se formarán cristales de agua en su interior. El resultado al descongelarla será una patata blanda.
      • Queso: Da igual el queso que metas al congelador. Todas sus clases se encuentran entre los alimentos que no se pueden congelar nunca. En el caso de los duros, se volverán quebradizos y harinosos. Por el contrario, si son blandos, perderán su textura ligera.
      • Clara de huevo montada: Es un alimento muy típico para la elaboración de pasteles y postres. Perderá la esponjosidad que le caracteriza y puede dar al traste con tu receta. Por lo tanto, apúntalo en el número uno de la lista de alimentos que no se pueden congelar.
      • Alimentos descongelados: Tenemos que tener muy claro que si descongelamos algo, tenemos que cocinarlo para poder volver a congelarlo.

Envoltorios no aptos para el congelador

Ya sabemos los alimentos que no tenemos que congelar bajo ningún concepto si queremos que se mantengan en perfecto estado. Ahora nos queda por conocer los recipientes que no tenemos que meter bajo ningún concepto a nuestro congelador.

El papel de aluminio tenemos que tener cuidado si lo utilizamos para envolver alimentos que vamos a meter en el congelador. Se puede quedar pegado a los mismos. La mejor solución es utilizar papel film y a continuación poner encima el papel de aluminio.

El vidrio suelen decir que es un buen material para guardar alimentos, pero hay que tener mucho cuidado si lo metemos en el congelador. Sobre todo si lo metemos con líquido, tenemos que tener cuidado ya que se expandirá y puede reventarse en el congelador. ¿Os imagináis que os explota una botella de cava justo encima de vuestros filetes de carne? A mí me pasó una vez y os garantizo que no es una sensación nada agradable. ¿Vosotros habéis tenido alguna mala experiencia al meter algún alimento en el congelador? Contármela.