Categoría

Electrodomésticos

Consejos para ahorrar Eficiencia energética Electrodomésticos

La autodosificación en lavadoras

Lavadoras i-Dos de Bosch

Poner una lavadora siempre ha sido una tarea algo “complicada” (realmente tampoco hace falta un máster) por varias razones. El tipo de programa siempre suscita dudas, la separación de prendas o la cantidad de detergente que debes utilizar para garantizar una buena colada y, a la vez, no pasarte de la cantidad necesaria. Sin que tu lo sepas, usar más detergente del necesario ha sido un motivo por el que gastas más agua sin saberlo. Pero muchos de estos problemas ya tienen solución: los programas son cada día más fáciles de entender (y las lavadoras vienen con pantallas más grandes que explican más detalles), con las toallitas de atrapas colores ya no te tienes volver muy loco y gracias a las lavadoras con autodosificación te olvidas del detergente y del suavizante duante una veitena de lavados.

Qué es eso

Muy sencillo: las lavadoras con autodosificación vienen con dos depósitos rellenables. Uno para el detergente y otro para el suavizante (que por cierto no es obligatorio ni recomendable usar con todo tipo de prendas). Los rellenas cuando es necesario y simplemente te olvidas de echar ambos productos.

Las lavadoras que incoporan esta prestación vienen con unos sensores que detectan las prendas que has metido, la cantidad y el grado de suciedad. Todo ello combinado con otros valores como la dureza del agua de tu zona sirven para que elija automáticamente -y sin la ayuda humana- todos los valores de cada colada. Usará exactamente la cantidad de agua, energía y detergente necesario para que la ropa salga limpia y cuidada.

Para qué sirve

Fundamentalmente para hacerte la vida más cómoda. Que todo lo que signifique no tener que hacer cuentas al lado de la lavadora es bueno para ti y tu tiempo disponible. Pero además tiene otras ventajas comprobadas:

  • Se ahorra agua porque al no haber espuma de más, tampoco hay aclarados adicionales para dejar la ropa OK.
  • Está calculado que lavadoras como las i-DOS de Bosch pueden ahorrar hasta un 38% del detergente que vienes utilizando. Ahora te parece una cifra simbólica, pero al final no dejas de estar ahorrando.
  • Al no existir el riesgo de que queden resto de detergente en la ropa, también se minimiza el riesgo de alergias.

¿No te parecen suficientes razones para comenzar a conocer las lavadoras con autodosificación?

Cocina Cocinas con estilo Cocinas modernas Diseño de cocinas Electrodomésticos

¿Una nevera de color en la cocina?

Frigorificos de colores

Por comenzar con un dato histórico: ¿sabes por qué los frigoríficos siempre han pertenecido a la denominada “línea blanca”? Pues seguro que más o menos te lo puedes imaginar: porque igual que las lavadoras o los lavavajillas, estos electrodomésticos siempre han sido blancos. Hasta que las marcas decidieron acabar con el aburrimiento, y ahora no es complicado encontrar frigoríficos de colores u otras líneas de grandes electrodomésticos en cristal de diferentes tonalidades.

Qué marcas tienen colores

Si quieres que tu cocina abandone el camino del aburrimiento, y darle a la vez un toque mucho más personal, puedes recurrir a las sigiuientes marcas:

  • Smeg
  • Bosch
  • Liebherr
  • Hisense

Aunque cada una de ellas tiene matices importantes en cuanto al tipo de modelo de frigorífico que ofrecen, o el grado de personalización que permiten. Smeg es una marca veterana en este terreno, puesto que lleva años ofreciendo neveras que salen de lo convencional. Posiblemente, sus modelos los asocies a alguna serie de televisión de que la que repiten mucho sus capítulos, ya que en ella se podía ver uno rosa. La irrupción del resto de marcas, por el contrario, es algo más reciente.

Tanto Liebherr como Hisense ofrecen frigoríficos de colores, aunque en ambos casos hablamos de modelos de una o dos puertas. Eso no quiere decir que sean peores, pero lo cierto es que los verdaderos reyes de la cocina son los combis, y en este terreno solo Bosch los ofrece en la actualidad con su gama VarioStyle, que ha ido un poco más lejos que sus competidores.

¿A qué nos referimos? A que Bosch ha sido la primera marca en el mundo que se lanza a este terreno, pero además permite que las puertas de sus combis sean intercambiables. Empezaron con un número límitado de colores pero, según se puede leer en su web, ahora mismo te puedes hacer con 24 puertas de tonalidades diferentes. Prácticamente una para cada día del mes si quieres. O para cada época del año, o estado de ánimo…

Alegría en tu día a día

Por supuesto, que Bosch ofrezca un combi de colores y Liebherr lo mismo pero en formato de dos puertas no quiere decir absolutamente nada. Lo importante, obviamente, ya no es solo el color que quieres añadir a la decoración, sino el equipamiento interior. Ya sabes que la diferencia entre un dos puertas y un combi es la ubicación del congelador, que en el caso de un combinado se ubica en la parte inferior del electrodoméstico y suele tener mayor capacidad.

Se puede ver con mayor claridad gracias a los datos concretos:

  • Capacidad bruta congelador Liebherr (de un modelo visto en el caálogo de El Corte Ingles): 45 litros.
  • Capacidad bruta congelador VarioStyle Bosch: 87 litros.

Eso sí, un detalle importante de los combis de colores de Bosch: evidentemente, no te compras uno de sus modelos y te viene con las 24 puertas. Te tienes que comprar los colores que quieras, pero no te preocupes porque el cambio de puertas es muy sencillo. No necesitas ni sacar la caja de herramientas.

Alegría y prestaciones

Eso sí, si pones tus ojos en la gama de frigoríficos de colores que existen hoy en día en el mercado, no lo hagas únicamente por los colores. Debes tener la seguridad de que tu comida estará bien guardada. Otra diferencia entre marcas es la calidad de los sistemas de conservación que ofrecen. En el caso de Bosch, es un completo sistema de cajones para los alimentos frescos (Cajones VitaFresh, se llaman) que adaptando las condiciones de humedad y temperatura pueden conseguir que los alimentos de este tipo duren bastante más tiempo frescos.

Electrodomésticos

Una lavadora ¿con internet?

Lavadoras conectadas a internet

Algunos artículos en 2015 ya te avisaban que tu próxima lavadora (y otros tantos electrodomésticos) estaría conectada a Internet. Era una época en la que el Internet de las Cosas (IoT) comenzaba a vivir su esplendor, y -realmente- no había que ser un lince para saber que los objetos conectados invadirían nuestro presente irremediablemente. En 2019, fecha en la que se escribe este artículo, tener una lavadora conectada a internet ya no le sorprende a nadie. Y los que tienen uno de estos modelos disfrutan como locos de todas las ventajas que supone tenerlos en casa.

Los electrodomésticos conectados han sido durante mucho tiempo las estrellas del CES que se celebra anualmente en Las Vegas. Ahora, cuando ya se han generalizado, no sorprenden a nadie presentando una nueva lavadora conectada a Internet. De hecho, es lo que se espera de todas las grandes marcas, que lleven a estas ferias a sus nuevos cachorros conectados.

Qué ventajas presenta para tu ropa

Los electrodomésticos conectados son una gran ventaja para el usuario. Sobre todo porque aumentan el nivel de confort en casa. ¿Hay alguien que de verdad disfrute poniendo la lavadora? Las tareas del hogar representan el tedio más absoluto. Por mucho que en ocasiones hagamos una oda a la autocomplaciencia diciendo que “nos relajan”.

Teniendo el control a distancia de tu lavadora conectada a internet controlas al 100% lo que sucede con ella desde la pantalla del teléfono móvil, o incluso desde una tablet. En el caso de la lavadora los beneficios tienen una doble vertiente: tú como usuario disfrutas de una vida mucho más cómoda, y la ropa queda en las mejores manos posibles. “La aplicación que te dice todo lo que necesitas saber sobra la colada”, cuentan desde Bosch acerca de Home Connect, que es la aplicación con la que se puede manejar una lavadora conectada a internet de esta marca.

Empezamos con las ventajas

  • Si alguna vez has dudado qué programa poner para una colada, eso se ha terminado con este tipo de lavadoras. Utilizan sus sensores y los programas automáticos para saber el tipo de carga que has introducido y elegir el tiempo exacto del programa o la cantidad de agua que necesita para dejar la ropa impecable. Y si quieres hacer algún ajuste sobre su elección, lo haces desde la pantalla del móvil.
  • Puedes poner la lavadora en funcionamiento desde cualquier lugar para encontrar la colada hecha cuando llegues a casa. O bien jugar con las horas del inicio diferido para sacar el máximo provecho a la tarifas planas o de discriminación horaria.
  • Recibes notificaciones personalizadas para avisarte de que ya ha terminado la colada o que es el momento de rellenar los depósitos del detergente y el suavizante.
  • El control remoto también se extiende al servicio técnico oficial de la marca Bosch. Este servicio puede hacer un diagnóstico remoto de la lavadora y determinar a distancia si de verdad es necesario enviar un técnico presencial a tu casa.

¿Qué ventajas crees que te aportaría tener una lavadora conectada a internet en tu casa?

Electrodomésticos Los mejores electrodomésticos Marcas

El mejor lavavajillas de Bosch

Opiniones Lavavajillas Bosch

Los lavavajillas de esta marca se presentan al usuario final ofreciendo una serie de funciones y prestaciones que, en principio, no deberían defraudar a quien los compra. En general, las opiniones sobre lavavajillas Bosch ponen el acierto sobre sus programas o la facilidad de integrarlos estéticamente en la cocina. “Los platos salen perfectísimamente limpios y acondicionados”, asegura una clienta en Amazon que se hizo con el lavavajillas Bosch Serie 4 SMS46MI08E.

Qué opinan sus usuarios

Colocarse frente a un lavavajillas de clase A++ o superior, que tiene 14 servicios, 3 bandejas para que coloques la vajilla a tu antojo y nueve programas diferentes (tendrás más o menos en función del modelo) no debería defraudar. Y es que las prestaciones con las que se fabrican estos lavavajillas están pensandas para ello: por ejemplo, el secado mediante Zeolitas hace que puedas tener la vajilla limpia y seca para guardarla directamente en el armario.

Son varios los usuarios que califican como “genial” la bandeja superior regulable en tres alturas para poder limpiar sin problemas piezas de mayor tamaño, que también existen y muchas veces se quedan fuera del lavavajillas y no queda otro remedio que limpiarlas a mano.

¿Necesitas un lavavajillas integrable o de libre instalación? Si te tienes que enfrentar a esta decisión, que sea únicamente porque te lo exige la decoración de tu cocina. En cuanto a prestaciones, las opiniones de los lavavajillas Bosch integrables también son, por lo general, muy positivas: “Muy buena compra es muy completo”, asegura una usuaria que en noviembre de 2018 estrenó un integrable de la Serie 8.

¿Qué ofrece respecto a otros?

La primera ventaja de cualquier lavavajillas es que te libra de fregar a mano los platos, y eso te lo agradecerás enormemente tú mismo y el medio ambiente. Porque mientras limpiar a mano los platos y vasos puede suponer un consumo de 80 litros de agua en apenas 10 minutos, los lavavajillas Bosch (y en general todos los que tienen asignada una eficiencia energética alta) apenas consumen una decena de litros para conseguir sus objetivos de limpieza.

¿Y qué ofrecen concretamente los modelos de Bosch con respecto al resto? Podría empezar por el ya mencionado secado por Zeolitas, del que no pueden presumir muchas marcas. Se trata de “un mineral natural que transforma la humedad en aire caliente que se distribuye por todo el lavavajillas, mejorando los resultados de secado y contribuyendo al ahorro energético”, tal y como explican desde la propia marca.

Motor EcoSilence

Es otro de sus puntos fuertes. Al eliminar las escobillas, los lavavajillas Bosch evitan los rozamientos y prolongan su vida útil. Los datos de la marca aseguran que 20 de sus lavavajillas funcionando a la vez hacen el mismo ruido que un solo modelo de 51 dB. Vamos, que siempre podrás mantener una conversación sin que te perturben.

Home Connect

Además de tener tamaños diferentes, para que el espacio disponible no sea una excusa para renunciar al lavavajillas (hay de 45 cm de ancho e incluso un modelo compacto de verdad), algunos de los modelos Bosch cuentan con Home Connect. ¿Qué quiere decir esto? Que lo puedes conectar con el wifi de tu casa y controlarlo desde cualquier rincón. Jugar con las horas de inicio y fin diferido para que limpie los platos en las horas más baratas, tener un diagnóstico remoto si sufres alguna avería, o recibir notificaciones interesantes de verdad como la que te puede enviar el lavavajillas cuando se está acabando la sal y el abrillantador, o cuando ya ha terminado de limpiar los platos.

Y no te olvides de que al elegir un lavavajillas siempre tienes que contar con los programas que necesitas: varioSpeed, HigienePlus o Zona Intensiva son algunos de los más relevantes que te ofrece Bosch.

Electrodomésticos Problemas técnicos

Ante una avería en tu cocina…

Reparación de electrodomésticos

…llama siempre al SAT oficial

Si tienes una avería con tus electrodomésticos lo lógico es que le pidas a un servicio técnico que te eche una mano para resolverlo. Si bien es cierto que hay algunas pequeñas averías que puede solucionar el propio usuario, no todos en este mundo podemos ser unos manitas preparados para sacar el problema adelante. Por lo tanto, en lo que a reparación de electrodomésticos se refiere lo mejor será siempre que confies en el servicio técnico oficial de cada marca.

¿Y por qué hacerlo así? Lo primero de todo tiene que ver mucho con el asunto de la garantía. Cuando un electrodoméstico todavía la tiene en vigor, que caiga en manos equivocadas puede acabar saliendo todavía más caro. Si primero lo arregla el manitas de tu vecino, se equivoca y tiene que venir a salvar los muebles la marca oficial, te cobrarán por haber dejado que unas manos no especialistas intentarán arreglar el entuerto.

Otra razón es de puro sentido común: los técnicos oficiales de la marca son los que conocen perfectamente los electrodomésticos que pones en sus manos. Conocen las piezas, las prestaciones y hasta dónde puede llegar cada reparación. Por ejemplo, solo ellos te podrán decir que la puerta de tu horno ha perdido color porque has dejado que el papel de aluminio roce con ella. Y tu te echarás la manos a la cabeza por no haber leído el manual de instrucciones y evitarlo.

Garantías máximas

Al final, aunque un horno siempre sea un horno, un horno Siemens nunca será igual que un horno Miele. Tal y como confirman desde Bosch, cuando un cliente les pide ayuda se analiza la reparación “con antelación” y si estiman que se trata de un problema que requiere repuestos “son enviados al técnico con antelación a la visita”. De esta forma, te estás asegurando de que los respuestos son originales de la marca, y en caso de que algo falle son ellos los que podrán volver a darte respuesta. “Bosch te ofrece una garantía en la reparación de 2 años, siendo la garantía legal de 3 meses”, aseguran desde esta marca. Una explicación que podría extrapolarse a cualquiera de las marcas del mundo.

Si necesitas la ayuda de un técnico…

Sea cual sea la marca, para asegurarte de que el trámite de la reparación de tus electrodomésticos es lo más sencilla posible, es aconsejable que antes de pedir ayuda por teléfono cumplas con estos sencillos pasos:

  1. Identificar el electrodoméstico, concretamente averiguar el número E-Nr que está en la placa de características. Este número le ofrece al Servicio Técnico mucha más información de la que piensas como, por ejemplo, el año de fabricación.
  2. Consultar las FAQS de la marca para ver si el problema lo puedes resolver por ti mismo. Que una lavadora no desagüe no es una avería grave, aunque lo pueda parecer. La solución puede ser tan sencilla como limpiar el filtro porque está obstruido. Hoy en día, en la era de la información hay decenas de vídeos y post en los blogs oficiales sobre cómo resolver los problemas más sencillos. Igual hasta te ahorras el desplazamiento del técnico.
  3. Solicita la visita de un técnico utilizando su número de contacto oficial y proporcionando los datos de la placa de características. Si tienes suerte, igual que sucede con el médico, concertarás una cita y no tendrás que estar esperando indefinidamente.
Electrodomésticos Frigoríficos

Para qué sirve un frigorífico con Wifi

Frigoríficos con wifi

En 2012, cuando los primeros frigoríficos con wifi comenzaron a sacar la cabeza, a más de uno la idea le pareció rocambolesca. Este artículo se escribe en 2019, y solo 7 años antes había columnistas y expertos que se preguntaban en verdadero sentido de tener este tipo de frigoríficos en casa. ¿Por qué no tener un modelo al que le puedas incoporar una tablet si es necesario? Bien, transcurridos esos 7 años, a nadie se le escapa ya que fueron una gran idea. Siemens, LG, Samung, Bosch o Candy vieron la jugada y apostaron por ellos. Y no les ha salido mal.

No les ha salido del todo mal porque ahora lo quieres manejar todo desde la pantalla del teléfono móvil. Sí, no mires a otro lado pensando que no te hablo a ti, porque también estas encantadx. Es más, con el paso de estos siete años los frigoríficos con wifi han experimentado importante avances, en vez de quedarse estancados, que es lo que sucede con la tecnología que nadie quiere. Que se olvidan de ella y se cae en el cajón de los recuerdos.

Smart ThinQ de LG, Home Connect de Siemens o Bosch… los frigoríficos no solo se conectan a la red wifi de tu casa, también se puede manejar hasta el último de los detalles de forma remota gracias a este tipo de aplicaciones propias. ¿Se desajusta la temperatura del interior? Un toque en la pantalla del móvil y todo resuelto. La mayoría de ellos, al menos las marcas punteras, equipan este tipo de frigoríficos con cámaras en el interior, lo cual dota de todavía más coherencia su existencia. Mientras estás comprando en el supermercado, puedes ver lo que necesitas en tiempo real.

Qué te aporta

Lo que te aporta es algo que, normalmente, no se mide con dinero, pero que tiene una gran influencia en tu vida diaria: tranquilidad. Y confort. ¿Acaso no es todo mucho mejor cuando gozas de una vida confortable? A bote pronto pensarás que no es más que un aparato más conectado al wifi, que las cámaras están muy bien para comprobar que el cartón de leche no tiene vida propia y se cambia de sitio, y que la carne todavía en estado de comersela. Pero se puede ir más allá. Por ejemplo, con Home Connect de Siemens puedes decirle a la app lo que tienes dentro de la nevera y crear recetas con esos ingredientes.

Tener el frigorifico conectado a la red wifi de tu casa también tiene otras ventajas, que reseñan desde el blog de Siemens. Las notificaciones, son una buena fuente de información para evitar ciertos problemas. “Imagínate que se va la luz en tu comunidad o hay una bajada de tensión. Ahora, tu nevera con conexión a Internet te permite estar informado en todo momento”, aseguran.

El control remoto también te permité activar funciones especiales de la nevera como “súper” refrigeración, especialmente útil cuando necesitas bebidas frías en épocas de calor. Y una quinta ventaja que solo la apreciarás cuando tengas alguna avería en el frigorifico: gracias al control remoto los técnicos de Siemens pueden ver a distancia qué le ocurre al electrodoméstico y hacer un diagnóstico sin tener que realizar el desplazamiento.

Modelos que existen

Estos dos son los frigoríficos Siemens con Home Connect que puedes encontrar ahora mismo en su catálogo. En cuanto los veas sabrá que merece la pena tener uno:

  • El Siemens KA92DHB31 es un modelo americano de categoría A++ en el que nunca tendrás problemas de espacio para meter comida por doquier. Como es No frost, el tema de la escarcha ya te dará exactamente igual, porque no la vas a volver a ver. Como buen americano que es cuenta con dispensador de hielo, cajón de 0º grados para la carne e iluminación LED para hacerlo todavía más eficiente.
  • El combi de Siemens KG56NHX3P y su puerta negra de acero inoxidable te dejará enamorado. En serio, es precioso. Más asequible que su amigo el americano, por supuesto, pero con espacio suficiente para un hogar estandar. Cuenta también con cajón de 0ºC, que duplica la vida de algunos alimentos frescos, cámaras interiores para tenerlo todo bien vigilado y lo puedes instalar incluso pegado a la pared, sin problema de restricciones.
Cocina Electrodomésticos Horno

El mejor horno que puedes comprar

Horno con función vapor

Tener el mejor horno posible en la cocina es una seña de identidad de aquellas personas que disfrutan mucho elaborando sus propias recetas. La placa se utiliza mucho en las cocinas españolas, pero el horno cada día le tiene más cerca en cuanto a preferencia de uso. Al ser un electrodoméstico que gusta mucho más, las marcas afinan muy bien sus catálogos de hornos y compactos para ofrecer funciones y características que se adapten a lo que cada cliente puede necesitar.

La cuestión central es que no existen el mejor horno en términos absolutos. En el mundo de los electrodomésticos es imposible que esto suceda por una razón muy sencilla: lo que tú necesitas, no es lo mismo que necesita tu vecino. Un horno con 100% de vapor puede no ser la mejor opción para aquellos que apenas se hacen una pizza preocinada de vez en cuando. De la misma forma, un multifunción ‘normalito’ no será el más adecuado para el cocinitas que le gusta hacer un buen asado cada domingo, o no sabe vivir sin sus verduritas horneadas.

Marcas que son de confianza

Muchas marcas del mercado presentan importantes fortalezas en hornos. Lo primero por lo que deberías guiarte, es por el tamaño: el más convencional es el de 60 cm, pero los compactos (de apenas 45 cm de alto) son una gran opción para cocinas donde no sobra el espacio. No obstante, un dato importante: por norma general, los compactos tienen las mismas prestaciones que sus hermanos mayores. E incluso muchas veces, en el interior, disfrutas de la misma capacidad.

Un apunte interesante: si eres de los que usa mucho el horno, no lo dudes y comprátelo pirolítico. La pirólisis es muy popular desde que Karlos Arguiñano la pronunció por primera vez, pero a día de hoy todavía sigue siendo una de las funciones a las que no deberías renunciar. Puedes comprarte un pirolítico aunque utilices el horno una vez al año, pero es especialmente útil para los usos más intensivos porque elimina de un plumazo la necesidad de limpiarlo a mano. Como bien sabrás, la pirólisis lleva el horno a 500ºC y descompone los restos de comida en ceniza (que solo tienes que retirar con un paño al acabar), mientras que los restos biológicos los destruye por completo.

Una buena opción de las que ofrece el mercado puede ser este modelo de AEG de 60 cm, que -bautizada a su manera- equipa pirólisis y un interesante espacio interior para que puedas hacer tus asados más grandes. Además de venir con una pantalla frontal, que te propone la mejor temperatura para cada función, cuenta con un programa de recetas automáticas para los más perezosos.

Este modelo de Beko también es uno de los más vendidos de 2019, y la mejor desmostración de el mejor horno puede ser muy diferente según quién lo compre. Y es que apenas destacan sus seis funciones de horneado y un panel de control LED algo alejado de lo que puede verse desde hace tiempo en marcas punteras.

Un contraste total con este horno Bosch, de cristal blanco y un imponente control frontal que se olvida de las ruletas mecánicas y te permite elegir las funciones mucho más fácilmente. Te permite usar vapor 100%, funciones de horneado tradicional u horneado con aporte de vapor. Vamos, lo que necesites en función de cada receta.

Qué funciones destacan en 2019

De igual forma que el mejor horno puede tener un importante componente de elección personal, las mejores funciones también pueden estar sometidas a ello. A la ya mencionada pirólisis, de la que yo no me libraría nunca, le puedo añadir las siguientes funciones, que ya marcan el paso en lo que a elección de hornos se refiere:

  • Vapor: hace mucho tiempo que en otras partes del planeta se cocina con vapor, conscientes de que esta técnica respeta todos los sabores y propiedades de los alimentos. Ahora, el vapor es una función de la que presumen muchas marcas. Tal y como has podido ver en el ejemplo de Bosch, no solo se busca el 100% vapor, sino también la combinación de funciones más tradicionales con el aporte de vapor en momentos exactos de la cocción, lo que aporta -normalmente- mayor jugosidad a los platos.
  • Función turbo: o como cada marca quiera llamarla. A lo que yo me refiero es una opción que o bien te permita recortar el tiempo de precalentamiento, o me deje darle un acelerón a una receta si me entran las prisas. Porque hace unos años todo el mundo se tomaba la vida con un poco más calma, pero ahora las cosas las queremos rapiditas. Y sabes que es así.
  • Termosonda: no es exactamente una función, es más bien un complemento. Siempre se ha dicho que uno de los mejores trucos para que un asado te salga en el punto perfecto es saber la tempertura interna de lo que cocinas, sobre todo si hablamos de carne. Pero si no tenías un termómetro que te lo indicaba de aquellas maneras, a ver quién era el valiente que se atrevía a valorar la temperatura interna de un pollo en pleno asado. La termosonda viene a solucionar estos problemas. Se ‘inyecta’ dentro de la pieza que estás cocinando y, normalmente, cuando el propio horno detecta que ha llegado a la temperatura correcta para el plato en cuestión se apaga y tú ya no tienes que preocuparte de absolutamente nada. De emplatar la comida, claro.
Electrodomésticos

Las lavadoras más eficientes

Opiniones sobre lavadoras Siemens

Los datos de los que se dispone, aunque seguro que alguna cifra baila, meten a la lavadora dentro del grupo de electrodomésticos que más consumen en casa. Aunque a cierta distancia de los auténticos reyes en este aspecto: el frigorífico y el congelador. No es de extrañar, por lo tanto, que los españoles gastemos una media de 990 euros en pagar la energía que consumen los electrodomésticos. No es de extrañar, de nuevo, que a los consumidores les interese tanto encontrar lavadoras que consumen poco.

No obstante, ya te lo adelanto, la clave no está en conseguir la lavadora que menos consume del mercado. Lo primordial es tener un modelo que se adapten verdaderamente a lo que necesitas, y luego en utilizarla con criterios eficientes en cada colada.

Ahorro en tu factura

Si de verdad te estás preguntando cuáles son las lavadoras que consumen poco, te doy la pista definitiva: hazte con una lavadora A+++ para sustituir tu viejo modelo (si es que lo tienes viejo, claro). La inversión en el momento de la compra es algo más elevada que en otros casos, pero -en función de la antigüedad de la vieja- puedes generar un ahorro de entre 23,87€ y 40,55€, según datos de Anfel.

Desde la entrada en vigor de la etiqueta energética de los electrodomésticos (hace ya bastante tiempo) no es complicado encontrar de un solo vistazo una lavadora A+++. De hecho, modelos como estos de Balay cuentan con tecnología puntera que les hace consumir hasta un 30% que las calificadas con la mejor categoría. Lo consigue gracias a su motor eficiente o al denominado AquaControl, que ajusta la entrada de agua en el tambor en función de la carga. Y es que cuando nos referimos a un mínimo consumo, entran en juego las variables del agua y la energía.

Cuidado de tu ropa

Las marcas saben que deben apostar por lavadoras que consumen poco. Es un reclamo para el consumidor, que cada vez se siente más identificado y responsable con el cuidado de su bolsillo y del medio ambiente. A nadie se le escapa de que, si es posible, los compradores se terminan inclinando por marcas que apuestan claramente por el ahorro energético y la sostenibilidad. Prueba de ello es que pocos fabricantes se resisten a presentarlas bajo estas premisas. Y para ejemplo práctico esta información sobre las lavadoras LG.

Hay muchas formas de conseguir que una lavadora sea mucho más responsable. Además, tal y como he dejado caer, el término “consumir poco” puede hacer referencia a muchas cosas. Más ejemplos de lavadoras con buena calificación energética, y razones para considerarlas eficientes, pueden ser estos modelos de NEFF, que cuentan con la tecnología de dosificación automática del detergente y el suavizante. Lo que consigue es ahorrar dinero en estos dos productos, pero indirectamente también consigue reducir el consumo de agua y enegía. Y es que dosificando bien el detergente se evitan los aclarados extra para limpiar los restos de la sobredosificación que, normalmente, se produce cuando lo hacemos manualmente.

Además de evitar utilizar más detergente del necesiario, estos son otros consejos rápidos para ahorrar con la colada y no poner en juego la calidad de tu ropa:

  • Usa siempre los programas más adecuados a cada carga. El programa normal es válido para la ropa del día a día, pero en tu lavadora hay programas específicos para camisas, cortinas, o incluso lencería. Cada uno utiliza unas revoluciones y una cantidad de agua adaptadas a estas variedades de prendas.
  • No sobrepases la carga máxima de la lavadora. Tampoco hace falta que fuerces al límite de sus posibilidades.
  • El mejor consejo es utilizar siemre la plena carga. Un lavado a plena carga consume menos que dos a media carga. No obstante, los programa de 1/2 carga han mejorado mucho y afinan mucho el consumo tanto de agua como de energía.

Y tú, si tienes que elegir una de las lavadoras que consumen tan poco de las que te he presentado, ¿con cuál te quedarías?

Electrodomésticos

Placa de inducción ideal

Tener en cuenta cuál es la mejor placa de inducción para tu cocina te hará disfrutar mucho más de preparar las recetas que más te gustan. Tal y como te he contado en otros artículos de blog, las placas de inducción son algo más caras que las tradicionales vitrocerámicas, pero son más eficientes desde el punto de vista energético y mucho más rápidas. De hecho, lo de ir preparando los ingredientes mientras se calienta la placa forma parte del pasado con este sistema de cocción.

¿Por qué son más rápidas?

El tema responde a un concepto físico: los campos electromagnéticos generan un calor que va directo de la placa al recipiente. Fruto de este funcionamiento se desprenden otras ventajas que no hemos mencionado antes, como la facilidad de limpieza o la minimización del riesgo de quemaduras. Se limpian fácilmente porque la comida no se queda pegada, y tienes menos riesgos de tener un accidente porque la superficie de la placa no alcanza, ni de lejos, las temperaturas de una vitrocerámica. Gracias a todo ello, son capaces de ahorrar hasta un 80% de la energia que utilizan otros sistemas de cocción.

Qué modelos son los más recomendados

Elegir la mejor placa de inducción depende en gran medida de tus necesidades en la cocina. Existen modelos con dimensiones muy diferentes para adaptarse a una gran variedad de encimeras, e incluso placas modulares de tamaño muy reducido para los que tienen verdaderos problemas de espacio en la cocina. Lo bueno de la inducción -otra cosa más- es poder utilizar recipientes de varios tamaños y formas a la vez, que es posible conseguirlo con las denominadas placas de inducción flexible. Son estos modelos, los más grandes por lo general, los que tienen zonas gigantes de 28 o 32 cm, que hacen posible cocinar grandes platos en una casa con muchos miembros, o acostumbrada a recibir muchos invitados.

Actualmente en el mercado abundan las placas de 60, 70, 80 y 90 cm de ancho. Aunque para mi la verdedera reina de la inducción podría ser la placa de inducción total de NEFF, que presume nada y nada menos de eliminar las zonas de cocción predefinidas, poniendo a disposición del usuario una superficie de de casi 3.000 cm2; o las placas de la Serie 8 de Bosch, ambas dos opciones de acabados y prestaciones profesionales, con capacidad de dejar a cualquier con la boca abierta.

Qué marcas son las mejores

No solo NEFF y Bosch pueden presumir de ser marcas de referencia. Una de las mejores placas de inducción del mercado viene de la fábrica de Balay, que por cierto fueron los pioneros en introducir este tipo de electrodomésticos en las cocinas españolas. El modelo 3EB865FR está reconocido como uno de los mejores en relación a su calidad precio. Se adapta fácilmente a los tamaños habituales de las encimeras de nuestro país y se puede manejar fácilmente con sus controles táctiles; sus 17 niveles de potencia serán suficientes para el día a día. Importante: muchos modelos de Balay incoporan el denominado “Control de temperatura del aceite” para que puedas hacer frituras perfectas en función de cada alimento.

La placa Siemens EH651FJB1E también podría ser para muchos la mejor placa de inducción. Posee una zona muy grande 28 cm de diámetro para cocinar grandes platos y otros dos quemadores (redondos, porque no es flexinducción) que puedes combinar en función de las necesidades de cada receta. También se controla únicamente con un dedo.

La Beko HII 63400 AT es otra de las que forma parte de los mejores recopilatorios de este 2019. La marca procedente de Turquía ha sabido conquistar a un gran segmento de público que no busca prestaciones tan profesionales. Tres quemadores de inducción simple, con una zona grande de 21 cm sobre un cristal negro “básico”. Perfecta para los que quieren adentrarse en el mundo de la inducción sin grandes complicaciones.

Una última opción, aportada en este caso por el blog de Euronics: la placa Teka IB 6315 que tiene tres quemadores y “dispone de la opción de programar con exactitud el tiempo de cocción”. Por supuesto, destaca por su ahorro de energía, tal y como hacen todos los demás modelos mencionados.

¿Has probado a cocinar con inducción? ¿Cuál de todas las placas que te hemos mostrado crees que instalarías en tu cocina?

Electrodomésticos

¿Para qué sirve el filtro en una campana?

campana filtro de carbono

Todos sabemos lo que cuesta tener limpia la cocina. Es el lugar de la casa que más se ensucia, sobre todo si cocinamos a diario, y requiere una limpieza al momento. Pero, además de recoger los platos y utensilios utilizados, y de limpiar la encimera o la mesa, la cocina requiere también una limpieza en profundidad.

Hay muchos cajones, armarios y recovecos que necesitan que los limpiemos por dentro. No sólo eso, también los electrodomésticos necesitan un mantenimiento adecuado para que podamos seguir disfrutando de ellos mucho tiempo.

En este post vamos a detenernos en los filtros de las campanas extractoras. Es uno de los electrodomésticos que más se ensucian, ya que acumula la grasa de la placa de cocción.  Por eso es importante limpiar los filtros, no sólo por higiene, que también, si no por seguridad. La grasa acumulada en las campanas puede ser un factor de riesgo y originar incendios por la proximidad del calor de la placa de vitrocerámica o de inducción.

¿Cómo limpiarlo?

Una forma de evitar estos accidentes domésticos es limpiar a fondo los filtros de la campana.  Sigue este paso a paso.

  1. El primer paso es quitar los filtros. Puede que hasta ahora no lo hayas hecho nunca, pero es realmente fácil. Cada modelo tiene un sistema de sujeción diferente. Muchos se sueltan con tan sólo presionar una pestaña.
  2. Coloca los filtros debajo del chorro del grifo del agua. Si están muy sucios también puedes lavarlos en el lavavajillas. De hecho, esta es una buena opción para que queden perfectamente limpios.
  3. Después, una vez limpios, déjalos escurrir y no los coloques de nuevo hasta que no estén completamente secos.

Como ves, limpiar los filtros es fácil y no requiere tanto tiempo como a priori podemos pensar. Pero es algo que debemos hacer con frecuencia, por ello, es importante que cuando compremos una campana nos fijemos también en el sistema de limpieza.

Cómo saber si algo no va bien: ¿Con qué frecuencia debemos limpiar los filtros?

Después de comprobar el tiempo que cuesta limpiar los filtros, es probable que a partir de ahora te animes a hacerlo con más frecuencia.  Lo recomendable es hacerlo una vez al mes, si cocinas a diario. Por el contrario, si entre semana comes fuera de casa, será suficiente con echar un vistazo a los filtros una vez cada dos meses.

¡Importante! No utilices productos químicos para limpiar los filtros, ya que estas piezas son muy sensibles y pueden deteriorarse.

¿Qué tipo de filtros hay?

Filtros de acero inoxidable

Estos filtros modulares son de una sola pieza en aluminio y están recubiertos de una superficie en acero inoxidable que siempre aportan una estética de diseño a la cocina. Además pueden lavarse perfectamente en el lavavajillas.

Filtros de aspiración perimetral

Estos filtros también son sólo de una pieza. Su característica principal es que los módulos de aspiración perimetral hacen un doble filtrado de aire, lo que permite conseguir un elevado porcentaje de retención de grasas.

Las campanas de extracción no son sólo un sistema de ventilación con la más innovadora tecnología para cualquier cocina. Por su diseño se han convertido también en un elemento de decoración tanto que dotan de singularidad a la cocina.

¿Qué tipos de campanas hay?

Extractores de techo

Estas campanas son las más discretas del mercado. Son perfectas si queremos hacer de nuestra cocina un espacio diáfano, sin obstáculos, ya que se integran a la perfección en el techo de la cocina. Además, actúan también como lámparas sobre la zona de cocción ya que su iluminación crea una atmósfera muy agradable.

Campanas decorativas inclinadas o verticales

Estas campanas destacan por su espectacular diseño, tanto que a veces es fácil confundirlas con un plasma de televisión.  Esta estética combina además a la perfección con su potencia. Algunas llegan hasta los 840 metros cúbicos/ h.

Campanas chimenea

Estas campanas son quizá las más populares o las más vendidas en los últimos años. Su estética conquistó muchas cocinas y, además, su precio es bastante asequible. Además hay fabricantes como Siemens que tienen diferentes acabados: cristal negro, acero, blanco…