Categoría

Eficiencia energética

Eficiencia energética

Secadoras de ropa en otoño

Secadora de ropa en una casa

En cierta manera, casi todos los electrodomésticos han tenido que arrastrar sus propios mitos. Del microondas se ha dicho de todo, las placas de inducción le generaron miedo a más de uno y la secadora siempre se la ha identificado como uno de los electrodomésticos más consumidores. Casi imposible de controlar. Y esto, pues no es así. Es más, este último electrodoméstico ni tan siquiera se encuentra dentro del top 5 de los más consumidores. Por eso, cuando te enfrentes a diversas opiniones sobre secadoras de ropa, corre despavorido cuando escuches que no la tienen en casa porque “consumen mucho”.

Tener una secadora en casa es una gran decisión por varios motivos. Lo primero de todo porque la capacidad de carga máxima ya no puede ser un problema para nadie. Tienes secadoras disponibles desde 7 hasta 9 kilos. Incluso algunas con detalles en cristal y otros modelos también muy actuales de acero inoxidable antihuellas, que son una delicia verlos. Por lo tanto, por problemas de diseño en casa no será: casi seguro que encuentras el modelo que necesitas.

Segundo punto importante: además del consumo, otro de los mitos que arrastran las secadoras es el cuidado de la ropa. La alegación principal es que estropean las prendas. Bueno, eso puede ocurrir en un mundo paralelo, porque lo único cierto es que son los rayos UV del sol los que pueden terminar dejando tus camisas blancas de un ¿atractivo? tono amarillento. Si quieres seguir tendiendo porque te gusta más, adelante, pero no lo hagas bajo el pretexto de que las secadoras no pueden cuidar la ropa.

Es más, ya que sacamos el tema de la ropa, debo decir que la mayoría de secadoras del mercado incluyen funciones del tipo “delicado”, que reducen considerablemente la temperatura que utilizan para las prendas que necesitan un secado más suave y, si es necesario, les aplican una fase antiarrugas.

¿Valen la pena?

Cuando escucho opiniones sobre secadoras de ropa me canso de tener que rebatir que consumen mucha luz. Las secadoras de hace 15 años, esas que funcionaban con resistencias, sí que lo hacían. Pero el panorama ha cambiado mucho. Igual que sucede con el tema de tender la ropa, en este caso si quieres te puedes comprar una secadora del pleistoceno, que entonces sí que saldrás mal parado con la factura de la luz.

Pero el mundo de los electrodomésticos también ha cambiado mucho, y ahora te puedes hacer con una secadora A+++. Si tiene esta calificación energética seguro que se trata de una secadora con bomba de calor, una prestación que representó todo un avance en el mundo doméstico. Las secadoras por bomba de calor son mucho más eficientes que una secadora convencional porque eliminan las resistencias y lo sustituyen por un sistema de compresor-evaporador-condensador que consigue reutilizar el calor que ellas mismas generan con el cambio de estado del líquido refrigerante.

Todo esto suena muy técnico, pero la clave de todo es que al secar a temperaturas mucho más inferiores que los modelos convencionales, la eficiencia energética de este tipo de secadoras se dispara.

¿Sale rentable tener una?

Si la pregunta se hace desde la vertiente económica pura, cada uno que saque cuentas a partir de la Etiqueta Energética de la secadora que se quiere comprar, pero una con sistema de bomba de calor apenas consume unos 200kWh/año, es decir que te sale a unos 4€ mensuales tener la ropa perfectamente limpia y seca. No puedo dejar pasar algunos ahorros de dinero que se producen de manera indirecta: muchos modelos de secadora con bomba de calor incorporan el denominado “condensador autolimpiante”, que eliminan las pelusas de forma totalmente automática pero ademñas reutilizan el agua condensada, para apuntar la eficiencia energética.

Por otro lado, gracias a los programas antiarrugas, es posible que muchas prendas ni tan siquiera necesiten planchado. Y eso que te ahorras.

La rentabilidad de tener una secadora también se puede medir en otras variables que no sean puramente económicas. Por ejemplo, con una secadora en casa consigues cosas como estas, que también deberían salir a relucir cuando se dan opiniones sobre las secadoras de ropa:

  • Olvidarte del clima. Ya no necesitas que haga mucho sol para secar la ropa.
  • Te ahorras el espacio del tendedero.
  • La ropa queda libre de pelusas y olores, que no está nada mal.
  • Nunca huele a humedad y gracias a las temperaturas de secado se eliminan en muchos casos las principales causas de las alergias.

¿No te parecen buenas razones para hacerte con una secadora y empezar a disfrutarla?

Consejos para ahorrar Eficiencia energética Electrodomésticos

La autodosificación en lavadoras

Lavadoras i-Dos de Bosch

Poner una lavadora siempre ha sido una tarea algo “complicada” (realmente tampoco hace falta un máster) por varias razones. El tipo de programa siempre suscita dudas, la separación de prendas o la cantidad de detergente que debes utilizar para garantizar una buena colada y, a la vez, no pasarte de la cantidad necesaria. Sin que tu lo sepas, usar más detergente del necesario ha sido un motivo por el que gastas más agua sin saberlo. Pero muchos de estos problemas ya tienen solución: los programas son cada día más fáciles de entender (y las lavadoras vienen con pantallas más grandes que explican más detalles), con las toallitas de atrapas colores ya no te tienes volver muy loco y gracias a las lavadoras con autodosificación te olvidas del detergente y del suavizante duante una veitena de lavados.

Qué es eso

Muy sencillo: las lavadoras con autodosificación vienen con dos depósitos rellenables. Uno para el detergente y otro para el suavizante (que por cierto no es obligatorio ni recomendable usar con todo tipo de prendas). Los rellenas cuando es necesario y simplemente te olvidas de echar ambos productos.

Las lavadoras que incoporan esta prestación vienen con unos sensores que detectan las prendas que has metido, la cantidad y el grado de suciedad. Todo ello combinado con otros valores como la dureza del agua de tu zona sirven para que elija automáticamente -y sin la ayuda humana- todos los valores de cada colada. Usará exactamente la cantidad de agua, energía y detergente necesario para que la ropa salga limpia y cuidada.

Para qué sirve

Fundamentalmente para hacerte la vida más cómoda. Que todo lo que signifique no tener que hacer cuentas al lado de la lavadora es bueno para ti y tu tiempo disponible. Pero además tiene otras ventajas comprobadas:

  • Se ahorra agua porque al no haber espuma de más, tampoco hay aclarados adicionales para dejar la ropa OK.
  • Está calculado que lavadoras como las i-DOS de Bosch pueden ahorrar hasta un 38% del detergente que vienes utilizando. Ahora te parece una cifra simbólica, pero al final no dejas de estar ahorrando.
  • Al no existir el riesgo de que queden resto de detergente en la ropa, también se minimiza el riesgo de alergias.

¿No te parecen suficientes razones para comenzar a conocer las lavadoras con autodosificación?

Eficiencia energética Frigoríficos

Consumo de la nevera en función de su clase energética

Por normal general, el frigorífico es el electrodoméstico más caro del hogar, por lo que adquirir alguno de los mejores modelos del mercado no está al alcance de todos. La mayoría de los hogares se decanta por la opción de comprar una nevera más económica que satisfaga todas sus necesidades básicas, pero… ¿esta práctica habitual es la correcta en función de su consumo?

Si se habla de los electrodomésticos que residen en las cocinas modernas actuales, el frigorífico es sin duda alguna, el rey por excelencia. Aunque debido al frenético ritmo de vida que llevas no te percates de ello, la nevera es el electrodoméstico que más usas con diferencia. Por este motivo, conocer cuánto consume un frigorífico clase A es de suma importancia.

El consumo del frigorífico de tu hogar es el más elevado respecto a los demás electrodomésticos. Este aparato doméstico se encarga de la correcta conservación de los alimentos, bien sea por refrigeración o por congelación, por lo que se hace esencial disponer de un buen modelo de frigorífico en tu cocina para reducir el importe de las facturas energéticas, sobre todo el de la luz.

Saber cuánto consume un frigorífico clase A para optimizar el consumo de tu frigorífico te ayudará a tomar medidas sencillas y rutinarias para conseguir un ahorro importante en tus facturas de la luz.

Apostar por frigoríficos eficientes con la mayor clase de etiqueta energética, hará que este ahorro sea aún mayor. El consumo eléctrico de una nevera se puede reducir mucho si acudes al establecimiento correcto y te decides por un modelo de frigorífico con sistema de eficiencia energética de clase A.

Los frigoríficos eficientes de clase A son los más utilizados en la mayoría de hogares. Si dispones de uno de ellos, te interesará conocer los siguientes datos de consumo de los frigoríficos anuales según su tipo de eficiencia:

  • Eficiencia A+: consumen 42-53 euros al año.
  • Eficiencia A++: consumen 37-45 euros al año.
  • Eficiencia A+++: consumen 22-34 euros al año en luz.

Con esta información ya puedes sacar tus conclusiones. Conociendo el consumo de un frigorífico de clase A, ya puedes decidirte por el modelo de frigorífico eficiente que más se adapte a las necesidades de tu hogar.

Eficiencia energética

¿Cómo se lee la etiqueta energética de los electrodomésticos?

En la actualidad, la identificación mediante etiqueta de eficiencia energética es obligatoria en Europa para los frigoríficos, congeladores, lavadoras, secadoras y hornos eléctricos. Hasta las marcas de electrodomésticos que electrodomésticos consumen más debe de clasificar el consumo energético de sus electrodomésticos por ley.

Todos los electrodomésticos de este tipo que se comercializan deben tener visible la etiqueta de números y colores que puedes ver en casi todas las tiendas cada vez que acudes en busca de un nuevo aparato doméstico. La etiqueta energética de los electrodomésticos sirve para informar del consumo del aparato en cuestión.

La eficiencia energética se mide por norma general de la siguiente forma:

  • Consumo mínimo (verde): A+++, A++, A+
  • Consumo moderado (naranja-amarillo): A, B
  • Consumo elevado (rojo): C, D

Disponer de electrodomésticos de clase A en el hogar, supondrá un ahorro importante de dinero y recursos energéticos. Esto a su vez repercute directamente en el importe de la factura de la luz y en el respeto y conservación del medioambiente.

Electrodomésticos de clase A. Consumo según los fabricantes.

Los principales fabricantes de aparatos domésticos controlan en su proceso de fabricación los niveles de consumo en sus electrodomésticos de clase A. Por ejemplo, Según datos aportados por los fabricantes de las lavadoras, las de etiqueta energética A+++ ahorran hasta un 50%, las A++ ahorran hasta un 24% y las lavadoras A+ ahorra hasta un 13%.

Los números son muy claros, según la tabla de consumos que publican las diferentes marcas, si en casa instalas un electrodoméstico de clase A (A+++, A++, A+), conseguirás un ahorro muy importante en la factura de la luz anual y además contribuirás al cuidado del medioambiente. Aunque la compra de una lavadora de clase A suponga un mayor esfuerzo económico, en un futuro, tu bolsillo te lo agradecerá.

A pesar que un electrodoméstico de clase A es el más eficiente de la clasificación energética, has de saber que en la actualidad éstos se han quedado obsoletos. Las nuevas tecnologías han revolucionado también este sector y hoy en día ya se habla de sistemas no clasificados y motores de alta eficiencia que hacen ahorrar aún más consumo en tu aparato doméstico A+++.

Eficiencia energética Electrodomésticos

Diferentes placas de vitrocerámica de bajo consumo

De todos es sabido que los fabricantes de electrodomésticos en la actualidad están muy concienciados en crear el menor impacto medioambiental posible. Es por ello que elaboran una gama de productos capaces de minimizar el consumo de recursos energéticos lo máximo posible. Tanto es así que en 15 años, se ha conseguido reducir el consumo de energía entre un 35% y un 75%.

Si eres una persona preocupada por los problemas que puedan ocasionar en un futuro el cambio climático y estás concienciada con mantener y preservar el medioambiente, elegir vitrocerámicas de bajo consumo es la mejor decisión, ya que en la mayoría de sus productos dispone de etiqueta de eficiencia energética.

El objetivo de dicha etiqueta energética es informarte acerca de la eficiencia y valores de consumo de tu vitrocerámica y se compone de siete niveles diferentes de eficiencia, desde la clase A+++ hasta la D, para que puedas comparar electrodomésticos de similares características y prestaciones.

Dentro del extenso y cada vez más novedoso catálogo de modelos de placas vitrocerámicas de bajo consumo, existe un icono denominado Eco que hace referencia a los sistemas de cocción más eficientes.

Si se habla de ahorro energético en el sector de las placas vitrocerámicas de bajo consumo, se debe de tener en cuenta el tipo de placa. No es lo mismo disponer de una placa de gas, una eléctrica o una placa de inducción en tu cocina.

Las placas de inducción son las más eficientes, ya que entre otras características y funciones, emplea más del 75% de su energía en producir el calor necesario para cocinar. Decidirte por adquirir una vitrocerámica de bajo consumo ya es de por sí todo un acierto, pero has de tener en cuenta que comprando una placa de inducción ahorrarás bastante energía, y por tanto más dinero en tu factura de la luz.

Vitrocerámicas de bajo consumo que enamoran a simple vista.

  • Siemens ET651FK17E. Es una de las opciones preferidas por los consumidores al ser una vitrocerámica de bajo consumo de marca reconocida, gran potencia y buena relación calidad-precio.
  • Teka TB-630. Una placa de Ø-210/270 mm con la que podrás usar grandes calderos sin tener problemas de espacio. Una vitrocerámica de bajo consumo barata en comparación con otras de la misma gama.
  • Balay 3EB815LR. Una placa que cuenta con 17 niveles de cocción, un excelente diseño y rápido calentamiento, algo menos económica pero muy eficiente y eficaz.
Eficiencia energética Electrodomésticos

¿Qué electrodomésticos consumen más electricidad en una vivienda?

En la actualidad existen muchísimos tipos de electrodomésticos de los que dispones en tu cocina, desde una simple placa de cocción con funciones básicas, hasta frigoríficos equipados con la última tecnología. Pero, ¿sabes qué electrodomésticos consumen más?

La llegada de los mejores electrodomésticos de última generación y mayor tecnología ha supuesto toda una revolución en las cocinas modernas. Son cada vez más los modelos diferentes que puedes encontrar en el mercado actual. Los electrodomésticos modernos son cada vez más sofisticados y poseen tecnología de última generación que mejoran y controlan muchos aspectos que los antiguos anteriores no eran capaces, como por ejemplo el consumo energético de los electrodomésticos.

Conoce qué electrodomésticos consumen más en tu hogar.

Para saber qué electrodoméstico consume más hay que tener en cuenta la potencia que necesita y el tiempo que se utiliza, ya que no será igual el gasto de energía de un aparato doméstico que utilices en 5 minutos que otro que uses una hora o permanezca continuamente conectado. De los electrodomésticos que generalmente hay en una vivienda, la secadora y la vitrocerámica, en ese orden, son los dos que más gastan energía eléctrica.

Este es el consumo energético de los electrodomésticos más utilizados en tu cocina:

  • Secadora 4,15 Kw.
  • Vitrocerámica 2,2 Kw.
  • Lavadora 1,142 Kw.
  • Microondas 1 Kw.
  • Tostadora 1,051 Kw.

Los mejores electrodomésticos con eficiencia energética eco.

Un hogar medio en España consume mucha energía durante el año. Piensa que cuando realizas la compra de electrodomésticos de cocina con eficiencia energética, no solo estás ahorrando en tus próximas facturas de la luz, sino que también estarás contribuyendo en la preservación del medio ambiente.

Prestar atención siempre a la etiqueta energética del aparato doméstico que vayas a comprar va a suponer un gran ahorro en el consumo energético de los electrodomésticos que van a componer tu cocina.

Ten muy presente qué electrodomésticos consumen más. Los aparatos domésticos de clase G son menos eficientes que los de la clase A. Además, la apuesta por electrodomésticos eficientes con la mayor clase de etiqueta energética, hará que este ahorro en el consumo eléctrico sea aún mayor y participarás activamente en la mejora de la conservación del medioambiente.

Eficiencia energética Electrodomésticos

¿Conoces los electrodomésticos solares?

Actualmente en los tiempos que corren, es posible utilizar energías renovables para para abastecer el consumo eléctrico de todos los electrodomésticos que una cocina moderna equipa. Los denominados electrodomésticos solares ya están disponibles para poder cubrir el autoconsumo de un hogar.

No obstante, aunque exista tal posibilidad, no todo el mundo puede usar esta fórmula de autoabastecimiento por razones económicas o de espacio. Pero no te desanimes, nunca hay que renunciar a dar el paso al uso de energías renovables y electrodomésticos solares.

A pesar de la actual legislación, son muchas las empresas en España que están dispuestas a ayudarte a introducir pequeños sistemas de autoconsumo, como placas solares, para racionalizar el uso de la energía que necesitas para abastecer el consumo de los electrodomésticos solares que tengas en casa.

Ahorra en el consumo eléctrico del hogar con electrodomésticos solares.

La energía solar en las cocinas modernas debe entenderse como un complemento a la energía utilizada hasta la fecha, ya que se trata de una instalación ideada, a priori, para cubrir las necesidades eléctricas básicas. Si se utiliza energía solar propia conviene utilizar los aparatos enchufados a ella en las horas de mayor impacto del sol.

Los electrodomésticos solares más apropiados para este tipo de energía solar son aquellos que menos energía consumen. Es mala idea usar energía solar para los electrodomésticos que la utilizan y la transforman en energía térmica a través de resistencias, como por ejemplo las planchas o las vitrocerámicas.

En cambio, la lavadora o el frigorífico son electrodomésticos solares y totalmente compatibles con las placas solares. En el caso de la lavadora se puede utilizar una convencional, pero se recomienda hacer un uso correcto. Lavar con programas en frío es lo que los expertos recomiendan para el caso de las lavadoras. Renunciando al calentamiento se hace un uso más racional de la instalación de autoconsumo.

Lo mismo sucede en el caso del frigorífico. En el caso de las neveras, es recomendable optar por modelos apropiados para energía solar fotovoltaica, trabajando en corriente continua y baja tensión.

Instalaciones solares posibles para abastecer a las cocinas modernas.

Son dos los tipos de instalaciones solares que puedes instalar en casa: la instalación aislada y la instalación con conexión a la red.  Para la primera forma de aplicar la energía solar en tu vivienda se requiere de todo el material, estructuras y trámites de gestión y seguimiento, según la legislación vigente. Para la segunda opción con conexión a la red, se requiere de material, contador bidireccional, legalización de la misma y toda la gestión de la documentación al día. Decidas la el tipo de instalación que decidas, debe de realizarse por un técnico cualificado.

 

Eficiencia energética Electrodomésticos

Ahorra energía con un lavavajillas de bajo consumo

Equipar tu cocina con un lavavajillas de bajo consumo clase A, contribuirá a un gasto menor de agua y energía. Disponer del mejor lavavajillas con la mayor clase de eficiencia energética y con sistemas de ahorro de agua, reducirá de forma radical el consumo, generando una bajada en el importe de tus facturas energéticas y de agua.

Comprar un lavavajillas de bajo consumo económico y de calidad está a tu alcance. Para conseguir lo que será para ti el mejor lavavajillas del mercado, es conveniente atender a la relación calidad precio que hay detrás de este.

Elegir bien el modelo de lavavajillas eficiente que equipará puede llegar a ahorrarte mucho dinero tanto en la compra del producto en sí, como en el consumo energético del hogar, reduciendo el coste de las facturas futuras y contribuyendo a la conservación del medioambiente.

Fiables, seguros, económicos y de uso sencillo son los lavavajillas actuales que puedes encontrar en las diferentes tiendas dedicadas a la venta de electrodomésticos. Si además lo que buscas es el mejor lavavajillas de bajo consumo, prestar atención a su eficiencia energética es de suma importancia.

Hay que pensar que un lavado a mano gasta unos 30 l de media, mientras que lavando tus platos con el mejor lavavajillas eficiente, el gasto será únicamente de 6 l aproximadamente. Para obtener grandes resultados con tu futuro lavavajillas, su elección es más que importante.

Consejos para no equivocarte en la elección de tu nuevo lavavajillas eficiente.

  • Simplifica y analiza bien tu cocina antes de centrarte en los modelos de lavavajillas de bajo consumo que realmente necesitas en función de tu estilo de vida diaria.
  • Ten en cuenta la clase eficiencia energética. Cuanto mayor calificación, mayor ahorro en la factura de la luz de tu hogar.
  • Presta atención a la estética y acabados de los diferentes modelos que compares. El mejor lavavajillas eficiente del mercado tiene mejor diseño y calidad en los materiales usados para su fabricación.
  • Busca la mejor relación calidad precio. Actualmente existe un amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir tu lavavajillas eficiente económico. Analiza bien todas las especificaciones y luego toma la mejor decisión. A veces, es mejor gastar un poco más de dinero y comprar un electrodoméstico que sea mucho más eficiente y duradero.
Eficiencia energética

¿Cómo calcular la eficiencia energética de una casa?

Según Real Decreto 235/2013, de 5 de abril la eficiencia energética de un edificio o una casa es el cálculo o medición de consumo de energía que se estima necesario para satisfacer la demanda energética del inmueble en unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación, que incluirá, entre otras cosas, la energía consumida en calefacción, la refrigeración, la ventilación, la producción de agua caliente sanitaria y la iluminación.

Basándose en estos datos, se puede realizar el cálculo de eficiencia energética de tu hogar para poder determinar qué tipo de actuaciones realizar para consumir menos recursos y ahorrar aún más en las facturas de suministros energéticos.

Existen programas informáticos oficiales para obtener cálculos de eficiencia energética de los inmuebles. En principio, estos programas están destinados para calcular y poder certificar la eficiencia energética de los edificios y han sido reconocidos por el Ministerio competente como herramientas de verificación de ahorro de energía.

  • Para realizar el cálculo de eficiencia energética en obra nueva.

Lider-Calener es un programa informático 2 en 1 destinado a calcular demanda energética y calcular consumos.

Con el programa Cerma puedes obtener el certificado de obra nueva para inmuebles.

  • Para realizar el cálculo de eficiencia energética en inmuebles existentes.

El programa CE3X, el más usado para calcular la eficiencia de pisos en venta o alquiler.

Subvenciones de eficiencia energética para este año.

Este año  se han publicado ayudas para la mejora de la eficiencia energética en los hogares. Son subvenciones de ahorro energético destinadas a la mejora y recuperación de la economía a través de un crecimiento inteligente.

Son varias las Comunidades Autónomas que han puesto en marcha diversos planes Renove y ayudas para el fomento de la eficiencia energética a través de los Fondos Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional). Este instrumento financiero de la Comisión Europea se gestiona directamente por las administraciones central, pública y local.

Los beneficiarios de estas ayudas pueden variar en función del tipo de ayuda y de la comunidad autónoma en el que las soliciten. Tanto es así, que en algunas ocasiones los beneficiarios de estas subvenciones de ahorro energético pueden ser tanto personas físicas como comunidades de vecinos, pymes o empresas.

El objetivo de estas ayudas está enfocado principalmente en renovar los equipos de calefacción, producción de agua caliente sanitaria o refrigeración y a fomentar el uso de energías renovables. Beneficiarse de las subvenciones de ahorro energético tendrá siempre, el fin de mejorar la eficiencia energética de las viviendas, locales, edificios o empresas.

 

 

Eficiencia energética Frigoríficos

¿Cuál es el consumo real de un frigorífico en una casa?

En la actualidad existen muchísimos tipos de electrodomésticos de los que dispones en tu cocina, desde una simple placa de cocción con funciones básicas, hasta frigoríficos equipados con la última tecnología. Pero, ¿conoces bien el consumo de tu frigorífico?

La llegada de los mejores frigoríficos de clase A de última generación y mayor tecnología ha supuesto toda una revolución en las cocinas modernas. Son cada vez más los modelos eficientes que puedes encontrar en el mercado actual. Los frigoríficos modernos son cada vez más sofisticados y poseen tecnología de última generación que mejoran y controlan muchos aspectos que los modelos anteriores no eran capaces, como por ejemplo reducir de forma notable el consumo del frigorífico.

Conoce el consumo de tu frigorífico en tu hogar.

Para saber que modelo de frigorífico de clase A consume más hay que tener en cuenta la potencia que necesita, ya que el tiempo que se utiliza en este caso es irrelevante (una nevera se usa 24 horas/ 365 días al año). Debido a este último dato, el consumo del frigorífico es sin duda alguna, el mayor de todos los electrodomésticos que equipan tu cocina.

Calcular el consumo de tu frigorífico y la cantidad de dinero real a pagar por él, es relativamente fácil. Ni siquiera los menos entendidos tienen excusas para no manejarse en estos cálculos.

Antes de “despejar la X” se han de establecer dos factores: el consumo probado del frigorífico (mirar la ficha de producto) y el precio que pagas por la electricidad.

Para saber el consumo real de cualquier frigorífico solo hay que multiplicar la potencia por el tiempo. Por ejemplo el frigorífico 3KR7968P de Balay, con una eficiencia A++ tiene un consumo probado de 284 kWh, si se usa con sentido común.

Si multiplicas los 248 kWh que, en teoría, consume el frigorífico Balay por la cantidad de energía consumida indicada por el proveedor de suministro eléctrico, obtendrás el consumo del frigorífico anual.

Elige un modelo de frigorífico Eco.

Un hogar medio en España consume mucha energía durante el año. Piensa que cuando realizas la compra de tu frigorífico eficiente, no solo estás ahorrando en tus próximas facturas de la luz, sino que también estarás contribuyendo en la preservación del medio ambiente.

Prestar atención siempre a la etiqueta energética del aparato doméstico que vayas a comprar va a suponer un gran ahorro en el consumo de tu frigorífico.