Sabías que…

Un blog que piensa en frío

Electrodomésticos indispensables

Hola chicos. Comienzo hoy mi blog con un objetivo muy claro: que descubráis la importancia de tener una nevera y un congelador en vuestra casa. Son dos electrodomésticos que son totalmente indispensables para poder vivir en la actualidad.

Ninguna casa se piensa en la actualidad sin frigorífico o sin congelador. Dos son las ventajas principales de estos electrodomésticos para meterlos en nuestra cocina:

  1. Conservar los alimentos durante más tiempo: La nevera permite que tengamos platos durante más tiempo que el que lo podríamos tener si no la tuviéramos. Nos permite mantener bajo control bacterias que nos harían coger enfermedades.
  2. Cambiar la temperatura: Tener agua fresca durante el verano es muy necesario y es algo que no podríamos hacer si no tuviéramos nevera. También pasa esto con otra clase de alimentos como las ensaladas o cualquier pieza de fruta que está mejor si está fría y nos puede refrescar además de aportarnos nutrientes nutrientes.

Muchos seguro que estáis convencidos de que una nevera es imprescindible para vuestra casa. Es totalmente cierto, pero a la hora de comprar uno, tenemos que considerar distintos aspectos:

  1. Tamaño de nuestra cocina: Las dimensiones del hueco que tenemos para meter el frigorífico influirá en el tamaño del mismo.
  2. Capacidad de nuestro frigorífico: El tamaño de nuestra nevera influirá en la cantidad de alimentos que podemos meter en él. La logística de nuestro hogar se verá afectada ya que a menor capacidad, tendremos que ir a comprar producto fresco con más frecuencia.
  3. Distribución: La organización de los alimentos en la nevera influirá en la cantidad que podemos tener. La distribución en cajones o baldas hará que el acceso y la conservación de los mismos difiera.
  4. Precio: Muchas personas piensan que una nevera es un electrodoméstico caro. Nada más lejos de la realidad. Los hay de todos los precios. Los más básicos cuestan poco dinero y ofrecen unas prestaciones que no dejan nada en la recámara.

Congelar para sobrevivir

¿Os imagináis tener que comprar cada día la carne y el pescado que vamos a comer o cenar? Hasta hace unos años esto tenía que ser así. La aparición de los congeladores hizo posible que las personas almacenaran alimentos durante días para no tener que estar comprando a diario.

Yo no me imagino ya mi vida sin el congelador. Voy a hacer la compra grande al supermercado una vez al mes y compro una gran cantidad de carne y pescado para congelarla.

El hielo lo hacemos gracias al congelador

También me sirve para controlar una de mis grandes aficiones: la cocina sin control. Soy de las que se pone a hacer ricas recetas en cantidades industriales y luego tiene que utilizar el congelador para que no se pongan malas. De hecho, creo que mi siguiente post será sobre aquellas cosas que se pueden congelar y los que no porque es un tema muy importante para evitar problemas de salud. Pero no vivimos solo de comida.

Llega el veranito y con él, el calor. Empiezan a apetecer las bebidas frías. Yo tengo un problema. Soy una adicta al café. Durante todo el año, tengo que estar bebiendo varios durante todo el día para mantenerme despierta. Los hielos me ayudan mucho a poder tomármelo durante los meses de julio y agosto. Si no fuera por el congelador, estoy segura de que hace muchos años que habría cambiado el café caliente en verano por alguna otra bebida.

Al igual que una nevera, comprar un congelador tampoco es tarea sencilla. Varios son los criterios que tenemos que tener en cuenta cuando vamos a adquirir uno:

  1. Disposición: Hay congeladores horizontales y verticales. La elección del mismo diferirá del tamaño del hueco que tengamos en nuestra cocina.
  2. ¿Independiente o acoplado a la nevera?: Es la gran duda que nos invade a todos cuando estamos montando nuestra cocina. Al igual que el primer criterio, también dependerá del tamaño de la misma. Un congelador independiente será más manejable que uno que se encuentre acoplado a una nevera.
  3. Limpieza: El hielo puede ser el mayor incordio cuando hablamos de congeladores. No hay ningún congelador que no genere hielo, pero los no frost tienen un sistema especial que minimiza la cantidad del mismo en la zona que ocupan nuestros alimentos al enfriarlos mediante aire.
  4. Capacidad: La cantidad de alimentos que podemos tener congelados será menor cuanto más pequeño sea el congelador. Los congeladores más pequeños pueden venir bien para personas que vivan solas, pero las familias de varios integrantes necesitan un congelador acorde a sus necesidades.

¿Ya os ha quedado clara la importancia de la nevera y del congelador para nuestra vida diaria? ¿Hay alguien que viva sin alguno de estos electrodomésticos en su cocina? Yo los considero totalmente imprescindibles, pero me encantaría que me contarais vuestra experiencia con ellos. Espero vuestros comentarios.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*