Comprar pequeños electrodomésticos

Adquirir un humidificador

aire-limpio-en-casa

Llegado a este punto, ya estás completamente convencido de la necesidad de comprar ese o esos humidificadores que mejoren el ambiente de tu casa. Pocas decisiones tan acertadas como esta. Con la tecnología y el diseño de los humidificadores integrados como pequeños electrodomésticos perfectos, decantarte finalmente por el tuyo mejorará la salud de tu hogar y encajará perfectamente con la estética general (No más ocultar los humidificadores, por favor)

Criterios a tener en cuenta

Hasta ahora, los motivos de más peso para disponer de un humidificador en casa eran:

  • La salud de los más pequeños: Y sigue siendo a día de hoy el primer punto de encuentro con los humidificadores. En la actualidad, los humidificadores de vapor frío evitan posibles accidentes al contacto de nuestros intrépidos peques. Son ideales para todo el año pues no desprenden calor. La única pega es que mejoran sus prestaciones con agua destilada, pues al no hervir el agua antes puedes estar volviendo a emitir microorganismos.
  • Patologías respiratorias: Entiéndas también dentro de este grupo las alergias. Está claro que una mayor calidad del aire puede transformar tu casa de un infierno al paraíso para toda persona con alergias, resfriados u otras patologías del aparato respiratorio. La particularidad sensibilidad de nuestras fosas nasales, garganta, bronquios y pulmones mientras nos encontramos enfermos, se potencia en un aire seco donde planean ácaros y microorganismos en busca de algo vivo sobre lo que colonizar.

ambiente-limpio-en-casaUna vez superada esta fase de consideración de los humidificadores como ayudantes terapéuticos, y vistos ya como auténticos purificadores de nuestro aire (con el beneficio que esto comporta para TODOS los habitantes de nuestra casa), entenderás que su recomendación, en la versión que creas conveniente, es casi un imperativo en cuanto haces de una casa tu hogar.

Todas las virtudes indicadas, para mejorar la respiración en niños o durante dolencias respiratorias, tienen una base muy sencilla: No es que el humidificador obre milagros y sane, lo que realmente ocurre es que el aire de nuestra casa mejora ostensiblemente con su trabajo. En el equilibrio de temperatura y humedad, que tu humidificador se ocupa de mantener, conseguimos prevención y confort.

Ya te he anticipado antes la opción del humidificador de vapor frío, pero, por supuesto también encontrarás humidificadores de vapor caliente. Las diferencias en cuanto a precio, con tantas marcas y modelos, son mínimas, todos rondan los 50 €. Creo que los precios no difieren mucho por algunos motivos claros, fundamentados en un equilibrio entre virtudes y defectos:

  • Humidificador de vapor frío: Hace menos ruído pero vaporiza por ultrasonidos o vibración, sistemas que no todo el mundo considera como lo más óptimo para conseguir un vapor purificado. Su manipulación es más sencilla pues no quema. Empieza a vaporizar una vez calentada el agua.
  • Humidificador de vapor caliente: Hace más ruído pero vaporiza agua hervida, consiguiendo así un proceso de humidificación natural. Hay que tener cuidado con su contacto, pues lógicamente quema. Vaporiza automáticamente en cuanto se enciende.

respirando-bien-en-casaSi no te queda del todo claro qué es lo que te conviene y me pides opinión, un tipo clásico y seguro como 😛  yo te diría que la mejor opción es tratar de dar con ese humidificador de vapor caliente, diseñado con materiales que no transmitan el calor, que trabaje con el menor nivel de ruido posible y una gran capacidad de depósito. No estoy completamente en contra del vapor frío, pero ante la duda, un agua previamente hervida siempre te da más seguridad.

De otro modo, si eres un tipo organizado y sabes que siempre dispondrás de agua destilada con la que llenar tu humidificador de vapor frío, decídete por este sistema, evitándote así los riesgos e incomodidades del calor, el ruído y demás…

¿Dónde adquirirlo?

Aún pudiendo interpretarse que voy contracorriente al recomendarte una compra física en lugar de online, lo cierto es que para el caso de un humidificador, que apenas pesa, te recomiendo que vayas a cualquier centro donde puedas verlos y tocarlos, para que aprecies los diferentes modelos y te hagas perfecta idea de su encaje en tu casa.

Te lo digo para que, una vez seguro de la estética que te conviene, acabes considerando al humidificador como ese pequeño ayudante que colocar en cualquier parte, manteniendo la armonía estética y con la satisfacción de verlo trabajar a pleno rendimiento para regenerar el aire que se respira en tu casa. De otro modo, puede acabar relegado al cajón de los trastos por no haber hecho una buena elección.

Visualizando y comparando siempre puedes descubrir ese equilibrio entre diseño y capacidad de tu futuro humidificador. De poco te sirve elegir el humidificador más cuqui si apenas dispone de autonomía debido a su limitado depósito. Las consultas estrictamente técnicas o funcionales que puedes hacer al vendedor de turno, toda vez que te muestres conocedor de la materia, te pueden terminar por aclarar más rápidamente las dudas que el típico mareo entre páginas de Internet.

 

También puede interesarte

1 Comentario

  • Reply
    Qué es un humidificador de aire
    22/05/2017 at 3:01 pm

    […] Un humidificador, o varios humidificadores ubicados estratégicamente, posibilita el equilibrio del aire en unos porcentajes de humedad relativa beneficiosos para los humanos y totalmente impracticables para bacterias, ácaros y demás. Por esta razon primordial y otras tres que voy a procederte a detallar, merece y mucho la pena confiar tu aire al humidificador. […]

  • Deja un comentario

    *