Comprar pequeños electrodomésticos

Un robot amasador en tu cocina

robot-de-cocina

Cocinar con robot de cocina lo facilita todo. Acertando con el modelo de robot que más se ajuste a tus usos culinarios, redescubrirarás el mundo del cocinado hacia un mayor potencial que te facilite el control absoluto de tu dieta. Te atreverás a todo y con todo, pudiendo participar en el proceso o dejando que el robot lo haga todo por tí. Dependiendo de la autonomía y/o capacidad de tareas de un robot va subiendo su precio, pero para un electrodoméstico como este, siempre será una inversión práctica.

Amasa como el mejor panadero

El amasado es una función con mucho potencial en la cocina. Con este proceso puedes llevar a cabo, desde un delicioso pan propio, hasta masas y composiciones de base para muchísimas otras preparaciones. Y todo ello lo puede hacer un robot de cocina o procesador de alimentos con esta función añadida.

Si tu robot de cocina dispone de esta función, o si estás pensando en hacerte con un procesador de alimentos que incluya esta posiblidad, acabarás plenamente satisfecho con su uso. Panes que duran más, de más sabores y con ingredientes 100% naturales. Panes de varias semillas o de yogur, o con un punto de ajo y perejil…

Con la medida apropiada de ingredientes, y respetando los tiempos para generar una masa perfecta, te enamorarás de ese trabajo artesano propio de panaderos, reposteros y/o pizzeros que tu robot puede ejecutar a la perfección. Las masas de harina con tantos y tantos potenciales ingredientes que acompañen el resultado final son un fundamento alimenticio en diferentes lugares del mundo, desde la tradicional Italia hasta los burritos de México o los durum turcos. Todo será posible para tí, pero con ese trato artesanal que hace más sano el menú y el doble de sabroso.

Recetas que podrás hacer

Amasando en casa puedes lanzarte a platos suculentos, sabrosos y de auténtico capricho. No es lo mismo preparar una pizza con una base prefabricada que hacerla todo tú integramente, con una masa a tu gusto, con los ingredientes que te apetezca y fascinando en última instancia a tus comensales.

Normalmente, cualquier robot de cocina o procesador de alimentos que incluya amasador incluye en su recetario (sí, los buenos robots incluyen recetario e incluso recetas programadas…), lo dicho que tu propio nuevo robot de cocina te puede ofrecer sugerencias interesantes de platos con fascinantes masas. No obstante, siempre hay recetas que hacer sí o sí una vez que sabes que puedes amasar como el mejor pizzero de Nápoles.

Dependiendo de las texturas de las masas que hagas podras finalmente hornear mil y una presentaciones de sabores originales que tú mismo determines. Mis sugerencias son:

  1. Tarta de Alsacia: Preparando una masa fina de unos 250 gramos en el procesador de alimentos, y añadiendo nata líquida, un buen queso untado como primera capa para una masa de harina salpicada de oliva negra (atrévete con lo de la masa, disfrutarás el triple) El toque final de cebolla (si la dejas sofreír antes, aunque solo sea un minutito a 3 puntos, ideal) y un salpicado de bacon (en la sartén sofrito junto a la cebolla) Dejándola en el horno con un punto final de grill, alucinarás.
  2. Roscón de Reyes: ¿Te imaginas poder hacer tu propio Roscón de Reyes? Podrías conseguir el mejor sabor del mundo con los ingredientes más naturales seleccionados por tí. Disponiendo de 700 gramos de harina, agua de azahar (destilación de la flor del naranjo), ralladuras de naranja y limón, azucar, levadura y los típicos adornos a elegir de frutas confitadas cobrarás absoluto protagonismo en esta preparación tradicional para toda la familia.
  3. Empanada de atún… o de carne: Pocas presentaciones tan sencillas como las empanadas resultan tan jugosas. Pero siempre hay una pega… la masa. Las empanadas suelen estar hechas de masas demasiado rígidas y pesadas. ¿Qué tal si prepararas tu propia masas para empanadas? Con la proporción ajustada de harina, agua, aceite y con un toque de pimentón, puedes conseguir una masa mucho más jugosa con la que conseguir la empanada perfecta. Tal vez se sacrifique esa presentación industrial de geometría perfecta, pero ten por seguro que lo que importa es el sabor.

Son solo un par de sugerencias, pero lo cierto es que hay miles de recetas posibles, las que la gente pone en Internet y las que tú quieras inventar. Una masa lo soporta todo, cualquier ingrediente añadido que de ese punto original, ya sea verduras, carnes. El único condicionante es que ese acompañante no entorpezca el correcto y uniforme amasado del básico de harina, no es cuestión de que salga una masa disforme…

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*