Comprar pequeños electrodomésticos

Me he comprado un robot de cocina para hacer pan. Opinión clara y sincera

pan_de_molde

Además de todo lo que tu robot puede cocinar por tí, hay funciones complementarias sorprendentes. Entre ellas la posibilidad de preparar masas de pan. Si te interesa esta opción, cuando compres tu robot pregunta por la función de amasado. No todos la incluyen pero merece la pena que puedas acoplarle el gancho amasador por si un día te lanzas a la aventura de preparar tu pan…

Masas para pan de molde, masas para pan de hogaza…

Ya te conté en esta entrada, que mi idea de elaborar pan en casa empezó con mi primer acercamiento a la panificadora de unos amigos. La cuestión es que me pareció fascinante eso de preparar tu propio pan en casa, tal y como está la cosa para poder conseguir un pan decente más allá de lo que se vende en las grandes superficies…

Hace poco me tocó renovar el robot de cocina y esta vez sí, me preocupé de que incluyera el gancho. Y lo empecé a usar muy pronto…Mis pequeños son auténticos devoradores del pan de molde cuya marca conocemos todos y que universalizó su formato, pero ahora el pan bim… ha pasado a ser pan Juan. Lo cierto es que he quedado muy contento con esta función. La panificadora está bien, pero el resultado final es idéntico y el procesado con el robot apenas tiene dificultades.

Cómo hacer tu pan de molde con el robot de cocina

Lo primero que hago es sacar mi báscula de cocina, para no desviarme un ápice de las instrucciones que tomé como referencia. Con la báscula y un molde apto para horno y diseñado para este tipo de panes, te quedará de auténtico profesional. Yo tomé para mi referencia de pan de 1kilogramo (qué menos ya que te pones) mi propio molde de 30 centímetros de largo, 10 cm de ancho y 7,5 de alto.

Empezamos mezclando hasta su disolución 10 gramos de levadura en 180 gramos de leche. En el bol que vayamos a usar con el robot, y donde ya hemos dispuesto 430 gramos de harina de fuerza, vertimos la mezcla final y añadimos después un huevo, 50 gramos de aceite de oliva, 10 gramos de sal y 5 gramos de azucar. Con todo preparado empezamos a amasar a la velocidad más baja del robot, pero subiendo después a una velocidad media.

Mientras nuestro amigo va realizando la mezcla durante 8 minutos a esa segunda velocidad, preparamos, pincel en mano, el molde bien embadurnado de aceite, así como otro bol.

Comprobaremos que la masa final, pasados sus ocho minutos de preparación queda ligeramente compacta aunque maleable y con textura ligera al tacto. (No te preocupes por la exactitud del detalle, si respetas las proporciones y los tiempos, te quedará bien, confía en tí).

Terminado el amasado del robot, y reunida toda la masa la vuelcas sobre una superficie espolvoreada ligeramente de harina, haces la típica bola y espolvoreas de nuevo levemente con harina. Tu bola de masa la pones en el bol, cubres con un trapo para un levado perfecto y dejas durante una hora (tienes que tener en cuenta que el tamaño debe aumentar al doble para que el proceso natural sea adecuado)

Cuando este proceso mágico se haya llevado a cabo vuelves a volcar sobre una superficie espolvoreada de harina y le vas dando la forma del molde que ya tendrás preparado. Al colocar la masa, ajústala bien a ese molde, presionándola bien. En ese momento repasas con el pincel y el aceite la parte superior y vueeelta a levar, en esta segunda ocasión durante dos horas, hasta que la masa se levante a la misma altura del molde.

Lo más artesanal ya ha terminado. Ahora solo tienes que meter en un horno a 180º, que has precalentado previamente durante 10 minutos a 200º.

Cuarenta minutos después ya tendrás tu pan. Aunque no está de más ir echando un ojo para que la parte superior no se tueste demasiado. Ya solo te queda extraerlo, dejarlo reposar cinco minutos en su molde (no más para que no agarre) y una vez desmoldado se deja enfríar (mejor sobre una rejilla para que se oxigene por todos los lados). Cuando se enfríe disfrutarás de tu pan de molde sano y natural y con un ciclo de vida igual que el de tienda, pero sin esos conservantes añadidos que no aportan nada bueno.

Cómo hacer tu pan de hogaza con el robot de cocina

No voy a volver a extenderme para no convertir esta entrada en una biblia. Te cuento las diferencias a tener en cuenta en el proceso:

Sustituye la leche por agua y pasa de la proporción del pan de molde que viene a ser gramos de leche al 40% del gramaje de harina de fuerza, y lo elevas a un 60% de agua sobre el gramaje de harina de fuerza. Elimina el huevo y el azucar, rebaja la proporción de levadura, o sea que si quieres un kilogramo de pan, pasa de 10 gramos a 8 gramos de levadura. Sal al gusto, en torno a los 10 gramos.

El proceso lo hago un poco diferente, más sencillo a la postre, como verás, aunque más largo por los propios requerimientos de esta mezcla.

En principio mezclo harina y sal y lo dispongo en el bol para empezar a trabajar con el robot de cocina, lo enciendo a la velocidad más suave y voy añadiendo el agua. Al quedar la mezcla uniforme echo la levadura y dejo que el robot siga amasando durante 10 minutos a la velocidad de amasado.

Y aquí termino con el robot pero empieza un plazo que requiere más paciencia que el pan de molde anterior. Dejo la masa en un bol grande untado con aceite y lo mantengo tapado durante toda la noche. Por la mañana damos forma a la hogaza, la rociamos levemente de harina  y dejamos levar de nuevo durante 2 horas, hasta que vuelva a ganar volumen. Pasado ese tiempo marcamos el pan con esa cruz típica de las hogazas (pensada originalmente en los pueblos para desprender el pan por cuatro pedazos)

Solo queda meter al horno, precalentado sus 10 buenos minutos, como siempre. A una temperatura de 170º es suficiente y en 35 minutos (ya sabes que depende de cada horno y su poder calorífico, o sea que revisar cada 15)

TRUCOS:

  1. Para cualquier tipo de pan, como habéis visto se requiere unos tiempos de levado. Podéis acortarlos precalentando el horno de manera muy suave, a unos 50º, apagarlo y dejar la masa dentro tapada con un trapo. En caso de decidir usar este truco, convendría que el bol fuera transparente para controlar visualmente como gana volumen la masa y así determinar ese aumento de volumen que buscamos agilizar.
  2. Ya sea pan de molde o de hogaza, la leche o el agua mejor que esté bien templada para una perfecta comunión de líquidos y sólidos.

¿Por qué hacer tu pan en casa?

Está bien, reconozcámoslo, hacer tu pan lleva su tiempo. Pero los fines de semana que estés tranquilo en casa puedes convertir tu cocina en ese obrador sin que precises estar todo el día encima de tu obra maestra, es solo cuestión de respetar los tiempos de elaboración. Mientras tanto puedes estar haciendo cualquier otra labor.

Además de la satisfacción que supone el culminar tu obra, ofreces a tu familia ese alimento tan nuestro elaborado de la manera más natural. Todos los alimentos que compramos suelen estar tratados (salvo los frescos, y aun éstos pueden ser no del todo naturales). Así que todo lo obtenido por cosecha propia te asegura esa naturalidad que vamos perdiendo paulatinamente en líneas de venta de grandes superficies y en sistema de producción masivos que buscan la presencia y la infalibilidad por encima de la calidad real.

Si tienes una huerta eres un privilegiado, si puedes comprar huevos de corral en origen lo mismo, si adquieres carne directa al carnicero genial. Si eres capaz de hacer tu pan ya cierras el ciclo del menú a presentar en tu mesa de manera perfecta.

También puede interesarte

7 Comentarios

  • Reply
    La mejor panificadora | juan en casa
    22/07/2016 at 11:22 am

    […] ese pan que tan solo por el tiempo que conlleva ya adquiere ese carácter artesanal. Empecé con el robot de cocina para hacer pan, pero finalmente sucumbí y compré mi propia […]

  • Reply
    Pan caliente todos los dias | juan en casa
    16/08/2016 at 12:44 pm

    […] al pan de trigo, si tienes un robot de cocina para hacer pan, también puedes animarte a fabricarlo con él. Al tratarse de una máquina menos específica tiene […]

  • Reply
    Recetas rápidas gracias al robot de cocina | juan en casa
    22/08/2016 at 3:46 pm

    […] preparar tu propio pan con el robot de cocina. Partiendo de ese extremo, como no atreverte con una tarta cuyos principios de amasado son […]

  • Reply
    Cocinar con un robot de cocina amasador
    18/07/2017 at 8:25 am

    […] con robot de cocina lo facilita todo. Acertando con el modelo de robot que más se ajuste a tus usos culinarios, redescubrirarás el mundo del cocinado hacia un mayor potencial que te facilite el control […]

  • Reply
    Jorge
    10/09/2018 at 2:25 pm

    Yo tengo la Cheff-o-Matic, y el intento que hice no estuvo más allá. He comprado el preparado del Lidl y cuando tenga tiempo vuelvo a intentarlo.

  • Reply
    MARIA LUISA
    18/09/2018 at 12:58 pm

    NOOO compréis nunca un electrodoméstico de la marca beko, yo me compre una lavadora en enero del 2018, y cuando a final de agosto llegue a mi casa de las vacaciones la lavadora no funcionaba, di el primer parte al servicio técnico el día 3 de septiembre y a fecha de hoy todavía no tengo lavadora, por lo visto me han vendido una defectuosa y en vez de traerme otra nueva al estar en garantía van a arreglar la que tengo rota, que me han dicho en el servicio técnico que tienen que desbaratarla entera y volverla a montar. Ademas del dineral que me estoy gastando en lavandería la perdida de tiempo y el mal trato en el servicio técnico, nunca volveré a compra un electrodoméstico beko. veremos como acaba todo este asunto

    • Reply
      Opinator
      20/09/2018 at 3:37 pm

      Lamentamos lo que has contado, Maria Luisa. Más suerte con los próximos!

    Deja un comentario

    *