Marcas Uso, trucos y consejos

Problemas con lavadoras AEG

Avería en una lavadora

Cualquier electrodoméstico pasa en la actualidad la cantidad de controles de calidad que sean necesarios para garantizar que al usuario le darán el menor número de problemas en casa. Pero ningun aparato es infalible, y más teniendo en cuenta la infinidad de electrodomésticos que se fabrican diariamente. Y por eso existen los servicios técnicos, que son testigos de primer nivel de los problemas más comunes de una lavadora, por ejemplo.

Las lavadoras AEG, por supuesto, no son una excepción. Sufren averías como cualquier marca de primera o segunda fila. Y también terminan generando quejas a su servicio técnico. No hay tantas averías, hay que decir, si lo comparamos con las lavadoras que presumen de menos avances tecnológicos. De hecho, la marca tiene un su web un completo apartado para que los usuarios puedan resolver los problemas más comunes de una lavadora de su catálogo sin tener que llamar desde el primer momento a un técnico especialista.

Qué le pasa a mi lavadora

Espero que nada. Porque a nadie le deseo una avería en los electrodomésticos más importantes de una casa. Sin horno o sin microondas se puede pasar unos días, pero una lavadora o un frigorífico ya son palabras mayores por su trascendencia en el día a día.

Pero a lo que vamos. Cuando una lavadora AEG tiene algún problema técnico se muestra en el control electrónico de la lavadora. Los más habituales son algunos de los siguientes:

  • Error E10: se trata de un problema en la carga del agua. Lo más habitual es revisar que las mangueras están en perfecto estado (no dobladas), que existe presión y que el filtro de entrada no presenta obstrucciones. No es una operación complicada pero requiere su técnica. Sigue los pasos que aparecen en el manual.
  • Error E20: al contrario que en el E10, la lavadora se carga de agua pero no desagua. Paradójicamente, el problema es diferente pero la solución muy parecida; cuando la lavadora no desagua, lo más habitual es una obstrucción en la manguera o en el filtro. Corrobora que esto no sucede, pero ten a mano recipientes para vaciar manualmente el agua que se queda dentro. Y toallas. Creeme que agradecerás este consejo.
  • Error E40: un problema muy básico y fácil solución. La puerta del aparato o bien no está abierta o no está correctamente cerrada. Solo hay que revisarla.
  • Error EH0: hay un problema con la corriente eléctrica y debes esperar a que se estabilice.
  • Error E91: existen un problema de comunicación entre algunos de los componentes eléctrónicos. Muchas veces se soluciona apagando y volviendo a encender.
  • Error EF0: el dispositivo anti inundación de la lavadora AEG se ha puesto en marcha. Mejor llamar al servicio técnico oficial para su intervención.

Quejas al fabricante

Lo bueno de los problemas más comunes de una lavadora es que son precisamente eso, bastante comunes. A veces estos electrodomésticos protagonizan grandes desgracias como un motor quemado, por ejemplo, pero son los menos. Por eso la mayoría de los fabricantes cuentan con algún apartado en su web que enseña a los usuarios a arreglar estas pequeñas averías sin la intervención de un técnico especialista. No es que no quieran ir a tu casa, es que son visitas caras y, en su mayoría, prescindibles. Agradecerás ahorrarte ese dinero.

Además de los problemas más relacionados con el agua, buena parte de los enfados con las marcas provienen por el centrifugado, que o bien no funciona o dura más de lo previsto. Que una lavadora no centrifugue puede deberse algo tan simple como un reparto desigual de la carga en el tambor, pero también al mítico problema de un filtro obstruido. El consejo de AEG es “ajustar manualmente las prendas en la cuba e iniciar de nuevo la fase de centrifugado”. Ante cualquier duda, lo mejor siempre es pedir asistencia.

La lista de posibles fallos es alargada. No quiere decir que los vayas a sufrir, pero conviene conocerlos bien. Por eso, descarga (todos están disponibles en su página) y ten siempre cerca el manual de tu lavadora AEG, puede salvarte de más de una llamada innecesaria. Lo primordial ante una posible avería, tal y como destaca la propia marca, es comprobar en primer lugar que no está reflejada en esta tabla de hipotéticas soluciones. Si no consigues hacerlo por ti mismo/a, no dudes en llamar al servicio técnico. Seguro que es más barato el desplazamiento de un técnico que comprar una nueva lavadora porque, buscando la solución, la has estropeado del todo.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*