Marcas Sin categoría

Placas de inducción diferentes

A una placa de inducción le puedes y debes pedir muchas cosas. La precisión y la rapidez es algo que ya llevan de serie, puesto que es su razón de ser. Pero ahora a la inducción se le pide algo más: placas de diseño capaces de convertir la encimera de una cocina en algo de revista. ¿Buscas una de estas placas? Mi recomendación personal para este post: acude a NEFF.

A lo largo del post te irás dando cuenta de que el concepto “placas de diseño” no está puesto al azar. Hay detalles que son los encargados de marcar la diferencia. Por ejemplo, el control inteligente de las pantallas TFT que equipan algunas de sus placas y que controlan todos los parámetros de potencia y tiempo.

Son placas que están diseñadas al milímetro: gracias a los 48 inductores que hay bajo el cristal puedes presumir de mover los recipientes al punto que quieras de la placa. Solo se encienden cuando reciben el contacto del recipiente, así que -imagina- en caso de percibir uno del tamaño total de la placa, tendrías en ese momento un quemador del tamaño de sus dimensiones totales.

Diseño vanguardista

En el mercado actual hay algunos electrodomésticos que no son inteligentes, pero que tienen prestaciones de tan alto nivel que podrían recibir ese calificativo. Las placas de diseño NEFF (las de 90 y 80 cm de ancho, ojo) cuentan con un display TFT con el que parece que estás manejando la pantalla de smartphone en la propia placa.

Me parece interesante incidir en que no son meras pantallas: tiene un tamaño y una resolución que las hace digas de mención. Al incoporar un asistente de recetas, interactuar con el control para terminar cocinando el plato que quieres es muy sencillo e intuitivo.

Un aspecto que no forma parte del diseño exterior pero que nos ha sorprendido, porque no lo equipan todas las marcas es el sensor de cocción. Las placas de inducción NEFF lo incoporan para medir la temperatura de los líquidos que hay dentro de una olla. Así es mucho más sencillo alcanzar o mantener las temperaturas exactas que necesitas para cada plato. Como es inalámbrico lo puedes pegar a la olla que uses en cada momento. Nunca los guisos o el agua de los macarrones se harán con temperaturas más precisas.

Y es que no por ser placas de diseño se tiene que perder por el camino lo más importante: la funcionalidad. Algo tan sencillo como un medidor de temperatura te lo pone muy fácil para conseguir guisos perfectos; por su parte, si lo que necesitas es afinar con la temperatura del aceite también lo puedes conseguir. También la mide y, más importante aún, la mantiene en el valor adecuado para cada plato. Así obtienes una fritura perfecta, evitas que el aceite se queme, se inflame o afecte al material de las sartenes.

Tu cocina a otro nivel

La verdad es que, solo con que te guste un poco la cocina, merece la pena conocer las placas NEFF. Porque tiene muchos de esos pequeños detalles que, al menos, son curiosos. Al medidor de la temperatura de los líquidos se une el bautizado por la marca como el Twist Pad, que con un solo dedo permite controlar todas las zonas de cocción. ¿Quieres limpiar la placa o que los niños no puedan jugar con ella? Solo tienes que retirarlo.

Sencillamente, las placas de diseño te permiten cocinar como nunca lo habías hecho. Gracias a la FlexInducción Plus (o total, que le llaman en otras marcas) puedes usar el tipo de recipientes que quieras y colocarlos donde se te antoje dentro del perímetro de la placa, claro. Un cronómetro se ocupa de que nunca te pases del tiempo que necesita cada receta y con la función ‘Transfer’ de estas placas puedes mover de un sitio a otro cualquier recipiente sin tener que estar preocupado de cambiar constantemente los ajustes.

 

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*