Los mejores electrodomésticos

Por qué comprar una secadora

Por qué tener una secadora

Comprar una secadora es hacerte la vida mucho más fácil. Ahorrarás tiempo (en tender y en planchar) y, para evitar que empecemos a sacar mitos que no tienen sentido, te confirmo desde ya que no estropearás tu ropa. Es más, con lo modelos actuales tus prendas están en las mejores manos. ¿Sabes una cosa más? Con una secadora en casa no hace falta que estés pendiente del tiempo que hará. El sol comenzará a preocuparte un poco menos.

¿Es la secadora uno de los electrodomésticos que más falsos mitos arrastra? No podemos afirmarlo con total seguridad pero estamos casi convencidos de que sí. Al menos, muchos hemos crecido con opiniones sobre secadoras un poco desacertadas. Que no cuidan la ropa, que provoca malos olores. Todas ellas acusaciones sin fundamento. ¿Sabías que te ahorran un 75% del tiempo de tu vida con respecto a un secado tradicional? Si no lo sabías, pero quieres saber más cosas, sigue leyendo.

Que la secadora perjudica la vida útil de tu ropa es algo que todos hemos escuchado en algún momento de nuestras vidas, pero nada más lejos. Las modernas secadoras con bomba de calor secan incluso a temperaturas más bajas que las de propio sol. Y hasta puedes meter las prendas consideradas más delicadas. Sí, la lana también la puedes meter, que para eso existen los programas orientados a prendas de este tipo.

Si has escuchado que tu vecina no mete la ropa en la secadora porque se arruga, te ha pasado lo mismo que a miles de personas. A día de hoy, esta es una creencia que roza el ridiculo. Las secadoras cuentan con el programa “menos plancha” (o como cada marca tenga a bien bautizarlo) y, además, el calor hace todo lo contrario a todo lo que se esperan estos poco creyentes: elimina las arrugas. Si te inclinas por una secadora, le estarás dando la bienvenida a una vida con menos horas de plancha en tu agenda.

Si el dinero o el espacio es un problema para ti, ambos tienen una solución efectiva. Lo primero de todo: ¿quieres una secadora pero no tienes hueco? No hay problema, te puedes hacer perfectamente con una lavasecadora, que te hace el trabajo de dos electrodomésticos ocupando el hueco de uno solo. Y si el consumo es algo que te preocupa, que haces bien, solo tienes que optar por una secadora de categoría A o superior, que existen en el mercado y no es complicado encontrarlas al calor de las grandes marcas.

“Gracias a los ciclos automáticos y sensores de humedad, podrás ahorrar energía y dinero. ¿Sabes cuánto consume una secadora? Si tienes una de nuestras secadoras con bomba de calor, sólo 37 € al año”, aseguran -textualmente- desde electrodomésticos Bosch.

Mejor cuidado para tu ropa

Lo mejor es que si quieres este electrodomésticos y te vuelcas en buscar opiniones sobre secadoras en la red, solo confíes en las expertas. Solo así descubrirás que el mantemiento de uno de estos aparatos no exige grandes esfuerzos. Muchos modelos ya pueden conectarse al desagüe de la cocina para no tener que vaciar los depositos del agua, y con la creación de los condensadores autolimpiantes se ha dado paso a una nueva dimensión de tranquilidad. Estos condensadores se limpian varias veces (ellos solos) durante cada ciclo para reutilizar la humedad que absorben de las prendas de ropa.

Con respecto al máximo cuidado de la ropa, hay muchas más cosas de las que piensas que se pueden meter a secar. Pero si, tienes dudas, desde Balay te recomiendan “consultar siempre la etiqueta” para saberlo. Dentro del elenco de cosas que no deberías meter para evitar la pérdida de la prenda, la marca de Zaragoza te aconseja no hacerlo con estas:

  • Ropa manchada con aceite.
  • Prendas sin lavar.
  • Tejidos no transpirables como la ropa de goma.
  • Tejidos delicados, como seda o cortinas sintéticas.

En cambio, y saltando la sopresa, según uno de los post de su blog, sí que puedes dejar atrás muchos más faltos mitos y meter a secar (o lavar y secar si es que tienes una lavasecadora) las prendas de algodón y lino, la lencería (“puntillas, lycra, seda, satén, terciopelo y todo tipo de ropa interior delicada, siempre que se pueda lavar a máquina”, aclaran) o las prendas sintéticas, aunque en este caso recomiendan expresamente secarlas “en exceso” para evitar la sobreformación de arrugas.

Prenda bonus: ¡los peluches también los puedes meter a secar en la secadora! “Estarán secos y suaves, listos para dormir a su lado esa misma noche”, confirman estas mismas fuentes.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*