Los mejores electrodomésticos

Lavadoras-secadoras: todas las funciones en una

Opiniones sobre lavadoras Siemens

¿Quien ha dicho que la falta de espacio en una casa tenga que ser necesariamente un problema? Actualmente hay soluciones para casi todo.

Tener una casa pequeña no puede ser un problema para contar con los mejores electrodomésticos, y por eso nacieron en su momento aparatos reformulados que cubren todas las necesidades pero saliendo de lo habitual. Los hornos compactos, que en solo 45 cm de alto tienen todas las funciones de un modelo de dimensiones tradicionales, pueden ser un ejemplo perfecto. Con las lavadoras-secadoras se hizo algo parecido pero diferente a la vez: en el mismo tamaño que ocupa una secadora o una lavadora de toda la vida se fusionaron las prestaciones y las ventajas de ambas opciones, pero ocupando el hueco solamente de un solo aparato.

La doble funcionalidad de este electrodoméstico es precisamente su mayor virtud: puedes lavar y secar una cantidad importante de ropa sin necesidad de hacer dos procesos. Eso sí, es importante tener en cuenta que las lavadoras con función secado (en función de la marca) pueden lavar una cantidad concreta de ropa, pero para secar disminuye la cifra. Es decir, por simplificar: pueden lavar hasta siete kilos pero seca únicamente cuatro. Un dato que no se debe pasar por alto a la hora de hacerse con uno de estos modelos, puesto que no se trata de un dato unificado.

Al respecto de este último dato, cada marca es un mundo. Bosch, por ejemplo, tiene en su catálogo uno de los modelos más avanzados a este respecto: el modelo Wash&Dry se ocupa de lavar hasta diez kilos de ropa o de lavar y secar (del tirón) seis kilos. Una cantidad que no muchas marcas pueden ofrecer. “Como lavadora, dispone de todos los programas y funciones con una capacidad de hasta 10 kg de ropa. Como secadora, la función secado permite meter la ropa y, al finalizar el ciclo, tendrás la colada limpia y seca”, revelan en una nota de prensa emitada por Bosch. Y si encima tienes prisa existe un programa para hacerlo en tan solo una hora.

Ahorra espacio en tu hogar

El diseño, la decoración o la cantidad de espacio disponible en una casa son conceptos que cada vez se cuidan más. Si bien hace no mucho tiempo la falta de espacio podía representar un problema para determinar todo lo demás, ahora ya no lo es. Es en este contexto en el que se enmarca otra de las utilidades principales de una lavadora-secadora: cuando la tienes estás ahorrando el espacio que ocuparía uno de ellos. Pero, ojo, no solo el espacio de un electrodoméstico: también el de un tendedero. No todo el mundo cuenta con este complemento en casa, y su ausencia se corrije en muchas ocasiones instalando uno de interior. Y solo aquellos que lo han tenido saben de verdad la cantidad de espacio que ocupa.

Otro punto muy importante es el consumo; las lavadoras-secadoras han mejorado mucho su eficiencia energética, poniendose a la cabeza de la competición con modelos bastante eficientes y calificados como A o superior. Ahora bien, también es cierto que consumen más recursos que una lavadora convencional. ¡Pero! Así no es como se debe analizar el dato. Cuando te digan esto último lo que deberías responder es que siempre consumirá menos que la suma de una lavadora y una secadora por separado.

En los electrodomésticos la mitad no tiene que ser siempre lo mejor: un lavado a carga completa siempre sera mejor que dos a media carga.

¿Y las preocupaciones?

Este electrodoméstico también tiene algunas ventajas indirectas: no tienes que estar mirando continuamente al cielo. Te da exactamente igual que llueva o haga sol. Por lo tanto, la meteorología pasa a un segundo plano y consigues otra ventaja indirecta: puedes poner una colada por la noche, porque no tendrás que estar pensando en tender cuando termine. Si lava y seca, tendrás la ropa preparada a la mañana siguiente esperando para ti.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*