Los mejores electrodomésticos

Lavadora-secadora: la mejor solución

Aunque no sea fácil encontrarlas, de hecho es casi obligatorio acudir a las tiendas online para hacerlo, una lavadora secadora es una magnífica opción para aquellos que tienen problemas de espacio en casa. Se ocupan de hacer dos procesos en solo un electrodoméstico, y además no te tendrás que agachar nunca más para meter la carga.

En aquellas casas en las que el espacio puede ser un problema, lo normal es buscar soluciones. Hay algunos elementos que son irrenunciables para entrar a vivir en una vivienda, entre ellos los electrodomésticos. Para este tipo de problemas -los de espacio- las marcas suelen tener varias soluciones: electrodomésticos compactos, o incluso electrodomésticos con dos funciones. Es el caso de las lavadoras-secadoras, que en un solo ‘cuerpo’ cubren dos necesidades. Y aunque en España sea un tanto desconocidas, ver una lavadora secadora carga superior es algo completamente normal en otros países al otro lado del charco.

La necesidad de tener una lavadora en casa es indiscutible. Nadie imagina tener que hacer la colada como la hacían nuestros abuelos. Pero lo que siempre ha sido más discutible es la presencia de una secadora, que nunca se ha erigido como uno de los electrodomésticos más indispensables. Pero sus ventajas también son indiscutibles:

  • Lo primero de todo, es de ley tirar por tierra algunos mitos injustificados. Las secadoras no maltratan la ropa. De hecho, cuentan con programas específicos para cuidar cada tejido como se merece.
  • Lo mejor de tener una secadora en casa es que no te hace falta estar colgado de la aplicación del tiempo de tu móvil. Te da exactamente igual que salga nublado o un sol reluciente. Las cuerdas de tender pasan a la historia.
  • A todo ello hay que sumar otra ventaja del agrado de muchos: con una secadora te ahorras muchas horas de plancha. La ropa sale prácticamente perfecta. Es más, algunas marcas no han dudado en incorporar la función “menos plancha”, para no dejar lugar a las dudas.

“Las lavadoras secadoras de carga superior incorporan algunos avances como los controles electrónicos, que permiten usarlas con mayor precisión”

Ventajas de tener una lavadora – secadora

En España, si miramos los catálogos de las grandes marcas veremos que solo tienen lavadoras con función secado de carga frontal. Son las más tradicionales a este lado del océano. A todas las ventajas anteriores, hay que añadir que con una lavadora-secadora no tienes que cambiando la ropa de electrodoméstico, y que además te ahorras el espacio que ocupa una de ellos.

El espacio que ocupa es precisamente la ventaja principal de una lavadora secadora de carga superior. En EEUU son una auténtica religión, pero aquí cuesta encontrarlas. De hecho, si estás pensando en tener una tendrás que recurrir a la compra por internet (principalmente). Son unos electrodomésticos realmente compactos, que se pueden colocar prácticamente en cualquier rincón de una casa. El hecho de cargar la ropa por arriba beneficia especialmente a las personas que tienen problemas de movilidad o de espalda, puesto que no necesitas estar agachado para poner la colada. Y, por supuesto, tampoco tienes que hacer la operación de pasar la ropa de la lavadora a la secadora.

Respecto al tamaño y la carga, no tendrás que debatir mucho contigo mismo. Este tipo de electrodomésticos se venden con tamaños bastante estandarizados y cargas de ropa bastante parecidas entre los modelos disponibles. Los tamaños suelen pivotar en los 45 centímetros, mientras que la capacidad de lavado suele estar entre los 6-7 kilos de carga. Hay que tener en cuenta que una lavadora secadora de cargar superior no se ha ideado, en principio, para grandes familias, de ahí que la carga posible sea menor con respecto a las tradicionales lavadoras o secadoras de carga frontal.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*