Marcas

¿Son las lavadoras Beko de fiar?

Beko patrocina al barcelona

La verdad que encontrar opiniones de las lavadoras Beko es un poco complicado en nuestro país. ¿Conocéis a alguien que tenga una lavadora de esta marca en casa? No son las más habituales, aunque en los últimos años la marca ha hecho ingentes esfuerzos para que se reconozcan sus avanzadas funciones y prestaciones.

A pesar de ello (de que no es ampliamente conocida), buscar Beko en Google tiene más resultados de los que esperarías. La marca, que ha llegado a ser uno de los patrocinadores más fuertes del FC Barcelona por detrás de Nike y Qatar Airways, tiene una imagen potentísima en centroeuropa y Turquía. No en España, donde el nivel de desconocimiento del gran público es alto.

Beko tiene raíces turcas. De hecho su gran salto viene de la reindustrialización de este país en los años cincuenta. Su intención de un tiempo a esta parte ha sido clara: posicionarse y competir fuerte en el mercado de gama media. De todos los productos con los que ha entrado con fuerza, los electrodomésticos de gama blanca han sido los más relevantes para el gran público en España. De la gama blanca, como ya sabes, destacan sobre todo las lavadoras o los lavavajillas.

“Beko también comiercializa aparatos de línea marrón bajo el paraguas de la marca Grundig”

A base de fuertes campañas de publicidad en medios online, Beko abre poco a poco un hueco en el corazón de los consumidores españoles, poco acostumbrados a marcas que vienen más allá de los límites de Alemania.

Su gama de lavadoras se renueva constantemente, ofreciendo algunas prestaciones que, al menos, merece la pena conocer.

  • Lo más importante: Beko apuesta por lavadoras eficientes energéticamente. Sus modelos A+++ no son caros y tampoco difíciles de encontrar.
  • Algunas de sus lavadoras tienen unos níveles de ruido imperceptibles.
  • Programas como el Baby Protect le hacen diferenciarse de su competencia con prestaciones que otros no tienen, o no explotan los suficiente.

“En la batalla contra el ruido Beko apuesta por los motores ProSmart Inverter con 10 años de garantía”, aseguraba la revista Hola en un reportaje patrocinado. Además, en dicho reportaje se destacaba otro punto fuerte: el sistema Aquafusion, que evita las perdidas de detergente durante el lavado y ajusta el consumo de agua a lo estrictamente necesario. El tambor de estas lavadoras tiene un diseño bautizado como Aquawave, que propociona un lavado son suaves movimientos para mejorar las prestaciones del mezclado y obtener así mejores resultados en cada colada.

“Ciertamente, el consumo de agua de las lavadoras Beko es excepcional”

¿Qué te ofrece la marca Beko en comparación al resto?

Una lavadora BekoAdemás de sus precios, las lavadoras Beko tienen algunos programas que otros competidores no tienen, aunque les pueden hacer frente con alternativas interesantes. Hablamos de ‘Woollenes’ y ‘Babyprotect+’; el primero de los mencionados cuenta con la certificación Woolmark Apparel Care, que asegura una protección elevadísima de las prendas de lana.

Por su parte, el programa ‘Babyprotect+’ cuenta con la certificación de la British Allergy Foundation, que corrobora su eficiencia en laboratorios independientes. El programa BabyProtect elimina el 99,9% de los alérgenos con los que luchamos en nuestra vida diaria. Una ayuda extra para las personas alérgicas. Está especialmente pensado para proteger la ropa de bebé o de personas especialmente propensas a padecer alergias. Es decir, lavando con este programa se fulminan casi por completo los restos de polen o pelos de mascotas.

En el año 2015, los responsables de Beko se unieron a la fiesta de los controles electrónicos y presentaron una revolución de su gama de lavadoras, incorporando una línea de diseño mucho más moderna y ergonómica. Todas cuentan con un Display LCD Touch Control para facilitar la selección de los programas y el control rutinario de la lavadora. Nosotros lo hemos podido probar y la verdad que incluso los más nóveles en esto de las lavadoras podrían poner a lavar sus camisas solo pulsando un par de botones.

De hecho, las opiniones de los compradores se dirigen en su mayor parte a este aspecto, a la facilidad de uso. “Es muy intuitivo y hasta un niño podria usarlo sin mayor complicacion”, aseguran en una compra verificada de Amazon. También se hace una valoración positiva de los controles LCD: “Me gusta mucho que en el display aparezca el tiempo que falta de lavado y las revoluciones a las que se hará el centrifugado”, asergura una compradora que se hizo con el modelo WCC7502BW0, una lavadora de carga frontal de 7 kilos.

¡Importante! Como todas las marcas del mundo, las lavadoras Beko tienen unos grandes tornillos en la parte trasera para asegurar el transporte. Quítalos si no quieres que acabe centrifugando en el pasillo.

 

También puede interesarte

3 Comentarios

  • Reply
    Magda
    01/05/2018 at 1:02 pm

    Yo tengo una lavadora Beko y le encuentro un problema,la ropa no sale suave.Es como si no cogiera a tiempo el suavizante.La tengo desde hace unos meses.Como está en garantía llamaré al servicio técnico.Pero si no es un gallo de cajetín,me parece que será un gallo del modelo.

  • Reply
    Mikyta
    05/06/2018 at 5:45 pm

    A mi me pasa lo mismo con lo del suavizante… menudo desperdicio!! En mi caso yo no la he comprado (siempre opto por Balay, Lynx… o marcas de alta gama porque son calidad, comodidad y tranquilidad a largo plazo). La Beko está en la casa de alquiler donde vivo ahora, es una Beko EV 5100+Y 1000 r.p.m y NO SE LA RECOMIENDO A NADIE. Es imposible saber en qué punto se le hecha el suavizante, ni el tiempo que queda de lavado… en definitiva, no es nada cómoda ni práctica. Muy descontenta y NUNCA LA RECOMENDARÍA.

  • Reply
    David
    07/08/2018 at 12:58 pm

    Yo no sé qué resultado darán, baratos son, y buena pinta tienen pero lo que si sé es que el servicio técnico es lamentable, he tenido un problema con una vitrocerámica y me mandaron a un tarado, llame para quejarme y poner una reclamación y aún estoy esperando.
    El servicio técnico no le llega a Balay ni a la suela de los zapatos.

  • Deja un comentario

    *