Valoraciones

Electrodomésticos que gastan poco

Ahorrar con los grandes electrodomésticos

Electrodomésticos que gastan poco y ahorrar en casa. Dos conceptos muy relacionados que te ayudan a cumplir objetivos muy bonitos. ¿O es que no es muy bonito pagar menos dinero por tus facturas?

Consumo eficiente el hogar, que bien suena. Y lo mejor de todo es que suena tan bien como sabe, porque en el momento que se inicia el camino por ser más eficientes dentro de casa, los beneficios son tan elevados que nadie se aparta de dicha senda. Se pueden hacer muchas cosas por ser más eficientes. Acciones sencillas como, por ejemplo, elegir siempre electrodomesticos de bajo consumo energetico. Y una vez que los tienes en casa utilizarlos bien, por supuesto.

Si echas la vista atrás, hace unos años elegir electrodomésticos eficientes era una quimera. Pocos eran conscientes de la importancia de esto mismo hace escasamente 10 años. Y la muestra de ello es que no existía la etiqueta energética, ni tampoco indicadores concretos de eficiencia. Te comprabas una lavadora y a rezar para que no consumiera mucho. Eso ahora es radicalmente diferente: “progresivamente van apareciendo nuevas clases más eficientes, A+, A++ y A+++”, aseguran desde la Unión de Consumidores.

Cuando optas por electrodomesticos de bajo consumo energetico sales ganando. Sí, son más caros en el momento de la compra, eso es innegable. Pero que no se te escape este detalle: durante su vida útil, que son los años de más impacto ecológico, el coste de las facturas de un electrodoméstico por debajo de la clase A puedes ser incluso superior a lo que pagaste en el momento de comprarlo.

Cómo ahorrar en el hogar

Lavadoras, secadoras, frigorífico, lavavajillas, etc. Son los nombres de los grandes electrodomésticos que llevan en su frontal -o en lugar bien visible- la etiqueta de consumo energético. No hay excusa para no elegir un modelo de bajo consumo. Bueno, el dinero puede ser una de ellas, pero en esa variable entran de lleno los factores personales que no debemos juzgar.

Importante: no te olvides de los pequeños electrodomésticos. Secadores, batidoras, robots de cocina, etc. Son aliados perfectos para el día a día, pero no llevan etiqueta energética. Presta especial atención a los que necesitan emitir calor para funcionar, ya que suelen funcionar con potencias mayores y, en consecuencia, provocar mayor gasto. Consulta los datos suficientes para determinar que pequeño electrodoméstico es el mejor, y úsalos con cabeza: apaga cuando no lo uses, desenchufa si puedes…

Los grandes electrodomésticos

Grandes marcas, y algunas menos conocidas por el momento, saben que al público le tienen que ofrecer electrodomésticos de bajo consumo energético. No les queda otra: hay datos que apuntan a que más de un 80% de los consumidores se fijan en la etiqueta energética. Y eso es buena señal, porque indica que el mensaje de la eficiencia está calando en la sociedad. Hay muchas maneras de conseguir un ahorro relevante usando los grandes electrodomésticos, tampoco es necesario sacarse un doctorado para culminar este objetivo.

Lavadoras

Lo primero, lo que siempre decimos: los programas cortos no son los que más ahorran. Más cosas que debes tener en cuenta: el prelavado solo se utiliza para la ropa muy sucia. Las coladas rutinarias se lavan con programas rutinarios, es decir, automáticos. Muchas lavadoras ya saben qué tipo de carga estás metiendo dentro. Por cierto, si no te han hablado de las lavadoras con entrada bitérmica, es el momento. Ahorras mucho consumo a costa del agua caliente. (Con la entrada bitérmica no hace falta que la lavadora sea la que caliente el agua, o al menos no tanto).

Secadoras

Cuanta gente se ha resistido durante tantos años a tener una secadora, y cuanta gente arrepentida por ello. No tienes que tender, no tienes que destender, por lo tanto no necesitas tendedor. La ropa la tienes seca y disponible en menos tiempo y el tiempo que vaya a hacer te da exactamente igual.

Pero claro, si te compras una secadora A++, que afortundamente ya existen en el mercado, la tienes que utilizar con cierto criterio. Si está en tu mano, elige una secadora con bomba de calor. Ni te lo pienses. Usan temperaturas más bajas para secar la ropa, y además suelen tener el condensador autolimpiante. Dos características que aumentan la eficiencia de este electrodoméstico.

Lavavajillas

Hace tiempo que los estudios demostraron que lavar a máquina es más eficiente que hacerlo a mano. Se ahorra agua y energía. Y en pleno 2018 decir que se ahorra agua ya es mucho decir. Escoge un modelo con programas variados, y si puede ser uno que sepa detectar automáticamente la carga de la vajilla y pueda actuar en consecuencia. Es decir, saber qué suciedad tiene entre manos y usar solo el agua exacta.

Frigoríficos

No te vengas arriba y compra una nevera que se adapte a tu estilo de vida. Es decir, si vives solo/a, creemos que tu frigorífico ideal nunca será un americano. Ojo, si te lo quieres comprar adelante, pero acabarás consumiendo más de lo necesario. La capacidad debe ir en consonancia al almacenamiento que necesitas. Otros aspectos en los que te puedes fijar y que ayudan al bajo consumo son la iluminación LED o la tecnología NoFrost, que permite a los mortales librarse de la temida capa de escarcha.

Hornos

Que bueno queda un asado. El horno es imprescindible para algunas recetas. Y eso es así. Si vas con prisa, o la receta lo permite, igual puedes tirar del microondas, pero la comida no quedará igual. Elige modelos con programas y funciones variadas. Los hornos Neff, por ejemplo, permiten cocinar hasta cuatro platos a la vez sin transferencia de sabores u olores. Muchos otros tienen programas ECO o sistemas que reparten el horno de forma uniforme.

 

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*