Marcas

Descubrimos a los lavavajillas Balay

Opiniones sobre lavavajillas Balay

Varias cosas que debes saber sobre los electrodomésticos de esta marca. 

Diversos estudios, en España y fuera de nuestro país, hace tiempo que certificaron que lavar los platos con lavavajillas es mucho más eficiente que hacerlo a mano. Las razones son de peso: usando este electrodoméstico apenas se consumen una decena de litros para todos los platos, y además se reduce de manera muy drástica el consumo de energía. Por esta razón, las opiniones sobre un lavavajillas, desde el prisma de conocedor de los electrodomésticos no puede ser mejor. Como es bien sabido por el consumidor, marcas tienes muchas para elegir, pero como aquí hemos venido a opinar, en este artículo toca centrar las miradas en los lavavajillas de la marca Balay.

Balay es una marca que, sin duda, entra por los ojos. Sus campañas de publicidad en los medios de comunicación son afamadas y consiguen el objetivo principal: entrar de lleno en los gustos del consumidor. Sus bandas sonoras se tararean y esa sensación de cercanía que representa la marca hace que aporte mucha fiabilidad al consumidor que anda buscando un nuevo lavavajillas. Lo primero que debes saber es que dentro de su catálogo tienes para elegir lavavajillas de todos los gustos.

¿Qué queremos decir con esto? Que se adaptan a (casi) todas las cocinas por sus tamaños y prestaciones. Lavavajillas de 60 y 45 centímetros, compactos e integrables son las cuatro subgamas que puedes encontrar una vez que te haces con su catálogo.

A partir de ahí, debes decidir qué es lo que necesitas para tu casa. Algunos puntos que no debes olvidar a la hora de comprar un lavavajillas, ya sea Balay o de otra marca son estos:

  • El hueco que tienes disponible en la cocina. Ancho, alto y la profundidad, a ver si una vez comprado resulta que alguna de estas medidas no va a encajar como debería.
  • El número de personas de la vivienda es muy importante. No es lo mismo limpiar platos para uno solo que para una familia. Por ello, ten siempre muy presente la capacidad que necesitas.
  • El estilo que quieres. Los lavavajillas Balay se combinan a la perfección con la cocina. Dispones de su gama blanca y de acero inoxidable. Todo lo necesario si además de lavar los platos quieres un toque de distinción.

Hay mucho que destacar a la hora de hablar sobre los lavavajillas de la marca aragonesa. Cosas como el hecho de poder regular el lavavajillas a tres alturas diferentes para que puedas poner la carga completa que necesitas, dice mucho de la marca. Y dice mucho porque los fabricantes se deben a los consumidores y a sus necesidades reales. Y la realidad es que la gente quiere poner todo de golpe y quiere lavar sus platos y cubiertos junto con otras piezas de menaje más contundentes. No solo dispone de este tipo de prestaciones, ya que muchos modelos cuentan con la denominada tercera bandeja, que desde la marca la entienden como una herramienta perfecta para la colocación de los cubiertos y utensilios de cocina de gran tamaño, liberando de esta manera espacio en las otras cestas para piezas más voluminosas.

En este mismo sentido, en de la comodidad, no se puede negar que Balay destaca. El programa de 1 hora nos tiene particularmente encandilados, porque entendemos que los electrodomésticos deben hacer la vida de las personas más fácil. Este programa es perfecto para usarlo con los platos ‘de rutina’ ya que limpia y seca perfectamente la vajilla en esos 60 minutos, y ya tienes todo el tiempo del mundo disponible para otras cosas. Que no está la vida para gastarla poniendo el lavavajillas.

Además, igual que sucede con las lavadoras, los lavavajillas Balay también cuentan con la función pausa+carga, que -como deja prever el nombre- permite detener el ciclo de lavado (en determinados momentos, no en todos) para meter algo que se te ha olvidado. El típico vaso que se queda solitario en la mesa.

Si eres de los que te gusta irte a la cama y dejar los electrodomésticos funcionando para levantarte con una tarea hecha, puedes optar por el programa nocturno, cuyo nombre también lo indica todo. Se trata de un programa que reduce todo lo posible el sonido y lo hace perfecto para programar el funcionamiento en los horarios de discriminación tarifaria.

Evidentemente no son las únicas funciones que encontrarás el día que te quieras hacer con un lavavajillas Balay. También tendrás otro elenco de prestaciones destacadas como el programa delicado de 40 grados, destinado especialmente para el cuidado de las copas, ya que tiene una fase de secado más larga y utiliza una mayor cantidad de abrillantador.

Eficiencia Balay

La marca aragonesa no tiene reparos, y hace bien, en destacar por encima de muchas cosas el reducido consumo de sus lavavajillas. En un mundo donde los recursos son limitados y las sequías pertinaces, es bueno saber que los lavavajillas de una marca cuentan, por ejemplo, con un programa ECO que optimiza los consumos de energía y de agua.

No solo eres más eficiente lavando tu vajilla, sino que además ahorras en la factura de la luz y del agua. Y si vives solo y te preocupa (o poca gente) y te preocupa no poder poner siempre la carga completa, siempre te quedará la opción de pulsar el botón de media carga, que reduce el tiempo, el agua y la energía hasta en un 20% para que no tengas que renunciar a lavar a máquina.

“Con una clasificación A en eficacia de lavado en todos los lavavajillas, te garantizamos el mínimo consumo”, aseguran desde Balay, que además han conseguido situar en su catálogo dos modelos de calificación energética A+++. “Esto representa un considerable ahorro de energía respecto a la categoría A estándar del mercado, llegando a consumir hasta un 30 % menos”, confirman.

No hay que olvidar que la certificación A+++ es la más elevada que existe en la actualidad. Lo más importante es que recuerdes que, lavando a máquina, consumes apenas unos 9,5 litros de agua para poner toda la vajilla en condiciones. Una cantidad que se triplica lavando a mano. Y aunque en los fregaderos no haya enchufes, sí, también se consume de la red eléctrica.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja un comentario

*