Categoría

Valoraciones

Valoraciones

Secadoras para épocas de invierno

Hoy en día tenemos mucho de casi todo, y nuestro armario es el fiel reflejo de esto. Antiguamente tenían tan solo una vestimenta para entre semana y un traje que reservaban para los domingos. Sin embargo, actualmente, utilizamos ropa diferente cada día y eso hace que tengamos que poner más lavadoras.
Muchas veces, solo por este motivo necesitamos comprar una secadora que nos facilite la tarea del secado, pero en ocasiones, el espacio donde instalarla se convierte en un problema. En estos casos, quizá te sea de ayuda comprar secadoras de carga superior, que al igual que ocurre con las lavadoras de carga superior, son de tamaños más reducidos, sobre todo en cuanto anchura se refiere, y por tanto, es más fácil encontrar un hueco donde instalarlas.

Es cierto que no son las más habituales. Al igual que ocurre también con las lavadoras, estamos mucho más acostumbrados a ver secadoras con un tipo de carga frontal, pero que no hayamos oído hablar de ellas o no tanto como las otras, no significa que no existan.

De hecho, después de leer este post, quizá te convenzas de que una secadora de carga superior es exactamente lo que necesitas para tu casa.

 

¿Carga superior o frontal?

Sin menospreciar en absoluto a las secadoras de carga frontal que evidentemente hacen un papel muy importante en muchos hogares, os diré que las secadoras de carga superior pueden ser la solución perfecta para aquellas casas en las que la falta de espacio se convierte en un inconveniente. Y es que tan solo 20 centímetros pueden marcar una gran diferencia. La diferencia entre poder tener una secadora o no tenerla.

Hay que reconocer que la mayoría de las cocinas en nuestro país, distan mucho de ser tan espaciosas como las que estamos acostumbrados a encontrarnos en los catálogos o revistas, y que en muchas ocasiones hay que hacer auténticas maravillas para encontrar un hueco donde instalar algunos electrodomésticos.

Seguro que a más de uno os ha pasado que os habéis planteado comprar una secadora, y tras medir y calcular el hueco que disponemos para ello, hemos acabado abandonando la idea porque ese hueco era insuficiente.

La gran ventaja de las secadoras de carga frontal es que oscilan entre los 40 y 45 cm de ancho y por tanto, quizá no dispongas del espacio suficiente para instalar una secadora de las que llamamos comúnmente “normales”, o de carga frontal, pero sí tengas suficiente espacio para esos 40 cm que ocupa una secadora de carga superior.

Otra ventaja importante es el tipo de carga. Al introducir la ropa por la parte superior resultan mucho más cómodas que las otras, que tienes que cargarlas agachado y mediante posturas más incómodas. Son perfectas pues también para aquellos que sufren de dolores de espalda o para personas más mayores que tienes ciertas limitaciones en su movilidad.

 

¿Evacuación o condensación?

Pues bien, ahora que ya sabes todas las ventajas de tener una secadora de carga superior, debes decidir si elegir una de evacuación o de condensación.

Si no tienes claros estos conceptos y no diferencias bien unas de otras, te diré que las secadoras de evacuación son las primeras que salieron al mercado y su funcionamiento consiste en tomar el aire del ambiente, calentarlo mediante resistencias eléctricas y posteriormente pasarlo por el bombo donde se encuentra la ropa húmeda, de esta forma la humedad de la ropa se transfiere al aire y, finalmente, expulsan ese aire húmedo al exterior a través de un tubo.
Estas secadoras requieren de una salida de aire al exterior del hogar. Esto se logra a través de una ventana o un orificio destinado para ello.

Por el contrario, las secadoras de condensación toman el aire del exterior por su parte trasera y lo calientan mediante una resistencia eléctrica. Ese aire pasa al tambor donde evapora la humedad del agua y seca la ropa. Al mismo tiempo la secadora toma aire frío del exterior por su parte delantera y cuando el aire caliente y húmedo se cruza con el aire frío, se enfría. De esta manera la humedad se condensa y se convierte en agua.
Esa agua pasa a un depósito que incorpora la secadora, y que hay que vaciar tras cada proceso de secado.

En el mercado vas a encontrar diferentes modelos de secadoras de carga superior, y también diferentes tamaños y medidas, por lo que solo tienes que mirar, comparar y elegir aquella que mejor se adapte a lo que necesitas.

Si quieres saber un poco más acerca de las secadoras de carga superior, sus ventajas y por qué elegirlas, puedes encontrar más información aquí.

Valoraciones

El mejor horno pirolítico

Horno pirolítico Balay con puerta cerrada

¿Necesitas un horno nuevo? ¿Te estás planteando qué modelo es el mejor para ti? ¿Dudas sobre la función pirólisis? Quizá ha llegado el momento de conocer el mejor horno pirolítico y leer sobre otras  opiniones de hornos pirolíticos.
Hay mucho debate respecto a este tema. Todos recordamos al peculiar cocinero Arguiñano anunciando los primeros hornos pirolíticos que salieron al mercado. La palabreja ya nos resultó graciosa y había a quién se le trababa la lengua al intentar pronunciarla, sin embargo, todos entendimos a la perfección en qué consistía. Hornos que se limpian solos. Sin duda una gran ventaja ¿no te parece?

Horno con pirólisis Balay

La tarea de limpiar el horno hay que reconocer que es una tarea tediosa, y nunca vemos el momento de realizarla. Enfundarte los guantes de goma y tener que estar durante un buen rato agachado y respirando productos desinfectantes no es plato de buen gusto, por lo que, si podemos ahorrarnos este latoso proceso, y que sea nuestro horno quien nos haga el trabajo sucio es una gran ventaja de la que podemos aprovecharnos.

Balay, reina de la pirólisis

Y si hablamos de pirólisis, por ende, tenemos que hablar de los hornos pirolíticos Balay, una de las mejores marcas en relación calidad precio de hornos pirolíticos.
Para los que no sepáis muy bien en qué consiste o cómo funciona la pirólisis, os contaré que es un sistema a través del cual, el horno se limpia automáticamente a través del calor, llegando a alcanzar los 500ºC. Lo que se consigue con estas altas temperaturas es que se desintegren los restos de grasa, convirtiéndose en ceniza. De esta manera, una vez finalizado el proceso, solo tienes que pasar un paño húmedo para eliminarla.
Sin duda, es la mejor manera de limpiar cualquier tipo de suciedad que se queda adherida a las paredes del horno.

Y como no puedo hablaros de estos hornos sin recomendaros alguno, os diré que el Horno pirolítico multifunción 3HB584CA0 de Balay, es uno de los modelos que más me gusta. Su diseño en cristal color gris antracita me parece de lo más original y atractivo. Además de ser un horno pirolítico, cuenta con un montón de funciones y su precio es muy económico.

Otra opción muy recomendable, sería el Horno pirolítico multifunción 3HB5888B0. Este modelo es en cristal blanco, lo que aporta mucha luz a la cocina y combina a la perfección con el resto de tus electrodomésticos. Además este modelo incluye termosonda, lo que te será de mucha utilidad si preparas asados con frecuencia.

Como en todo, al poco tiempo de comenzar a venderse los hornos con pirólisis llegó el debate. La gente estaba encantada con esta función y no tener que volver a limpiar su horno de forma manual, pero entonces llegaron los comentarios sobre lo que consumía esta función, y empezaron a generarse las primeras reticencias a comprar hornos pirolíticos.
Para que podáis juzgar por vosotros mismos os pondré los datos sobre la mesa. El coste de utilizar la función pirólisis es de aproximadamente 0,49€ en un hogar que tenga contratados 4KW de potencia.

Teniendo en cuenta que la pirólisis no es algo que utilicemos a diario, y que dependiendo del uso que demos a nuestro horno, lo normal es realizarla aproximadamente cada 3 meses o cada 10 usos, creo que el consumo no es tan elevado como algunos dicen, y si tenemos en cuenta lo que nos ahorra en tiempo y esfuerzo, mucho menos.

Ventajas en tu cocina

Si el hecho en sí de que tu horno se limpie solo, sin ningún esfuerzo por tu parte, no te parece una ventaja suficiente, aún puedo contarte alguna más. Por ejemplo, que puedes programar dicha función para que tu horno se limpie durante la noche, y así por la mañana estará listo para que puedas cocinar sin problemas.

Para limpiar tu horno utilizando la pirólisis tienes que seguir unos sencillos pasos, que no te costarán ningún esfuerzo. En primer lugar tendrás que sacar los raíles y los recipientes y colocar las bandejas en los soportes especiales para la pirólisis, de esta manera, las bandejas quedarán también completamente limpias.
Una vez hayas finalizado con este paso, el siguiente es seleccionar la función Autolimpieza y ajustar el nivel de intensidad de prefieras. Normalmente los hornos pirolíticos Balay cuentan con 3 niveles de potencia: el modo ahorro que dura 60 minutos, el modo estándar que dura 75 minutos o el modo limpieza profunda, cuya duración es de 90 minutos.
Elegir un nivel u otro dependerá del nivel de suciedad de tu horno.

Además de ser una función cómoda y práctica, también es segura, puesto que, a pesar de utilizar temperaturas tan altas, los hornos balay cuentan con puertas frías de cristal reforzado.

Valoraciones

¿Son útiles las lavadoras pequeñas?

Lavadora carga superior Bosch

Cuando el espacio en nuestra cocina se convierte en un hándicap para instalar todos los electrodomésticos que necesitamos, una buena opción es decantarse por las lavadoras pequeñas.
Hay un dicho que mi abuela citaba con bastante frecuencia que dice: “ande o no ande, caballo grande”. Tengo que decir que este refrán puede aplicarse a muchas cosas y quizá en algunas de ellas no le falte razón, pero no siempre es así. Por ejemplo, en el caso de las lavadoras.
Muchas veces caemos en el error al ir a comprar nuestro electrodoméstico, de elegir aquel que más capacidad tiene sin pensar en si realmente necesitamos esa capacidad.

Conozco casos cercanos que entre las opciones que barajaban al comprar su lavadora, acabaron eligiendo una de 10 kg de capacidad, solo por el hecho de poder meter más ropa al tambor, incluso sabiendo que no iban a sacarle partido, puesto que apenas acumulaban ropa sucia en su día a día.

Cesto de ropa suciaEs cierto que no es aconsejable llenar el tambor demasiado, y que antes de meter las prendas como si de un Tetris se tratase, aprovechando hasta el último hueco, es mucho más aconsejable hacer dos coladas. La ropa no se lava correctamente si no existe algo de aire entre las prendas que permita que el agua y el jabón pase por cada una de ellas. Además de que cuando ponemos una carga excesiva en el tambor, éste puede acabar dañado por un peso excesivo. Pero tampoco es aconsejable tener una lavadora con capacidad para 9 o 10 kg y poner cada colada con la mitad de capacidad de la que disponemos.
De esta manera, lo que estamos consiguiendo es un aumento del consumo al no optimizar la carga correctamente.

Entonces, si no necesitas en tu día a día semejante capacidad ¿por qué vas a comprarla?

Capacidad justa y necesaria

Creo que lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar una lavadora es saber cuánto podemos gastarnos. Esto es primordial, para luego no llevarnos sorpresas cuando el vendedor nos diga el precio. Si sabemos nuestro presupuesto aproximado es mucho más fácil saber entre qué modelos podemos elegir.

Pero la segunda cosa que debemos plantearnos es la necesidad de nuestro día a día. Cada hogar y cada familia tiene unas necesidades respecto al lavado diferentes. Y así como existen hogares que generan grandes cantidades de ropa sucia cada día, existen otros en los que la lavadora se pone apenas dos veces a la semana.

Está claro, que estos dos tipos de familia deberían elegir lavadoras diferentes, sobre todo en cuanto a capacidad. Como mencionaba antes, la mejor forma de optimizar el consumo de tu lavadora depende de varios factores, por ejemplo, utilizar la cantidad justa de jabón y detergente, pero también optimizar la carga de la que dispone nuestro electrodoméstico.

Si sabes que pones pocas lavadoras a lo largo de la semana, o que acumulas poca ropa sucia para lavar, no necesitas una lavadora con gran capacidad, sino más bien una que cuente con los programas específicos según el tipo de tejidos que suelas lavar.

El tamaño de la cocina

Otra posibilidad es que el espacio de tu cocina sea limitado. Existen muchos hogares con cocinas reducidas, o puede ser también que, aunque tu cocina no sea especialmente pequeña, no disponga del espacio suficiente para instalar todos los electrodomésticos, y sin embargo no quieras renunciar a ninguno de ellos.
Por ejemplo, hay familias que no instalan un lavavajillas en su cocina, porque si lo hacen, no tienen espacio para colocar la lavadora. Sin embargo, debéis saber que existen electrodomésticos pequeños que podrían solventar este problema.
Una solución perfecta sería por ejemplo elegir una lavadora de carga superior. Estas lavadoras son más estrechas que las lavadoras de carga frontal. Suelen medir unos 40 cm de ancho, y sin embargo cuentan con capacidades de hasta 7 kg, y cuentan con las mismas prestaciones y programas que el resto de las lavadoras.
Dos modelos muy recomendables de este tipo de lavadoras serían la Lavadora de carga superior Indesit F153503 y la Lavadora de carga superior Bosch WOT24257EE

Y ahora que ya hemos resuelto el problema de espacio con la lavadora, os dejo este post en el que encontraréis consejos para optimizar el espacio de vuestra cocina al máximo.

Valoraciones

Las placas de los cocineros

Cocinero utilizando placa de gas

Sin duda uno de los debates que se plantea casi todo el mundo a la hora de cambiar su placa, es si elegir entre vitrocerámica o inducción, pero ¿te has planteado lo que puedes hacer con una vitrocerámica de gas?
Quizá pueda parecer que el uso del gas en la cocina es algo que pertenece al pasado, y estoy seguro de que muchos realmente lo piensan, pero nada más lejos de la realidad. Las cocinas de gas están en pleno auge, sobre todo para aquellos amantes de la buena cocina que disfrutan y dedican parte de su tiempo a preparar y cocinar con mimo sus platos.

Placa de gas en cocina

De hecho, os diré que la vitrocerámica de gas es una de las mayores innovaciones de la cocina moderna. Y es la mejor forma de combinar la elegancia de una vitrocerámica, además de su versatilidad, con el combustible a gas, que es perfecto para quienes además buscan reducir su gasto eléctrico. No nos engañemos, hay muchas maneras de ahorrar en nuestra factura de la luz, pero la energía sigue siendo cara y con una placa de gas conseguiremos, además de apostar por la cocina tradicional y casera, la de siempre, reducir el importe de nuestra factura eléctrica.

¿Sabías que los mejores cocineros nunca han dejado de apostar por este tipo de cocinas? Pues sí, así es. Las cocinas de los restaurantes, donde los chefs preparan sus especialidades, utilizan placas de gas y es que es la mejor forma de controlar la cocción perfecta que requiere cada alimento.

Así que ya lo sabes, si te gusta disfrutar del placer de cocinar y necesitas cambiar tu placa, prueba las placas de gas. Seguro que quedas encantado con los resultados. Y tus invitados también.

Qué marcas tienen las mejores

Y no pienses que te va a costar encontrar un modelo de placa de gas. Si estás pensando que están descatalogados y que vas a tener que mirar en cientos de sitios hasta encontrar una, estás muy equivocado. Como te decía antes, este tipo de placas están en pleno auge, y son muchas las marcas que apuestan por ellas.
De esta forma encontrarás placas de gas de la marca Bosch, también encontrarás en Siemens, AEG, Elextrolux, Neff… y así en un sinfín de ellas. Como ves, elijas la marca que elijas, podrás encontrar fácilmente vitrocerámicas de gas con la que darle un sabor tradicional a tu cocina.

Lo que debes quitar de tu cabeza es la imagen de las placas de gas antiguas, las que usaban nuestras madres o abuelas, puesto que las placas actuales, nada tienen que ver con aquellas. Hoy en día, la superficie de las placas de gas está hecha de cerámica, cristal templado o acero inoxidable, y los soportes suelen ser de hierro fundido esmaltado. Sus diseños son mucho más modernos y adaptados a las necesidades de la cocina actual, y son muy fáciles de limpiar, ya que las parrillas se pueden lavar perfectamente en el lavavajillas.

¿Qué gran ventaja aportan además del menor consumo? Pues por ejemplo, que cuentan con diferentes niveles de potencia para que cada alimento reciba el calor exacto que necesita para su cocción.

Qué modelos recomendamos

Como te decía, en el mercado vas a encontrar gran variedad de este tipo de placas, y en función de lo que estés buscando deberás acudir a una marca u otra.
Te recomiendo que hagas un estudio de mercado sobre las placas de gas: funcionalidades que ofrecen los distintos modelos según la marca o el diseño que ofrecen. Esto último, sobre todo, puede variar mucho de unos modelos a otros. Y aunque en efecto, es primordial que nuestra placa cumpla con las necesidades que tenemos cada uno, también es importante que nos encaje en cuanto a diseño, puesto que es un electrodoméstico que está siempre a la vista.

Por si puede servirte de ayuda, yo te recomendaría estos modelos:

Placa de gas Serie 6 PPQ7A6B90 Bosch. Esta placa tiene un diseño en cristal templado negro que la convierte en una placa muy elegante, además de perfecta para cocinar en casa como un auténtico chef.

Placa de gas iQ500 EC7A5SB90 Siemens. Este modelo está hecho en acero inoxidable si prefieres que vaya acorde con el resto de los electrodomésticos, en el caso de que los tengas en ese color.

Si quieres ampliar un poco más la información acerca de las ventajas de las placas de gas, te recomiendo que leas este post.

Valoraciones

¿Resulta más caro un lavavajillas pequeño?

Lavavajillas de 45 cm con puerta abierta

Tener una cocina pequeña no debe limitarte a la hora de contar con todos los electrodomésticos que cualquier hogar necesita, por ejemplo, un lavavajillas. Este electrodoméstico que hace unos años pocos hogares lo tenían, se ha convertido en imprescindible en el día a día de cualquier familia.
Si es tu caso, y tu cocina tiene unas medidas muy limitadas, te aconsejo que vayas mirando los precios de lavavajillas de 45 cm.

Hoy en día, todas las marcas de electrodomésticos cuentan con soluciones para casi todos los problemas relacionados con el espacio y así como puedes encontrar neveras pequeñas, hornos compactos, o lavadoras de carga superior que son más estrechas, también cuentan con lavavajillas de 45 cm que pueden colocarse en las cocinas más pequeñas. Incluso existen en el mercado modelos pueden colocarse sobre la propia encimera. Son los lavavajillas compactos, que tienen aún unas medidas más reducidas que los lavavajillas de 45 cm.

La diferencia en cuanto a prestaciones de un lavavajillas normal y un lavavajillas de 45 cm no existe. Quiero decir, que dependerá del modelo que elijas y de las funcionalidades que tenga, pero que un lavavajillas pequeño tendrá las mismas funciones o programas que el mismo modelo en tamaño estándar.

Quién usa 45cm
Lavavajillas Siemens con puerta abierta

A veces pensamos que el hecho de que un electrodoméstico tenga unas medidas más reducidas, puede ser un inconveniente en nuestro día a día. Pero nada más lejos de la realidad.

Puede ser que a priori los lavavajillas de 45 cm se relaciones siempre con problemas de espacio, o con personas que viven solas o en pareja, y que no ensucian demasiada vajilla a diario, y por lo tanto creen que un lavavajillas normal se les va a quedar grande.

Y no es que estén equivocados, los lavavajillas pequeños son perfectos para este tipo de hogares en los que viven menos personas y, por tanto, ensucian menos vajilla, pero ello no implica que no pueda usarlo una familia normal. Y cuando digo normal, no quiero hacer ninguna discriminación, me refiero a familias de 3 o 4 miembros, incluso más.

Válido para familias

Si estás leyendo este post, y llegados a este punto crees que acabo de decir un disparate, quizá te estés equivocando. ¿Qué por qué digo esto? pues muy sencillo. Se que hay muchas familias de varios miembros que usan mucha vajilla a diario, entre el desayuno, la comida, la cena… y que acumulan en su lavavajillas cada día un montón de platos, vasos y cubiertos. Y también sé que muchas de estas familias piensan que, aunque su cocina es pequeña y tienen problemas de espacio, un lavavajillas de 45 cm en su caso no es la solución porque se les quedaría pequeño.

Tengo que deciros que muchos os sorprenderíais de la capacidad de los lavavajillas pequeños. Lo más habitual es pensar que dado que sus medidas son más reducidas, su capacidad también se verá mermada en consecuencia. Y en efecto así es, pero no tanto como podéis pensar.

¿Sabéis cuál es la capacidad de un lavavajillas de 60 cm? Pues depende un poco del fabricante y de las marcas, pero lo habitual es que la capacidad de un lavavajillas estándar sea de 14 servicios, incluso en algunos modelos podría llegar hasta 15. ¿Y sabéis cuál es la capacidad de un lavavajillas de 45 cm? Pues estos lavavajillas tienen una capacidad de 12 servicios. Solamente dos menos que los de medida estándar ¿A que no lo esperabas?

Pues ahora que ya conoces este dato, sabrás por qué estos lavavajillas más pequeños también son perfectos para hogares de tamaño medio, puesto que cuentan con las mismas prestaciones y tienen una amplia capacidad a pesar de su reducido tamaño.

En cuanto al precio, evidentemente son más baratos que un lavavajillas de 60 cm, aunque no pienses que la diferencia es enorme. No esperes pagar la mitad por un lavavajillas más pequeño que por uno normal. La elección de uno u otro dependerá entre otras cosas de la disponibilidad de espacio que tengas y de si este te limita a comprar por obligación un lavavajillas de 45 cm o puedes escoger entre los dos tamaños.

Os recomiendo leer este post en el que cuentan de una forma amena y divertida cómo puede un lavavajillas de 45 cm salvarte de un buen apuro.

 

Sin categoría Valoraciones

La diferencia entre lo caro y lo barato

Horno en acero con puerta abierta

Cuando se trata de equipar nuestra cocina es evidente que quizá lo primero que tengamos en cuenta, o lo que antes se nos viene a la cabeza inevitablemente, sea el precio de los electrodomésticos.
No todos tenemos las mismas necesidades ni todos los hogares son iguales. Es evidente que no es lo mismo, o no tiene las mismas necesidades una persona que vive sola, que una familia de 5 miembros. Y por lo tanto, las necesidades en cuanto a funcionalidades y prestaciones de sus electrodomésticos también serán diferentes. De hecho existen multitud de lavadoras, lavavajillas, placas, frigoríficos o campanas extractoras…, el mercado está lleno de marcas de calidad que ofrecen electrodomésticos desde precios asequibles hasta los electrodomésticos inteligentes de última generación con precios más altos, ahi te dejo una buena retahíla de enlaces para que curiosees…

Este aspecto es uno de los que debemos tener en cuenta a la hora de comprarnos por ejemplo un horno. Hay que ser realistas. Si sólo utilizamos nuestro horno para cocinar pizza de vez en cuando, o a lo sumo, un pollo asado una vez al mes, es evidente que no merece la pena elegir un horno exclusivo con las últimas prestaciones en tecnología, porque no vamos a sacarle ningún partido.
Cuando vayas a comprarlo, ten muy en cuenta tus necesidades y no te dejes embelesar por el último horno que ha salido al mercado con funcionalidades que no sabes ni pronunciar. Está claro que tú no lo necesitas.

Pero sin embargo, si en tu casa se utiliza el horno con frecuencia, bien porque sois muchos en casa o porque te encanta cocinar con este electrodoméstico y aprovechar todas las opciones que te brinda en cuanto a guisos y asados, entonces tu elección debe ser otra, ya que seguramente habrá prestaciones que eches en falta con un horno básico y seguramente necesites comprar un modelo más completo y con más funciones.

Horno con función vapor

Calidad vs primer precio

Es evidente, como en todo, que cuánto más equipado esté un horno más elevado será su precio. La calidad tiene un coste y si lo que necesitamos es un horno con la última tecnología o lo más novedoso en el mercado, tendremos que pagar por ello.

Creo que a nadie se le ocurriría ir a comprar un Maserati y pretender pagar el precio de un Seat, con todos mis respetos a la marca, que evidentemente tiene modelos estupendos y muy buenos, pero no con las mismas prestaciones que el primero. Teniendo claro pues lo que necesitamos, nos será mucho más sencillo encontrar el horno ideal para nosotros.

Una de las funcionalidades que yo creo que debería tener cualquier horno, y por la que os aseguro que yo pagaría una gran cantidad sin pensármelo dos veces, es la pirólisis. Yo creo que todos sabemos que un horno con pirólisis significa en resumen que se limpia solo, pero si quieres conocer más acerca de esta funcionalidad tienes más información aquí.

Funcionalidades mínimas

Pero si hablamos de funcionalidades para cocinar, los hornos serie 8 de Bosch por ejemplo son perfectos, puesto que están equipados con las últimas prestaciones y te permiten por ejemplo combinar la cocción tradicional con la cocción al vapor.
Este tipo de cocción es mucho más sana, por lo que, si además, eres un amante de la dieta saludable, estos hornos son una buena opción para ti.
Incluso te diré algo más. Si eres de los que se pasa la mañana de los domingos cocinando para toda la familia y además te encanta hacerlo porque piensas que eres el rey de los asados, no puedes comprar un horno que no tenga termosonda. Otra función que no encontrarás en un horno básico de menor precio.

También es un lujo contar con el asistente de cocinado que incorporan los mejores hornos del mercado. Con él es mucho más fácil cocinar, puesto que el horno se encarga de ajustar de forma automática el modo de calentamiento, la temperatura que necesita para cocinar, e incluso el tiempo de cocción justo para que tus guisos queden perfectos, de esos que se dice que están para chuparse los dedos.

Hasta para los que aman la cocina y les apasiona preparar recetas al horno, pero nunca disponen de tiempo, existen en el mercado hornos con microondas. La ventaja de estos hornos, es que cuentan con las mismas prestaciones de un horno convencional pero cocinan con la rapidez de un microondas.

Como ves, la clave está en saber cuáles son las necesidades de cada uno y lo que queremos encontrar a la hora de comprar nuestro horno. Siempre debemos tener claro que la tecnología tiene un coste, y es evidente que no vamos a encontrar las mismas prestaciones en un horno que nos cueste mil euros que en uno mucho más básico. Lo importante es gastarnos lo que realmente necesitamos.

Valoraciones

El mejor precio para tu cocina

Electrodomésticos de oferta

Cuando se trata de equipar nuestra cocina es evidente que tenemos que realizar un desembolso de dinero importante, sobre todo si se trata de equipar una cocina desde cero y necesitamos comprar todos los electrodomésticos: frigorífico, lavadora, horno… etc.
Tanto si te encuentras en este caso, bien porque has adquirido una vivienda nueva, o vas a reformar tu cocina por completo, como si sólo necesitas cambiar o comprar un nuevo electrodoméstico, debes tener en cuenta varios factores antes de decirte por un modelo en concreto, aunque es lógico que a priori busquemos electrodomésticos de oferta para tratar de ahorrarnos la mayor cantidad de dinero posible.
Es evidente que hoy en día, todos los hogares están muy pendientes de controlar el gasto y por ello siempre buscamos ofertas con las que poder ahorrarnos unos euros que seguramente tendremos que invertir en otra cosa.
Sin embargo, esto no debe hacernos caer en el error de confiar en ciertas “gangas” que a veces pueden acabar resultando más costosas de lo que en un principio parecían.
Debemos buscar siempre el mejor precio, sí, pero no a cualquier precio. Lo que quiero decir es que no hay ningún problema en comprar electrodomésticos de oferta, pero siempre de las marcas de confianza.

¿Qué momento es el mejor para comprar?

Si tienes la necesidad de adquirir un nuevo electrodoméstico hay algunas cosas que debes saber y que no todo el mundo conoce, pero que te pueden ayudar y mucho para conseguir ahorrar dinero en tus compras.
Una de esas cosas es el momento del año en el que es mejor comprar un electrodoméstico.
En principio podemos decir que en el año hay 4 peridos en los que resulta más económico comprar una lavadora, un horno, o cualquier otro electrodoméstico que necesites:

1- Cambio de temporada. Cuando salen al mercado nuevos modelos, los anteriores suelen bajar el precio considerablemente, puesto que muchas personas se decantan siempre por el “último modelo” de lo que sea. Es un buen momento para aprovechar estos descuentos, ya que a veces los nuevos modelos sólo incorporan una nueva función, y por un precio bastante inferior podemos conseguir un buen electrodoméstico

2- Fechas especiales. En fechas señaladas como el Día de la Madre, Navidad, etc. es frecuente encontrar electrodomésticos a muy buenos precios, ya que son fechas en que los modelos suelen renovarse. Es buen momento entonces para salir a comprar tus electrodomésticos y encontrar buenas ofertas.

3- Promociones. Casi el 100% de las tiendas y por tanto también las de electrodomésticos, lanzan de vez en cuando sus propios descuentos para potenciar la venta de determinados productos. Incluso algunas de ellas suelen lanzarlas durante las mismas fechas cada año, por lo que solo tienes que estar al tanto y tener algo de paciencia.

4- El Black Friday. Posiblemente la mejor oportunidad de conseguir tus electrodomésticos a precios realmente buenos. Los descuentos que se ofertan durante el Black Friday no se suelen dar en ninguna otra época del año. Aunque ojo, no compres cualquier cosa solo porque tenga un buen precio. Compra solo marcas de confianza, que te den buenas garantías y un servicio postventa.

Lo barato sale caro

El mejor precio en electrodomesticosTampoco debes confundir ofertas con “gangas” o “chollos” que a primera vista parecen muy buenos pero que a la larga salen mucho más caros de lo que parece. ¿Nunca has oído a tu abuela decir “nadie da duros a cuatro pesetas”?
Pues eso, que desconfíes de productos que se venden a un precio muy inferior a su coste normal.
A veces, puede ocurrir que ese electrodoméstico que estás comprando sea un modelo obsoleto, del que ya no se fabriquen repuestos o esté descatalogado. En ese caso el vendedor debería informarte de ello, puesto que, si no lo hace, luego llegan las sorpresas.
Te vas muy contento a casa con esa lavadora que acabas de comprar a un precio realmente increíble, pero a los pocos meses por algún motivo deja de funcionar. Te pones en contacto con la tienda que te manda un técnico a tu casa y el susto llega cuando ese técnico te dice que se ha estropeado una pieza vital para el funcionamiento, pero que ya no se fabrican.
Otra situación con la que puedes encontrarte es que tras adquirir un electrodoméstico muy barato pero de una marca no conocida y de la que no tienes ninguna referencia, te encuentres ante un servicio técnico pésimo, que no responde correctamente o que en el peor de los casos ni responde.
Por todo ello debes tener especial cuidado y confiar sólo en marcas que sabes que te ofrecen las mejores garantías. Y que además no importa que hayas comprado tu electrodoméstico de oferta, siempre deben ofrecerte los mismos servicios y garantías que otro electrodoméstico de mayor precio.
Después de saber todas estas cosas, seguro que consigues ahorrar dinero en la compra de tus electrodomésticos, pero comprando de forma segura. Recuerda que lo barato sale caro.

Valoraciones

¿Es suficiente una lavadora con 7kg?

Opiniones lavadoras 7 kg

Si quieres la opinión de este blog sobre una lavadora de 7 kg, te diremos que es la carga máxima perfecta para hogares en los que, independientemente del número de personas, se pongan lavadoras estandar. Averiguar qué lavadora comprar para cada persona/familia puede ser un reto interesante, pero si las marcas ponen especial enfásis en sus modelos de 7-9 kg, por algo será. Evidentemente, habrá casos expcepcionales, que pueden requerir una lavadora de 9 kilos (se nos ocurre un militar, por ejemplo, que sus uniformes son múltiples y variados) o una de 6 kg (una persona con necesidades de lavado mínimas, por las razones que sea).

El caso es que una lavadora de 7 kg puede cumplir perfectamente con las funciones encomendadas por el usuario medio. Hay cientos y cientos de ejemplos que así lo corroborán. No obstante, no dejes que solo te influya la capacidad de carga máxima. Hay otras cifras que no deberías perder de vista, independientemente de qué capacidad tenga. Por ejemplo, la velocidad de centrifugado. Ya sabes que cuanto mayor es la velocidad de este proceso, más humedad se elimina de la ropa. Y menos humedad implica menos tiempo en el tendedor, menos tiempo de secadora y menos tiempo de plancha.

Aproximadamente, una lavadora que supere las 800 rpm (o vueltas, como le dicen muchos usuarios) es capaz de ventilarse de un plumazo más de la mitad de la humedad de las prendas. En cambio, solo como comparativa, una lavadora de 600 rpm deja el 80% de la humedad. Por supuesto, este tipo de características tienen una influencia directa en el precio: una de las primeras se irá -casi con toda seguridad- por encima de los 500 euros (aunque dentro de un par de párrafos te vamos a dar sopresas agradables). En cambio, si prefieres quedarte con una lavadora que hace su trabajo (limpia la ropa) pero te deja las prendas poco menos que chorreando, entonces solo tendrás que desembolsar unos 300 euros, según datos de la OCU.

Ideal para toda la familia

La opinión de una lavadora de 7 kg, o de cualquier cosa en general, hay que formarla cuando ya se ha utilizado el electrodoméstico en cuestión, y se tienen datos fiables de la experiencia. Teniendo en cuenta la cantidad de lavadoras de esta capacidad que existen en el mercado, parece que no hay duda de que esta capacidad máxima cumplirá con las expectativas de una familia con las necesidades habituales (ropa normal para lavar o hasta 4 miembros en la familia).

Tal y como te hemos avisado hace unas cuantas líneas, en el tema de los precios una cosa es la teoría y otra bien diferente es la práctica. El caso es que actualmente se pueden encontrar en el mercado buenas lavadoras de 7 kg, con 1200 rpm o incluso más (1400 rpm) por menos de 500€. Y creemos que esto es una fantástica noticia. Por ejemplo, la Bosch WAN24260ES es una lavadora que acumula decenas de buenos comentarios tanto en la web del fabricante como en otras totalmente independientes a él (caso de Media Markt). De entre todas las opiniones sobre esta lavadora se pueden destacar algunos que se repiten:

  • Su excelente relación calidad-precio.
  • Se reseña que es una lavadora “funcional” (imaginamos que se refiere a que no es un modelo inteligente o funciones de las más avanzadas) pero con varios programas que llaman la atención. De hecho, desde Bosch destacan la opción ‘VarioPerfect’, que permiten al usuario lavar un 65% más rápido para los momentos de prisa, o ahorrando hasta un 50% del consumo de agua y luz.
  • Quienes la tienen confirman que se trata de una lavadora muy silenciosa. Que sean los propios clientes los que afirman que esta lavadora de 7 kg es silenciosa corrobora que la marca no engaña al decir que ofrece una “limpieza perfecta para aquellos a los que les gusta la tranquilidad”

Pero, ¡miro en internet y veo muchos más modelos de 500€!

Correcto. Ya hemos confirmado que existir, existen. Y para muestra el botón anterior. El caso es: ¿has comprobado que opinión despierta esa lavadora de 7 kg que te venden por poco más de 200 euros? Ya no solo lo que opinan aquellos que la han comprado en su momento, si no el equipamiento o los pequeños que son los que pueden marcar la diferencia:

  • Porque no es lo mismo una lavadora con display electrónico, que una anclada en el pasado en la que apenas se vislumbra el tiempo de lavado que queda.
  • Los programas de los que dispone también tienen clave. Te puede parecer que del automático se vive, pero con el tiempo te darás cuenta de que necesitas programas para cortinas, camisas e incluso ropa deportiva. Cada programa trata la ropa de una manera (la adecuada para cada caso, claro), así que llegará un punto en el que no querrás lavar la ropa delicada con el AUTO.
  • Pagando un poquito más puedes tener una lavadora de 7 kg de acero inoxidable (olvida el blanco por un tiempo, que ya te toca) o con final diferido, para que te encuentres la colada a la hora que quieras sin depender de que estés o no en casa.

 

Valoraciones

Un horno microondas en tu cocina

Horno de conveccion y microondas

A ti te han hablado de la existencia de un horno microondas de conveccion pero todavía no tienes muy claro si te están hablando del horno de toda la vida o de algo que hace cosas especiales. Lo que vamos a intentar con este post es que nunca más vuelvas a tener esta duda.

Vamos por partes: si te están hablando de un horno de convección NO se refieren (o al menos no deberían) a un horno convencional. Pero hay más todavía: si te están hablando de un horno microondas de convección, están haciendo referencia a un electrodoméstico todavía mejor que el primero de ellos. Es conveniente aclarar que un horno de convección tiene puntos técnicos que lo diferencian en gran medida de los hornos más habituales. Mientras un horno de toda la vida se limita a calentar por resistencias o por gas, los hornos de convección tienen ventiladores que se encargan de distribuir el aire caliente por todo el horno de manera idéntica. Es decir, no encontrarás alimentos más hechos por un lado que por otro. Esta innovación tiene otra ventaja: gracias al calentamiento por convección se pudo introducir en los hornos la función de cocinar varios platos a la vez.

Siguiente aclaración importante: un horno con microondas es algo más que un horno. Tiene unas cuantas peculiaridades que conviene explicar detalladamente para entender de qué estamos hablando:

  • Lo más importante: los hornos con microondas, como más o menos dejan ver el nombre, combinan la potencia de las microondas con todas las ventajas del calentamiento por aire de los hornos tradicionales
  • En sus origenes, los hornos con microondas nacieron con la intención de tener en el espacio de un solo electrodoméstico lo mejor de dos.
  • Es decir, con respecto al punto anterior, una de las grandes razones de ser de los hornos microondas de convección es que miden solo 45 cm de alto, y por lo alto también se les suele conocer como hornos compactos. Con estas medidas, te puedes ahorrar el espacio que ocupa uno de ellos.

Lo bueno de los hornos con microondas es que, por lo tanto, no hace falta aclarar (por normal general) que son hornos microondas de convección, porque estarías hablando de lo mismo. Los hornos microondas son relativamente modernos, y por eso ya nacieron cuando la prestación de los ventiladores de aire caliente no tenía discusión.

Más ventajas de un horno microondas

  • Siempre en función de la marca, esta clase de hornos cuentan con las mismas funciones que sus hermanos mayores. Es decir, cocinar como lo has hecho toda la vida no debería ser un problema. Puedes calentar, gratinar o descongelar rápidamente esa comida que olvidaste sacar el día anterior del congelador.
  • El hecho de contar con microondas mantiene intacta la opción de cocinar rápidamente los platos que quieras. Puedes tener un pollo asado disponible en tan solo 20 minutos, por ejemplo.
  • La capacidad tampoco debería ser un problema. En general los hornos microondas de convección cuentan con capacidad interior de sobra para cocinar lo que quieras. Algunos modelos de Balay, por ejemplo, tienen platos giratorios de 36 cm, lo que permite usar recipientes de este tamaño sin problemas.

Se sube la apuesta: horno con microondas y vapor

Miele, NEFF, Bosch, Siemens o Balay cuentan en sus catálagos el que podría ser catalogado como el horno definitivo: tienen modelos de hornos con microondas y con vapor. Es decir, en el espacio que ocupa un solo electrodoméstico se concentran seis formas de cocinar.

¿Cómo se pueden utilizar?

  1. Como horno de convección para calentar, gratinar, etc. Es decir, para lo de siempre.
  2. Como microondas para explotar únicamente su velocidad.
  3. Como horno de vapor 100%. Cocinar solo con vapor es una de las técnicas culinarias más valoradas y apreciadas porque es la mejor forma de conservar intactas las propiedades de los alimentos, sus texturas y sus sabores.
  4. Combinación de horno + microondas, para conseguir todo lo mencionado anteriormente. Las ventajas del horno de siempre con la velocidad que aportan las microondas.
  5. Combinación de horno + vapor, con el que obtienes el toque definitivo a los asados, con ese toque dorado y crujiente que tanto gusta.
  6. Horno + vapor + microondas: la solución definitiva y un auténtico caramelito para los más amantes de la cocina, combinando absolutamente todo lo bueno dicho hasta ahora. Asados dorados, crujientes, en su punto por dentro y además hechos rápidamente gracias al aporte de microondas. Si los amantes del horno existen, van a querer un modelo de estos casi seguro.
Valoraciones

¿Es rentable una secadora?

Una secadora es rentable

Si hablamos de las tareas domésticas, nadie duda de la utilidad y la rentabildad de una lavadora. Que este electrodoméstico lo puso todo más sencillo se queda fuera de cualquier debate. El caso es que si las secadoras tuvieran sentimientos estarían encantadas de tener la misma concepción que sus hermanas de colada. Ahora que muchos fabricantes de electrodomésticos animan a instalar en columna o en pareja la lavadora y la secadora para ahorrar espacio y explotar todas las cualidades de ambas, es el momento de poner en valor la verdadera rentabilidad de la secadora.

Que comprar la mejor secadora para tu casa requiere cierta inversión económica es obvio. Pero dentro de todas las opciones que te ofrece el mercado, tienes una amplia variedad de catálogo para comprar una secadora sin tener que saltarte a la torera el presupuesto que tenías destinado para ello. No obstante, no te dejes engañar por la secadora más barata que veas en la tienda. Tal y como dicen los gurús del ahorro, para conseguir ahorrar primero hay que gastar. De nada sirve invertir menos dinero en este tipo de compras y tener que renovarla en pocos meses. Estarás gastando bastante más de lo que tenías previsto.

La eficiencia energética es uno de los puntos que determinará realmente si la secadora que quieres comprar es realmente rentable. Y es que para hablar de este asunto hay que volver al punto de partida: la secadora requiere una inversión inicial, pero ese gasto extra en comparación con un modelo más barato no tarda mucho en amortizarse. Una secadora de clase A ahorra hasta un 35% de luz, una etiquetada como A++ puede ahorrar hasta un 51% de lo que vienes gastando, mientras que las secadoras más eficientes (A+++) pueden favorecer un ahorro de hasta un 63% en tus facturas de la luz.

Depende de tu zona

Dejando a un lado el dinero, hay otro concepto que no se mide en euros y que también influye directamente en el concepto de rentabilidad que tenemos de la secadora: el tiempo. “En el mundo moderno el tiempo está cada vez más valorado. Por eso buscamos opciones que nos permitan hacer las tareas de siempre de una forma más rápida y, como mínimo, igual de efectiva”, aseguran desde Balay. La marca aragonesa elaboró en su momento un listado de las ventajas que aporta tener una secadora en casa:

  • No importa el clima. Da exactamente igual que llueva o haga sol. Aunque si hace sol puedes aprovechar alguna vez para secar al aire libre y ahorrar energía. Es por eso que la zona de España en la que vivas tiene más importante de la que parece a simple vista. Para las personas que viven en zonas con más lluvias seguro que tener una secadora les acaba saliendo rentable.
  • Te olvidas de los horarios, porque con las secadoras puedes poner la lavadora a la hora que realmente quieras. Incluso aprovechando mejor los tramos de discriminación horaria. Cuando acabe la colada no debe preocuparte que “no se seque la ropa” porque la secadora elimina por completo ese temor.
  • Una secadora puede salir bastante rentable en otros terminos que igual no habías pensado. Usando los programas “menos plancha” (que cada marca llama de una manera) puedes ahorrar un alto porcentaje del dinero que gastas planchando. Además, la ropa se conserva durante bastante más tiempo de lo que estás acostumbrado, provocando que (en función de tus gustos) tengas que pasar por las tiendas de ropa con menos frecuencia.

Lavadoras con función secado

Estos modelos son el combo completo de la comodidad en el hogar, porque hacen el trabajo de dos electrodomésticos ocupando el espacio de uno solo. Así que los problemas de tamaño ya no son una excusa para tener una secadora en casa, aunque sea en este tipo de versiones. Lo mejor de todo es que puedes lavar, centrifugar y secar varios kilos de ropa (más o menos dependiendo del fabricante) sin parar. Una sola colada sin interrupción, y sin cambios de la lavadora a la secadora, claro.

Muchas de las lavadoras-secadoras que se venden en la actualidad tienen el condensador autolimpiante para ahorrarte esfuerzos y trabajo. Y gracias al propio sistema de condensación se pueden ahorrar hasta 8.000 litros de agua anualmente.