All Posts By

Opinator

Marcas Uso, trucos y consejos

Problemas con lavadoras AEG

Avería en una lavadora

Cualquier electrodoméstico pasa en la actualidad la cantidad de controles de calidad que sean necesarios para garantizar que al usuario le darán el menor número de problemas en casa. Pero ningun aparato es infalible, y más teniendo en cuenta la infinidad de electrodomésticos que se fabrican diariamente. Y por eso existen los servicios técnicos, que son testigos de primer nivel de los problemas más comunes de una lavadora, por ejemplo.

Las lavadoras AEG, por supuesto, no son una excepción. Sufren averías como cualquier marca de primera o segunda fila. Y también terminan generando quejas a su servicio técnico. No hay tantas averías, hay que decir, si lo comparamos con las lavadoras que presumen de menos avances tecnológicos. De hecho, la marca tiene un su web un completo apartado para que los usuarios puedan resolver los problemas más comunes de una lavadora de su catálogo sin tener que llamar desde el primer momento a un técnico especialista.

Qué le pasa a mi lavadora

Espero que nada. Porque a nadie le deseo una avería en los electrodomésticos más importantes de una casa. Sin horno o sin microondas se puede pasar unos días, pero una lavadora o un frigorífico ya son palabras mayores por su trascendencia en el día a día.

Pero a lo que vamos. Cuando una lavadora AEG tiene algún problema técnico se muestra en el control electrónico de la lavadora. Los más habituales son algunos de los siguientes:

  • Error E10: se trata de un problema en la carga del agua. Lo más habitual es revisar que las mangueras están en perfecto estado (no dobladas), que existe presión y que el filtro de entrada no presenta obstrucciones. No es una operación complicada pero requiere su técnica. Sigue los pasos que aparecen en el manual.
  • Error E20: al contrario que en el E10, la lavadora se carga de agua pero no desagua. Paradójicamente, el problema es diferente pero la solución muy parecida; cuando la lavadora no desagua, lo más habitual es una obstrucción en la manguera o en el filtro. Corrobora que esto no sucede, pero ten a mano recipientes para vaciar manualmente el agua que se queda dentro. Y toallas. Creeme que agradecerás este consejo.
  • Error E40: un problema muy básico y fácil solución. La puerta del aparato o bien no está abierta o no está correctamente cerrada. Solo hay que revisarla.
  • Error EH0: hay un problema con la corriente eléctrica y debes esperar a que se estabilice.
  • Error E91: existen un problema de comunicación entre algunos de los componentes eléctrónicos. Muchas veces se soluciona apagando y volviendo a encender.
  • Error EF0: el dispositivo anti inundación de la lavadora AEG se ha puesto en marcha. Mejor llamar al servicio técnico oficial para su intervención.

Quejas al fabricante

Lo bueno de los problemas más comunes de una lavadora es que son precisamente eso, bastante comunes. A veces estos electrodomésticos protagonizan grandes desgracias como un motor quemado, por ejemplo, pero son los menos. Por eso la mayoría de los fabricantes cuentan con algún apartado en su web que enseña a los usuarios a arreglar estas pequeñas averías sin la intervención de un técnico especialista. No es que no quieran ir a tu casa, es que son visitas caras y, en su mayoría, prescindibles. Agradecerás ahorrarte ese dinero.

Además de los problemas más relacionados con el agua, buena parte de los enfados con las marcas provienen por el centrifugado, que o bien no funciona o dura más de lo previsto. Que una lavadora no centrifugue puede deberse algo tan simple como un reparto desigual de la carga en el tambor, pero también al mítico problema de un filtro obstruido. El consejo de AEG es “ajustar manualmente las prendas en la cuba e iniciar de nuevo la fase de centrifugado”. Ante cualquier duda, lo mejor siempre es pedir asistencia.

La lista de posibles fallos es alargada. No quiere decir que los vayas a sufrir, pero conviene conocerlos bien. Por eso, descarga (todos están disponibles en su página) y ten siempre cerca el manual de tu lavadora AEG, puede salvarte de más de una llamada innecesaria. Lo primordial ante una posible avería, tal y como destaca la propia marca, es comprobar en primer lugar que no está reflejada en esta tabla de hipotéticas soluciones. Si no consigues hacerlo por ti mismo/a, no dudes en llamar al servicio técnico. Seguro que es más barato el desplazamiento de un técnico que comprar una nueva lavadora porque, buscando la solución, la has estropeado del todo.

Electrodomésticos Marcas

¿Es mejor LG o Balay?

Opiniones lavadoras LG

Puede parecerlo, pero no pienses que es sencillo encontrar opiniones concretas sobre las diferentes marcas de electrodomésticos que existen. Hay que ir a espacios muy específicos como Amazón (y una vez ahí buscar las opiniones, pero de un aparato en concreto) o las redes sociales. Si la marca en cuestión le echa un par de narices, entonces puedes encontrar en su web un espacio concreto de opiniones. Es el caso de Balay, que lo tiene. Si quieres una de sus lavadoras puedes leer opiniones previas pero si lo que buscas son opiniones sobre lavadoras LG lo tendrás algo más complicado.

El caso es que el título de este post ya nace con unas expectativas complicadas de cumplir. Pero acepto el reto: vosotros lo habéis planteado en los comentarios y yo me encargo de intentar sacar las bondades de cada marca para poder tomar la decisión más fácilmente.

Qué nos ofrece Balay que no tiene LG

Hay muchas razones por las que compraríamos cualquiera de las dos marcas. Pero hemos llegado hasta este post con el objetivo de hablar de elementos verdaderamente diferenciales. Hay uno que para muchos puede ser clave: las lavadoras Balay, en función del modelo que compres, vienen equipadas con dosificación automática del detergente y el suavizante. Vale, puede que tú prefieras manejarla con wifi con ocurre con las LG, pero no te olvides que la dosificación automática sirve para soluciones algunos de los grandes males del lavado moderno:

  • Nos atrevemos a a decir que nadie nunca ha sabido dosificar bien estos dos productos. Puede que tengas nociones básicas pero, al final, siempre se tira del siempre socorrido “mejor que sobre”.
  • Aplicando la regla del “mejor que sobre” lo que estamos haciendo en la mayoría de los casos es generar más espuma de la que puede gestionar la lavadora. Si hay mucha espuma, habrá aclarados adicionales generando mayor gasto de agua y luz.
  • Si dosificas automáticamente ahorras hasta 7.000 litros de agua, según datos de la propia Balay.

Lavadoras de 7 kg: probablemente te voy a romper la cabeza con este argumento, porque esperarías que fuera un punto a favor de LG, pero ahí voy. Tanto en modelos del libre instalación como los totalmente integrables, Balay tiene modelos de esta capacidad. Se trata de una de las más buscadas y que mejor se adapta a las necesidades actuales. Si vives solo, o tu familia no tiene coladas muy especiales, piénsalo bien, ¿cuántas veces en tu vida lavas más de estas cantidades medias?

4 cosas por las que no compraríamos LG

  1. Porque no llevan dosificación automática. Después de dos párrafos extensos alabando esta prestación me parecería irrisorio no destacarlo cuando llega el momento estelar.
  2. Por el precio: en general y subrayo EN GENERAL, las lavadoras LG son más caras que una de Balay en términos comparados. Si hemos venido a poner sobre la mesa argumentos de peso, entiendo que el precio siempre va a ser uno de ellos.
  3. Por la capacidad: sinceramente, dudo que haya muchos hogares, al menos en España, que necesiten una lavadora de 17 kg de capacidad como algunas de las que tiene en cartera LG. Que también las hay de 8 kg, es cierto, pero capar directamente la opción de comprar una lavadora de menor capacidad la entiendo como una remora. Dile a una persona que vive sola en un apartamento que se compre una lavadora de 12 kg de carga máxima, a ver qué te dice.
  4. Por las opiniones: si pretendo elegir un modelo de Balay solo tengo que entrar en este apartado de su propia web para hacerme una idea del terreno en el que me estoy movimiendo. Vale, es cierto, no hay un número de opiniones como para hacer una criba de verdad, pero ya es un detalle para conocer un poco más el producto, sobre todo porque la propia marca, si lo considera oportuno, da una respuesta a la valoración. En cambio, si buscas opiniones sobre lavadoras LG lo tendrás un poco más complicado.
Electrodomésticos Sin categoría

Qué modelos de lavadoras Bosch te gustarán

Opiniones sobre lavadoras Bosch

En un simil futbolistico, hablar de lavadoras Bosch supondría hablar de un “equipo grande”. Lo que está menos claro es qué equipo sería, porque en el terreno de los electrodomésticos hay varias marcas que comparten el título de “grandes”. Para que te hagas una idea de los términos en los que nos estamos moviendo, Bosch tiene 22 lavadoras dentro del ranking de analizadas por la OCU y NINGUNA de ellas baja del 50 sobre 100. Es obvio que tiene modelos de diferentes rangos económicos, pero esto demuestra que las primeras marcas no son ajenas al concepto de relación calidad-precio. El caso es que a ti, que nos estás leyendo, ¿qué opinión te despierta una lavadora Bosch?

Máxima calidad a un buen precio

Si nos queremos mover en el terreno de la objetividad, estos modelos de lavadoras de libre instalación Bosch comparten la misma calificación (68) en el citado análisis de la OCU:

  1. WAT28760ES
  2. WAT24662ES
  3. WAT24491ES
  4. WAT28491ES
  5. WUQ28478ES

Importante: siendo septiembre de 2018, estos cinco modelos siguen a la venta en la web de Bosch, por lo que se puede concluir que el análisis de las mismas sigue vigente.

Sabiendo que todas comparten la misma nota, conviene sacar alguna diferencia entre ellas que vaya un poco más allá de lo meramente estético, un aspecto que además está a la vista de todos los que quisieran comprar una. La lavadora WAT24662ES es la que tiene un menor coste anual con una marca de 107,80 € (según los datos de las mismas fuentes), que ninguna otra consigue alcanzar. Pero vamos, si te gusta cualquier de las otras no tienes nada que temer: ninguna se dispará por encima de los 131 euros de coste anual.

Estamos hablando de lavadoras con una capacidad de 8-9 kilos, suficiente para que la cantidad de ropa pendiente de colada no sea un problema. Teniendo en cuenta las necesidades actuales, es casi imposible que existan muchos hogares en los que necesiten lavar más de 9 kilos de ropa de una sola vez. Aunque podría pasar, claro está. Y quedan más datos reseñables de estas lavadoras: todas las grandes elegidas son A+++, es decir, la máxima calificación energética que se puede obtener. Destacable también que funcionan a 1200 o 1400 rpm (dos a cada velocidad), lo que garantiza que la ropa sale del tambor lo suficientemente seca (por “seco” nos referimos a que no chorrea agua, puesto que una lavadora no tiene la misión de secar).

Tecnología de confianza

Que Bosch es una de las marcas más escogidas por los usuarios en España no es ningún secreto. Y este no es dato baladí, porque habla de que son los propios usuarios los que la seleccionan. Y lo hacen porque en las lavadoras de esta marca se encuentra un perfecto equilibrio (ojo, a nuestro juicio) entre diseño, usabilidad y prestaciones. Un ejemplo perfecto de usabilidad pero sencillez son los display LED Touch que equipan algunos de los modelos mencionados en este mismo artículo. Un uso mucho más sencillo que simplifica la utilización de la lavadora en comparación con los sistemas que se limitan a una ruda con símbolos que, en ocasiones, son muy complicados de entender.

Estas otras dos tecnologías explican también la razón por la que tantos consumidores confían en Bosch:

  • Tambor VarioDrum: que tiene una estructura especial que cuida la ropa más delicada. Este tipo de funciones sirven también para poner de relevancia lo importante que es elegir el programa de la lavadora en función de lo que quieres lavar.
  • Tecnología i-DOS: es una de las pequeñas revoluciones de las lavadoras modernas. Viene a solucionar un problema que se extendía ya por mucho tiempo. Dosificar el detergente y el suavizante es más importante de lo que parece, porque supone ‘pasarse de la raya’ supone gastar más agua y energía. Las lavadoras que cuentan con sistemas de dosificación automática saben analizar la cantidad de ropa y su suciedad para dosificar automáticamente ambos productos.
Electrodomésticos

Qué secadora elegir

La mejor secadora

Razones para comprar una secadora hay tantas como personas en el mundo que quieran hacerse con una. Lo complicado no es llegar a la conclusión de que quieres una, lo realmente espinoso (aunque no tanto, en realidad) es enfrentarse a la decisión de qué secadora elegir. Al respecto de esta última cuestión tenemos buenas y malas noticias. Vamos con ellas:

  1. La mala noticia es que no existe una “mejor secadora del mundo”. Es decir, tendrás que enfrentarse sin remedio al hecho de que hay mucha oferta en el mercado. Marcas blancas, marcas más potentes, diferentes calificaciones energéticas y, por supuesto, una horquilla de precio que te sorprenderá (hay de todos los precios que te imagines).
  2. ¡Pero hay buenas noticias! El sistema de secado de la ropa no te dará muchos dolores de cabeza. En la actualidad hay dos buenos sistemas que copan prácticamente todo el mercado: por bomba de calor y por condensación. De ambos vamos a hablar en las próximas líneas.

¿Te preguntas qué secadora comprar: piensa en la bomba de calor?

Olvida por completo cualquier tipo de mito que hayas escuchado sobre las secadoras. Casi seguro que no tienen nada que ver con los cuentos para no dormir que hayas podido conocer. Una secadora no estropea la ropa (de hecho equipan programas especiales para cuidar cada tipo de tejido) y no consume toda la electricidad que tu vecino ha dicho. Pero hablemos de todo a su tiempo.

Si de algo hay un consenso en el mundo de las secadoras es que las de tecnología de bomba de calor son las más recomendables en el momento actual. En comparación a las secadoras que hubieras conocido hasta este momento, las de bomba de calor secan a temperaturas inferiores (dicen que más frío) consiguiendo, precisamente, mimar un poco más la ropa que hay en el interior. A las ventajas funcionales de una secadora con bomba de calor se une que son A++, una calificación energética que te ayuda a ahorrar en las facturas y que no es fácil alcanzar para las secadoras de condensación.

Pero, ¿y qué hay de las secadoras de condensación? Vamos a dejar que sean unas líneas del blog de Balay los que hablen por mi en este caso: “Las secadoras de condensación tienen programas más rápidos ya que la temperatura de secado es mayor. Su sistema de secado es más sencillo y por lo tanto también son más accesibles en precio”. Queda dicho.

Principales ventajas

Si tuvieramos que destacar una por encima de cualquier otra, no tendríamos dudas: la comodidad. De hecho lo expresaríamos mejor con otras palabras: vivir mucho mejor. Y hay muchas razones que explican la “radicalidad” de nuestra conclusión principal:

  • Librarte del tendedor y las pinzas es una gran noticia. Probablmente no te quitarás el tendedor de casa, pero se quedará para ocasiones muy puntuales.
  • Una nota de comodidad extra para alcanzar la excelencia: con una lavadora que incorpore función secado solo tienes que meter la ropa sucia una vez por la puerta. Cuando la recogas estará limpia y seca.
  • Ya no mirarás tantas veces la app del tiempo. En lo que a ropa se refiere, te dará igual que haga sol o llueva a cantaros. Y además puedes lavar en culquier momento del día porque te aseguras ropa seca en el momento que tú quieras.
  • Plancharás muy poco. Así, con pocas palabras. Porque hay beneficios que se explican por sí solos.
  • La ropa ni huele a humedad, ni sale rota, ni desgastada. Si compras una secadora de una marca de confianza tendrás siempre más seguridad, porque sabes que dispones de los programas necesarios para cuidar todos los tipos de prendas.

Y a ti, ¿qué es lo que más te gusta de tener una secadora en casa?

Valoraciones

¿Es suficiente una lavadora con 7kg?

Opiniones lavadoras 7 kg

Si quieres la opinión de este blog sobre una lavadora de 7 kg, te diremos que es la carga máxima perfecta para hogares en los que, independientemente del número de personas, se pongan lavadoras estandar. Averiguar qué lavadora comprar para cada persona/familia puede ser un reto interesante, pero si las marcas ponen especial enfásis en sus modelos de 7-9 kg, por algo será. Evidentemente, habrá casos expcepcionales, que pueden requerir una lavadora de 9 kilos (se nos ocurre un militar, por ejemplo, que sus uniformes son múltiples y variados) o una de 6 kg (una persona con necesidades de lavado mínimas, por las razones que sea).

El caso es que una lavadora de 7 kg puede cumplir perfectamente con las funciones encomendadas por el usuario medio. Hay cientos y cientos de ejemplos que así lo corroborán. No obstante, no dejes que solo te influya la capacidad de carga máxima. Hay otras cifras que no deberías perder de vista, independientemente de qué capacidad tenga. Por ejemplo, la velocidad de centrifugado. Ya sabes que cuanto mayor es la velocidad de este proceso, más humedad se elimina de la ropa. Y menos humedad implica menos tiempo en el tendedor, menos tiempo de secadora y menos tiempo de plancha.

Aproximadamente, una lavadora que supere las 800 rpm (o vueltas, como le dicen muchos usuarios) es capaz de ventilarse de un plumazo más de la mitad de la humedad de las prendas. En cambio, solo como comparativa, una lavadora de 600 rpm deja el 80% de la humedad. Por supuesto, este tipo de características tienen una influencia directa en el precio: una de las primeras se irá -casi con toda seguridad- por encima de los 500 euros (aunque dentro de un par de párrafos te vamos a dar sopresas agradables). En cambio, si prefieres quedarte con una lavadora que hace su trabajo (limpia la ropa) pero te deja las prendas poco menos que chorreando, entonces solo tendrás que desembolsar unos 300 euros, según datos de la OCU.

Ideal para toda la familia

La opinión de una lavadora de 7 kg, o de cualquier cosa en general, hay que formarla cuando ya se ha utilizado el electrodoméstico en cuestión, y se tienen datos fiables de la experiencia. Teniendo en cuenta la cantidad de lavadoras de esta capacidad que existen en el mercado, parece que no hay duda de que esta capacidad máxima cumplirá con las expectativas de una familia con las necesidades habituales (ropa normal para lavar o hasta 4 miembros en la familia).

Tal y como te hemos avisado hace unas cuantas líneas, en el tema de los precios una cosa es la teoría y otra bien diferente es la práctica. El caso es que actualmente se pueden encontrar en el mercado buenas lavadoras de 7 kg, con 1200 rpm o incluso más (1400 rpm) por menos de 500€. Y creemos que esto es una fantástica noticia. Por ejemplo, la Bosch WAN24260ES es una lavadora que acumula decenas de buenos comentarios tanto en la web del fabricante como en otras totalmente independientes a él (caso de Media Markt). De entre todas las opiniones sobre esta lavadora se pueden destacar algunos que se repiten:

  • Su excelente relación calidad-precio.
  • Se reseña que es una lavadora “funcional” (imaginamos que se refiere a que no es un modelo inteligente o funciones de las más avanzadas) pero con varios programas que llaman la atención. De hecho, desde Bosch destacan la opción ‘VarioPerfect’, que permiten al usuario lavar un 65% más rápido para los momentos de prisa, o ahorrando hasta un 50% del consumo de agua y luz.
  • Quienes la tienen confirman que se trata de una lavadora muy silenciosa. Que sean los propios clientes los que afirman que esta lavadora de 7 kg es silenciosa corrobora que la marca no engaña al decir que ofrece una “limpieza perfecta para aquellos a los que les gusta la tranquilidad”

Pero, ¡miro en internet y veo muchos más modelos de 500€!

Correcto. Ya hemos confirmado que existir, existen. Y para muestra el botón anterior. El caso es: ¿has comprobado que opinión despierta esa lavadora de 7 kg que te venden por poco más de 200 euros? Ya no solo lo que opinan aquellos que la han comprado en su momento, si no el equipamiento o los pequeños que son los que pueden marcar la diferencia:

  • Porque no es lo mismo una lavadora con display electrónico, que una anclada en el pasado en la que apenas se vislumbra el tiempo de lavado que queda.
  • Los programas de los que dispone también tienen clave. Te puede parecer que del automático se vive, pero con el tiempo te darás cuenta de que necesitas programas para cortinas, camisas e incluso ropa deportiva. Cada programa trata la ropa de una manera (la adecuada para cada caso, claro), así que llegará un punto en el que no querrás lavar la ropa delicada con el AUTO.
  • Pagando un poquito más puedes tener una lavadora de 7 kg de acero inoxidable (olvida el blanco por un tiempo, que ya te toca) o con final diferido, para que te encuentres la colada a la hora que quieras sin depender de que estés o no en casa.

 

Los mejores electrodomésticos

Qué tiene que tener tu secadora ideal

Opiniones sobre secadoras de ropa

La compra de una secadora, y de que cualquier electrodoméstico, no es un asunto que deba dejarse en manos del azar. Tiene que ser una compra razonada, en base a tus necesidades y la forma que tienes de usar cada aparato. Y no pierdas de vista otra variable importante de este proceso: lo que dicen los demás acerca de un electrodoméstico sobre el que has puesto tus ojos. Si lo que quieres es una secadora, ¿has pensado en leer opiniones sobre secadoras de ropa en la red?

Solo así descubrirarás la que de verdad va a resolver tus problemas. Y es que en la era del ‘todo online’ se puede encontrar cualquier cosa plasmada en internet. Y las experiencias de uso te aproximan (aunque no siempre en su totalidad, por aquello de las opiniones interesadas), a la que puedes tener tu en casa. El caso es que a una secadora de ropa le puedes pedir muchas cosas, pero si quieres dar con la ideal, con la que siempre te sacará de los apuros, hay varios aspectos a tener en cuenta:

El espacio de la secadora

Lo más común es optar por una secadora de carga frontal, que son las que ocupan 60 cm de ancho. Pero cuidado, aunque no todos los fabricantes las tienen, en el mercado hay opciones de menor tamaño. Si es lo que quieres, tendrás que recurrir a la carga superior, que ocupan bastante menos espacio. Si no es lo que buscas, las secadoras de 60 cm se puede instalar en pareja con la lavadora en forma de columna para ahorrar una cantidad importante de espacio. Cualquier de las grandes marcas punteras del mercado te permiten hacer este tipo de instalación gracias a sencillos accesorios de unión.

Qué recomiendan los usuarios

La capacidad que necesitas

Si lees en la red opiniones sobre secadoras de ropa, en muchos casos te puedes topar con usuarios descontentos que tienen problemas con este aspecto concreto. Lo normal, aunque no obligatorio, claro, es que la capacidad de la secadora sea similar a la de tu lavadora. La explicación es sencilla: no tiene mucho sentido lavar, por ejemplo, hasta 8 kilos de ropa y luego tener una secadora con un tope de 6 kg. Es evidente que nunca vas a poder secar una colada completa con estas diferencias de carga.

Por lo tanto, tu secadora ideal debe tener una capacidad acorde a tus necesidades de lavado. Existen cálculos aproximados a este respecto que habla de que un hogar que seque menos de cuatro veces a la semana se puede arreglar con un modelo de 6 kg, mientras que aquellos que ponen a secar la ropa más de seis veces a la semana sí que necesitarán un modelo de carga máxima. ¡Cuidado! Cuando cargues la secadora no olvides que un buen consejo es no realizar la carga máxima para que la ropa ‘respire’ en el proceso y los resultados sean más efectivos.

Sus programas

Cualquier función o característica de una secadora se tiene que adaptar siempre a la persona, y no al revés. Es decir, en este caso si estás eligiendo la que será tu futura secadora tendrás que asegurarte de que cuenta con programas y funciones verdadaremente útiles para ti. Por ejemplo, si eres de esos que odia la plancha, puedes elegir un modelo de secadora con programas que te dejan la ropa en el punto óptimo de humedad, o incluso que utilizan algo de vapor para que apenas sea necesario utilizarla. ¿Vives con prisa? Entonces lo más oportuno sería revisar opiniones sobre secadoras de ropa que cuentan con programas rápidos, y que en apenas 40 minutos tienen lista la/s prendas que necesitas en un momento determinado. Cada marca los bautiza de una manera, como es normal, pero si -por ejemplo- tu secadora ideal es de la marca Siemens, tendrás que buscar los modelos que tienen el programa Express 40.

Eficiencia energética

Se puede renunciar a vivir sin programas de secado rápido, aunque, las cosas como son, facilitan mucho las tareas diarias. A lo que no se puede renunciar a estas alturas es a tener la secadora más eficiente posible. La mejor secadora debería serlo, sin excusas. “Decantarnos por un modelo eficiente, de bajo consumo y más respetuoso con el medio ambiente, hará que nuestra factura no se dispare”, explican desde electrodomésticos Siemens. A día de hoy, en el terreno de la eficiencia energética hay una tecnología que destaca por encima del resto: las secadoras con bomba de calor. Han conseguido rebajar sustancialmente el consumo energético, situándose en una calificación A++, que puede suponer un consumo de hasta un 50% menos que las secadoras de clase B.

En palabras de Siemens: “Una secadora de clase B consume una media de 521 kw/ año, frente a los 207 kw/ año de una secadora de clase energética A++. Esto supondría un ahorro de más de 0,50 céntimos en cada ciclo. Si contamos 160 ciclos al año, que es la medida habitual, nos sale un ahorro anual de 90 euros al año respecto a una secadora normal”. Y es cuando se pone el dinero por delante todo se entiende mucho mejor.

Valoraciones

Un horno microondas en tu cocina

Horno de conveccion y microondas

A ti te han hablado de la existencia de un horno microondas de conveccion pero todavía no tienes muy claro si te están hablando del horno de toda la vida o de algo que hace cosas especiales. Lo que vamos a intentar con este post es que nunca más vuelvas a tener esta duda.

Vamos por partes: si te están hablando de un horno de convección NO se refieren (o al menos no deberían) a un horno convencional. Pero hay más todavía: si te están hablando de un horno microondas de convección, están haciendo referencia a un electrodoméstico todavía mejor que el primero de ellos. Es conveniente aclarar que un horno de convección tiene puntos técnicos que lo diferencian en gran medida de los hornos más habituales. Mientras un horno de toda la vida se limita a calentar por resistencias o por gas, los hornos de convección tienen ventiladores que se encargan de distribuir el aire caliente por todo el horno de manera idéntica. Es decir, no encontrarás alimentos más hechos por un lado que por otro. Esta innovación tiene otra ventaja: gracias al calentamiento por convección se pudo introducir en los hornos la función de cocinar varios platos a la vez.

Siguiente aclaración importante: un horno con microondas es algo más que un horno. Tiene unas cuantas peculiaridades que conviene explicar detalladamente para entender de qué estamos hablando:

  • Lo más importante: los hornos con microondas, como más o menos dejan ver el nombre, combinan la potencia de las microondas con todas las ventajas del calentamiento por aire de los hornos tradicionales
  • En sus origenes, los hornos con microondas nacieron con la intención de tener en el espacio de un solo electrodoméstico lo mejor de dos.
  • Es decir, con respecto al punto anterior, una de las grandes razones de ser de los hornos microondas de convección es que miden solo 45 cm de alto, y por lo alto también se les suele conocer como hornos compactos. Con estas medidas, te puedes ahorrar el espacio que ocupa uno de ellos.

Lo bueno de los hornos con microondas es que, por lo tanto, no hace falta aclarar (por normal general) que son hornos microondas de convección, porque estarías hablando de lo mismo. Los hornos microondas son relativamente modernos, y por eso ya nacieron cuando la prestación de los ventiladores de aire caliente no tenía discusión.

Más ventajas de un horno microondas

  • Siempre en función de la marca, esta clase de hornos cuentan con las mismas funciones que sus hermanos mayores. Es decir, cocinar como lo has hecho toda la vida no debería ser un problema. Puedes calentar, gratinar o descongelar rápidamente esa comida que olvidaste sacar el día anterior del congelador.
  • El hecho de contar con microondas mantiene intacta la opción de cocinar rápidamente los platos que quieras. Puedes tener un pollo asado disponible en tan solo 20 minutos, por ejemplo.
  • La capacidad tampoco debería ser un problema. En general los hornos microondas de convección cuentan con capacidad interior de sobra para cocinar lo que quieras. Algunos modelos de Balay, por ejemplo, tienen platos giratorios de 36 cm, lo que permite usar recipientes de este tamaño sin problemas.

Se sube la apuesta: horno con microondas y vapor

Miele, NEFF, Bosch, Siemens o Balay cuentan en sus catálagos el que podría ser catalogado como el horno definitivo: tienen modelos de hornos con microondas y con vapor. Es decir, en el espacio que ocupa un solo electrodoméstico se concentran seis formas de cocinar.

¿Cómo se pueden utilizar?

  1. Como horno de convección para calentar, gratinar, etc. Es decir, para lo de siempre.
  2. Como microondas para explotar únicamente su velocidad.
  3. Como horno de vapor 100%. Cocinar solo con vapor es una de las técnicas culinarias más valoradas y apreciadas porque es la mejor forma de conservar intactas las propiedades de los alimentos, sus texturas y sus sabores.
  4. Combinación de horno + microondas, para conseguir todo lo mencionado anteriormente. Las ventajas del horno de siempre con la velocidad que aportan las microondas.
  5. Combinación de horno + vapor, con el que obtienes el toque definitivo a los asados, con ese toque dorado y crujiente que tanto gusta.
  6. Horno + vapor + microondas: la solución definitiva y un auténtico caramelito para los más amantes de la cocina, combinando absolutamente todo lo bueno dicho hasta ahora. Asados dorados, crujientes, en su punto por dentro y además hechos rápidamente gracias al aporte de microondas. Si los amantes del horno existen, van a querer un modelo de estos casi seguro.
Los mejores electrodomésticos

Trucos para un secado de la ropa perfecto

Opiniones sobre secadoras de ropa

Para las zonas húmedas, pero también para los más perezosos con las tareas del hogar, tener una en casa es fundamental. ¿Que opiniones hay sobre secadoras de ropa en la actualidad? ¿Ha cambiado la concepción de las mismas? Pensamos que sí y te explicamos los motivos. De hecho, cuando acabes este artículo seguro que no te sentiras tan mal por comprar una secadora de condensación. Lee y lo entenderás.

Seamos sinceros, una secadora de ropa es el elecrodoméstico preferido para los que odian las tareas del hogar. Evitar ese incómodo momento de darte cuenta de que ha terminado la colada y que toca tender. Y si es invierno y hay que asomar la cabeza a la calle para poner las pinzas, con más razón todavía. Evitar el tendedero es una maravilla, pero tiene muchas más cosas: como el cuidado de la ropa, que es ejemplar. Y hay más cosas buenas, en comparación a otras épocas: ahora puedes elegir una secadora con bomba de calor o comprar una secadora de condensación. Estos últimos modelos a veces quedan demasiados eclipsados por los de bomba de calor, pero su eficiencia y utilidad también es digna de tener en cuenta.

La secadora, por lo tanto, hace un trabajo impagable, pero con un poco de ayuda puede hacerlo todavía mejor. Por ejemplo, si vas a usar la secadora cobra todavía más importancia el centrifugado de la ropa. No es que haya que quitar méritos a la secadora, es que así simplemente se acortan los programas, reduciendo directamente el consumo de energía. Pero los consejos para ahorrar energía no se detienen ahí: si respetas la carga máxima de cada programa, solo tendrás buenas noticias. Y es que no hacerlo supone alargar innecesariamente cualquier programa de secado, y eso implica consumir más electricidad para intentar que toda la ropa salga seca.

En muchas ocasiones, cuando se leen opiniones sobre secadoras de ropa se habla de un consumo excesivo cuando, en realidad (o al menos en algunas ocasiones) el problema real es que no se siguen unas pautas básicas, que no dejan de ser los trucos para un secado perfecto. De ahí que los consejos anteriores, y los que vienen a continuación, cobran especial importancia. ¿Sabías que la secador tiene que estar en una estancia ventilada y con la entrada de aire libre? Es fundamental para el intercambio del propio aire que necesita para funcionar.

Otros consejos básicos directamente relacionados con el consumo:

  • Es necesario retirar periódicamente las pelusas que se acumulan en el filtro de la secadora. Esta operación hay que hacerla después de cada uso, ya que la acumulación provoca un aumento del consumo energético, alargando los tiempos de secado. El procedimiento, en realidad, es muy sencillo: solo hay que extraer el filtro (situado en la puerta) y, en un primer momento, eliminar las que haya en la cavidad evitando que no caigan en la caja; a continuación limpia las dos partes que forman el filtro con agua corriente caliente y vuelve a colocarlo en su sitio.
  • Parece lógico, pero también es necesario que, en caso de no tener conexión a desagüe, vaciar el recipiente del agua condensada.
  • Si tienes una secadora con condensador autolimpiante no hará falta que te preocupes por las pelusas que van a parar ahí. Se limpian solo durante el ciclo de secado usando para ello el agua condensada que se genera.

Así deberías preparar la colada

Igual que sucede con la lavadora, la forma de organizar la ropa para secarla es realmente importante. Lo primero y primordial es retirar de los bolsillos cualquier tipo de objeto que haya dentro. Y a continuación seguir los siguientes consejos:

  1. Cierra cremalleras, abotona camisas y abrocha corchetes.
  2. Las prendas muy pequeñas las puedes secar con otras de mayor tamaño. Por ejemplo, los calcetines con toallas de ducha.
  3. Las prendas sintéticas no deberías secarlas en exceso, ya que tienen a generar muchas arrugas. Y muchas arrugas es sinónimo de tener que abusar de la plancha.
  4. La mayoría de los (buenos) modelos que hay en el mercado vienen equipados con ciclos especiales que inyectan vapor y evita la formación de arrugas excesivas.
  5. Cuidado con las prendas que pueden encoger en un primer secado. Si piensas que esto puede suceder, opta por un un programa para ropa delicada. Para no sufrir un imprevisto de este tipo, lo mejor es fijarse en las etiquetas de la ropa.
  6. Evitar los lios de ropa para un secado óptimo. Es decir, coloca la ropa a conciencia, no la metas en la secadora tal como sale de la lavadora.
  7. No mezcles tipos de prendas que necesitan diferentes intensidades de secado. Por ejemplo, si mezclas prendas finas con otras que tengan varias capas necesitarán dos tipo de secado, y al final habrá uno de los tipos que saldrá perdiendo.

“Es recomendable dividir la ropa según su peso: las prendas más livianas se secan más rápido y las pesadas tardan más” (OCU)

Marcas

Lo que debes tener en cuenta para comprar el mejor horno

Cuál es el mejor horno

¿El mejor horno pirolítico es lo que necesitas para tu casa?, ¿o prefieres uno de vapor? Elegir un horno no es complicado, pero hay que tener en cuenta una serie de cuestiones para hacer la elección.

El horno es un electrodomésticos que te ayuda, como pocos lo hacen, a cocinar unos platos espectaculares. Y eso que tiene competencia: las placas de inducción o los microondas más modernos, que están preparados para algo más que para recalentar la comida cuando tienes prisa. Nunca se sabe cuándo llegará el momento de elegir un electrodoméstico nuevo, así que nunca está de más saber cómo elegir el mejor horno para tu casa.

El día que llegue ese temido momento, el de elegir un nuevo horno, seguro que acudes rápidamente a buscar en Google alguna comparativa de hornos e información sobre las mejores marcas. Es normal, ya hemos quedado en las primeras líneas de este artículo que no te ibas a conformar con cualquiera, y solo te quedarías con lo más de lo más. Así que, sin muchos más rodeos, llega el momento de saber qué tendríamos nosotros en cuenta a la hora de hacer la elección correspondiente.

El exterior de tu futuro horno

No vamos caer en las típicas bromas con el tamaño, pero lo cierto es que es un aspecto muy relevante. Porque en la actualidad no solo puedes decantarte por un horno del tamaño más tradicional, es decir, los de 60 cm, sino que ahora puedes escoger verdaderas maravillas de hornos compactos, que esconden en solo 45 cm de altura la mayor parte de las prestaciones de sus hermanos mayores y muchos de los extras que te esperas, de los que seguro vamos a charlar mientras avanza el artículo. Lo importante es que seas consciente, querido lector, de que un horno compacto puede ser una gran idea para cualquier cocina:

  • Suelen venir equipados con microondas, ya que en sus origenes nacieron como una posible solución para todos aquellos que no tenían espacio en la cocina para estos dos electrodomésticos.
  • No contentos con eso, hay algunos modelos 3 en 1: horno tradicional, microondas y vapor. Balay, por ejemplo, tiene uno de estos modelos en catálogo. Por cierto, un catálogo que en 2018 vivió una revolución absoluta en la gama de hornos, con auténticas maravillas para elegir en cristal, acero, etc. ¡Y con el aterrizaje de la termosonda!
  • Que no te despiste el tamaño, que puede ocurrir. En 45 cm de alto puedes cocinar platos del tamaño que quieras. O al menos de los que has cocinado hasta hoy sin ningún problema.

En este interesante camino de la elección de un nuevo horno ten en cuenta de que el concepto de horno convencional ha cambiado mucho. Siguen existiendo, pero son hornos muy básicos, destinados exclusivamente a personas que no lo utilizan demasiado, que hornean muy poco y que no quieren grandes creaciones. Ahora, lo mínimo es tener un horno multifunción en casa, que van mucho más allá de calentar la comida con el aire y las resistencias. De hecho, ahora existen muchos modelos capaces de cocinar a varios niveles sin que se crucen los olores.

Hornos de vapor

Las mejores marcas de hornos saben que a los auténticos amantes de la cocina con este electrodoméstico le tienen que ofrecer algo más que un horno multifunción ‘normalito’. Una buena alternativa son los hornos microondas, pero en versión de 60 cm también puedes equipar tu cocina con un horno de vapor, que representa una de las técnicas culinarias de referencia por el acabado de los alimentos, y porque permite conservar en perfecto estado tanto el sabor como las propiedades de los mismos. El vapor le sienta muy bien a muchos, pero especialmente a las verduras. ¿El mejor horno para ti es uno con vapor? Pues ten en cuenta durante el proceso de elección que hay hornos 100% vapor y hornos con aporte de vapor, que solo lo utilizan en momentos puntuales de la cocción para dar el toque maestro a cada plato.

Después de cocinar, llega la limpieza del horno

Puede que, para muchos, el mejor horno sea pirolítico.  Son una buena opción si quieres equipar tu cocina con uno de estos electrodomésticos de gama alta, aunque no es tan importante la gama, sino la comodidad que supone tener en casa un horno que se limpia automáticamente. NEFF es otra referencia en hornos, sin perder de vista los pirolíticos de Balay o Bosch. Son todo marcas conocidas, pero, ojo, que no son las únicas. Insistimos: antes de hacer la elección debes sondear el mercado para ver, dentro de tus necesidades, qué necesitas.

¿El mejor horno pirolítico es el mejor horno para ti? ¡Una reflexión imprescindible para la compra!

Pero nos detenemos un momento en la pirólisis, que es uno de los mejores inventos que se ha hecho en tecnología de los electrodomésticos en mucho tiempo. Este sistema (no es una función del horno) es simple y maravillosa a la vez: limpia automáticamente el horno. Lo lleva a 500 grados de temperatura, chamuscando los restos biológicos y de comida que quedan. Estos últimos se convierten en ceniza, y así cuando acaba el programa correspondiente solo tienes que retirar las cenizas con un trapo.

¿Con qué tipo de horno te quedarías tú?

Sin categoría

Cómo limpiar un frigo con vinilo

vinilos para neveras

¿Se pueden quitar?

Hola a todos. Los vinilos para frigoríficos es la opción más barata para cambiar la imagen a nuestra nevera vieja. Están elaborados con un material de plástico que permite su limpieza de forma fácil. También podemos quitar el vinilo del frigorífico de forma sencilla para colocar uno nuevo, con otro diseño que nos encaje más a nuestros gustos y le proporcione una imagen nueva a nuestra cocina.

Continue Reading